Suscriptor digital

Entre la tradición y los clásicos que no son clásicos

Fuente: Archivo
Entre los 15 juegos habrá duelos con historia y otros empujados por la necesidad, como Defensa y Justicia-Arsenal, que chocarán hoy
Francisco Schiavo
(0)
10 de septiembre de 2015  • 23:29

Acaso lo más chocante de la "fecha de los clásicos" sea justo eso: la generalización en el nombre. La AFA trató de lucirse con un día cautivante en el fixture, pero quedó a mitad de camino porque el intento emparentó a los que se juegan el honor, pero también a varios clubes, en el mejor de los casos, sin tanta rivalidad. Así, entremezclados con los tradicionales, en el 24° escalón del Torneo de Primera División, aparecen otros encuentros que no son más que una marca de agua en el calendario.

No hay que descifrar lo que River y Boca movilizan. Tampoco la bohemia de San Lorenzo y Huracán . Ni qué decir de Independiente vs. Racing , separados apenas por un par de veredas. O el sentimiento que se extiende por la avenida Hipólito Yrigoyen con Lanús y Banfield . Se sabe: La Plata brama con Estudiantes y Gimnasia ; para bien y mal, Rosario late con Central y Newell’s , y Santa Fe se despereza con Colón y Unión . Eso sí, la otra parte dice que la "fecha de los clásicos" se abrirá hoy, a las 21.10, con Defensa y Justicia vs. Arsenal . Justo en el día inaugural empieza a explicarse esta peculiar jornada en la que el principal inconveniente para los emparejamientos son, justamente, las ausencias. Ahí empiezan a mezclarse las cosas y surge el descarte.

Arsenal, club de los Grondona, el tercer equipo de Avellaneda, siempre se miró de reojo con El Porvenir, cuya crisis lo llevó sin escalas a la Primera D. Entonces, a la AFA no se le ocurrió nada mejor que cruzarlo con Defensa y Justicia, con el que no tienen nada más en común que los tiempos en el ascenso. "Nos pusieron con Defensa porque no queda otra. Es un partido como cualquier otro", resume Federico Milo, de Arsenal. Es más, por la cercanía geográfica, los de Florencio Varela quisieron compararse con Quilmes , que a su vez se medirá con Temperley . En estos dos últimos casos, los adversarios más tradicionales están en otras categorías del ascenso: Argentino de Quilmes y Los Andes.

Acá conviene hacer la salvedad de que los clásicos sin tanta raíz fueron mutando con el paso de las generaciones, con las conquistas de unos y otros, y, sobre todo, con el tiempo que algunos llevan sin jugarse.

La única rivalidad que podría encontrarse entre Aldosivi y Crucero del Norte sería la de la belleza natural. Un verdadero clásico sería la playa y el mar vs. las Cataratas. En Mar del Plata parecen lejanos los enfrentamientos con Alvarado; el último data de 1997. Ése es el verdadero mano a mano de Aldosivi. Si de Misiones se trata, Crucero del Norte quedaría cara a cara con Guaraní Antonio Franco. "Es especial porque no jugamos la permanencia. Sólo por eso", describió Pablo Campodónico, de Aldosivi.

Otras fronteras se cruzan en el día insignia del fútbol. De Santa Fe a Córdoba, con Atlético de Rafaela vs. Belgrano , que extraña las tardes frente a Talleres, hoy en el sufrido Torneo Federal A. Todo el fútbol de primera añora el clásico cordobés: la última pulseada se disputó en 2002, cuando Talleres derrotó a Belgrano por 3-1. El duelo directo de Atlético es 9 de Julio, una institución de 111 años que por ahora no puede escapar del Torneo Federal B.

Hay mucho más. Desde la AFA sugirieron que Nueva Chicago y Vélez no se enfrentarán por una cuestión de seguridad, pero ese encuentro tiene mucha más historia que los que a cada uno le deparó el fixture. A estas alturas cabe preguntarse cómo no puede organizarse esta vez y sí se pudo la fecha pasada, cuando Vélez venció por 3-1. Eso sin contar cotejos mucho más riesgosos, como San Lorenzo-Huracán o River-Boca, por citar dos casos.

El Torito se medirá con Argentinos , cuyo clásico de barrio es All Boys, pese a que el historial en primera no es tan grande: apenas 34 cotejos, con 18 éxitos del Bicho y cuatro victorias de All Boys. Lo de ellos siempre se encerró entre pocas cuadras, aunque los enfrentamientos no necesariamente hayan agregado demasiada pimienta. En los 80, Argentinos también sentía un serio compromiso ante Platense.

Vélez, en tanto, se enfrentará con Tigre , que no puede sacarse de la cabeza el gran partido del Norte, vs. Platense, algo aplacado por el transcurso del tiempo sin enfrentamientos. La última vez que jugaron en primera fue por el Metropolitano 1980 y el Calamar se impuso por 1-0. Si se le pregunta a cualquier hincha racional de Vélez, pese a los últimos chicaneos con San Lorenzo por los títulos internacionales, dirá que el rival es Ferro, con el que no se enfrenta desde 2000 (el Fortín ganó 1-0).

En Cuyo, San Martín (San Juan) y Godoy Cruz (Mendoza) protagonizan un desafío "interprovincial". No podrá negarse la "pica" en una zona limítrofe, pero, en condiciones normales, los equipos lo viven de una manera distinta. A medida que pasan los partidos empieza a encenderse un poco más la chispa, como ocurrió en febrero pasado, cuando los hinchas mendocinos provocaron incidentes y el 1-1 debió empezar con demora y ser detenido por varios minutos cerca del final. En su tierra, San Martín ve como el máximo rival a Juventud Alianza de Santa María (Federal B), mientras que Godoy Cruz se ensaña con Andes Talleres, que en la última temporada estuvo a punto de treparse al Torneo Federal.

Queda otro injerto en el interior de Buenos Aires. Olimpo , al que en Bahía Blanca le sigue el rastro Villa Mitre, será el rival de Sarmiento , que en Junín tiene entre ceja y ceja a Mariano Moreno. No hay un hilo conductor entre los equipos que se enfrentarán mañana.

El fútbol argentino tiene su gran fecha entre intenciones y símbolos bastante distintos. Es un jornada a puros "clásicos" en un campeonato con 30 equipos y una sola rueda. Son, entonces, los únicos partidos que tienen o que tendrán una revancha, ya que algunos ya se produjeron y otros lo harán en alguna de las seis fechas restantes. Tradición para unos. Un día más para otros.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?