El ex verdulero que hizo más goles que Caraglio, Cauteruccio y Tevez

Luna hizo cinco goles en cinco partidos en la presente edición de la Copa Argentina
Luna hizo cinco goles en cinco partidos en la presente edición de la Copa Argentina
Luis Luna, delantero de Vélez de San Ramón, del Torneo Federal A, lidera la tabla de goleadores de la Copa Argentina; de jugar a la pelota entre la siembra de verduras en el campo al placer de hacerlo profesionalmente
Carlos Delfino
(0)
16 de septiembre de 2015  • 11:00

La tarde santiagueña soporta un clima por encima del promedio. El termómetro llega a los 33 grados a la hora de la siesta, mientras los jugadores de Vélez, de San Ramón, trotan alrededor de la cancha. Allí, 12 km al Norte de la capital de la provincia, trabajan por tercera jornada consecutiva en doble turno. Para Luis Luna , uno de los delanteros del equipo de fútbol, son horas especiales: tiene el alta médica para volver a jugar, tras un desgarro en la pierna izquierda, y algunos le comentan por lo bajo que sigue siendo el goleador de la Copa Argentina .

"Es un orgullo verme entre cada monstruo que hay en esa tabla", asegura Luna, casi como si no quisiera convencerse del lugar que ocupa, por delante de todos. O sabiendo que alguno de esos mismos jugadores a los que ve con idolatría puede despojarlo de ese sitial en lo que resta del certamen, que transita los cuartos de final. Sus cinco goles llevaron a El Fortín santiagueño hasta la quinta fase y lo muestran por encima de Milton Caraglio (4), Martín Cauteruccio (3) y Carlos Tevez (2), entre otros.

Luna encontró su lugar
Luna encontró su lugar Crédito: Facebook

"Esta Copa abre puertas. Para muchos del interior brinda la posibilidad de tener la experiencia de jugar contra un equipo grande si se logra avanzar. Nosotros somos un grupo corto, no tenemos el recambio que tienen los de Buenos Aires y estuvimos jugando dos torneos en simultáneo casi con los mismos jugadores, lo que es mucha ventaja", sostiene este hábil diestro, que cumplió 23 años el miércoles pasado.

El otro campeonato es el Federal A , que está en su etapa final. El equipo se ha comprometido a dejar todo para mantener la categoría a la que llegó por primera vez en sus 92 años de historia, a menos de cinco de haberse sumado a los certámenes realizados por el Consejo Federal. Luis ha sido, claro está, protagonista de la mejor parte, tras ser contratado en 2013.

"Me crié en Termas de Río Hondo. Allí jugaba en el equipo del barrio. Antes de llegar a San Ramón estuve en San Jorge, de Tucumán, y dos veces tuve la posibilidad de probarme en equipos de la Ciudad de Buenos Aires. De muy chico me llevaron a Nueva Chicago y no podía quedarme, y hace unos años me invitaron de San Lorenzo, pero no alcanzaba la plata como para hacer el viaje", recuerda Luna, el tercero de seis hermanos que mamá Luisa atendió siempre a tiempo completo, y el único de la familia que se dedicó al deporte hasta aquí.

Me encantaría llegar al Nacional B o a Primera; soy un soñador, pero no se puede pensar más allá de Buenos Aires, que acá se ve como si fuera Disney

Papá Mario es chofer del hospital zonal. En otros tiempos, Luis lo acompañaba a repartir las verduras que cosechaban en el campito de sus abuelos, en las afueras de la ciudad, y que en ocasiones vendían en una feria. Muy lindos recuerdos que tiene presente. Como sus tiempos de ayudante de cocina en un restaurante en Villa Carlos Paz. "Había que ganar algún mango para ayudar a la familia y con el fútbol no alcanzaba. Hasta que apareció el contrato con Vélez, donde el presidente no nos hace faltar nada", diferencia Luna, que tiene dos materias pendientes para recibirse de maestro mayor de obra.

"En algún momento voy a cursar el profesorado de educación física. Fui a una escuela técnica y estaba en el taller de electromecánica", menciona, sobre el futuro que imagina y el pasado a diez cuadras del Río Dulce, aquel que cruza la provincia de Santiago del Estero en diagonal hacia el sureste. La otra técnica, la del delantero rápido y goleador, es innata.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.