La Justicia suspendió por cinco días la actividad en la mina Veladero

La decisión es parte de la investigación por el derrame de cianuro de la empresa minera; denuncian a funcionarios nacionales y a Barrick
Enrique Merenda
(0)
17 de septiembre de 2015  

SAN JUAN.- La actividad en la mina Veladero, en la cordillera sanjuanina, fue suspendida por cinco días por orden del juez de la Segunda Circunscripción Judicial de la provincia, Pablo Oritja. Es la primera decisión que se toma tras de la presentación de dos medidas cautelares realizadas por un vecino del departamento: una para frenar la actividad y la otra para que la empresa provea de agua a los afectados de los departamentos Jáchal e Iglesia.

La Asociación Argentina de Abogados de la Patagonia denunció penalmente al secretario de Ambiente de la Nación, Sergio Lorusso; al secretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral; al subsecretario de Ambiente de San Juan, Domingo Tello; al titular de la Cámara de Minería de San Juan, Santiago Bergé, y a la empresa Barrick Gold.

La presentación quedó radicada en el juzgado federal N° 7, a cargo de Sebastián Casanello. Se denuncia a los funcionarios nacionales y provinciales y a la compañía minera por violación a los artículos 55, 56 y 57 de la ley 20.051, y a los artículos 200/1/2/203 del Código Penal, por la contaminación de las aguas del río Jáchal, producto de una ruptura en el viaducto en que conduce el cianuro a la empresa, y que ha dejado contaminado dicho río y sus afluentes y confluentes que derivan en las provincias de San Luis y Mendoza con la gravedad institucional y poblacional que ello provoca, según informó la asociación de letrados.

En la presentación ante Casanello también se pidió suspender la actividad de la minera, proveer agua potable a los vecinos dentro de los 250 kilómetros de la explotación de veladero, realizar el estudio puntual de las aguas sobre su estado de contaminación y uso, efectuar un estudio epidemiológico de los pobladores lindantes y la pena máxima a los responsables del eventual desastre natural. Además, se requirió la reparación de los daños causados a las personas, a los bienes, y al ambiente en particular.

En San Juan, el juez Oritja tiene el pedido de investigación de militantes ambientales patrocinados por dos abogados de la oposición. El fiscal general de la Corte de Justicia, Eduardo Quattropani, designó a tres fiscales para investigar la situación: Gustavo Manini, de Cámara, y Fabio Guillén y Fabrizio Médici, de primera instancia, subirán esta madrugada a la cordillera sanjuanina.

Preocupación vecinal

Ayer por la mañana, en Jáchal, unas 3000 personas deliberaron sobre las medidas a seguir y reclamaron la difusión de los resultados de los análisis sobre muestras de agua tomadas varios kilómetros aguas abajo del lugar en el cual se produjo el accidente ambiental. También reclamaban la renuncia del ministro de Minería sanjuanino, Felipe Saavedra.

El Concejo Deliberante de Jáchal aprobó por unanimidad la declaración de emergencia ambiental, social, sanitaria, educativa y laboral en todo el departamento. La medida se mantendrá mientras "duren los efectos inmediatos y mediatos del derrame de sustancias químicas en la alta cuenca del río Jáchal", establece el artículo segundo de ordenanza aprobada ayer.

El gobierno provincial pidió a los habitantes de tres localidades iglesianas, El Chinguillo, Angualasto y Malimán, que restrinjan el consumo de agua potable para consumo y para higienizarse. Cristian Andino, presidente de OSSE, la empresa estatal de agua, ratificó a la prensa que "el resto (de las poblaciones) puede tomar agua sin problemas, no hubo contaminación".

Andino afirmó al sitio sanjuan8.com que "el agua para la planta potabilizadora no se toma del río homónimo, sino que desde hace seis años se toma de la cuenca de Huarta de Hauchi. Y en Iglesia es agua subterránea la que alimenta la planta.

Según el jefe de la Policía Minera, Marcelo Ghiglione, tras el percance del domingo, se llegó a un punto máximo de 5 partes de cianuro por millón, pero esa cantidad extrema, ya quedó atrás en las horas posteriores. El hecho fue destacado por el diputado departamental, del Frente para la Victoria, Jorge Espejo. "Hablar de entre 0,03 y 0,07 partes por millón de cianuro es un mínimo vestigio", indicó en Radio Light el especialista que realiza los controles junto con un biólogo oriundo de Jáchal. "No hemos encontrado especímenes de fauna muerta ni de flora que haya sufrido daño", subrayó.

Otro de los puntos frágiles que preocupan al gobierno de José Luis Gioja es que si bien el río Blanco, en el cual detectaron cianuro, no alimenta ninguna planta potabilizadora, esa agua es usada por los habitantes de la localidad de Malimán para regar plantas y dar de beber a sus animales.

Los pobladores de Jáchal agotaron el stock de agua mineral y los comerciantes dicen que los proveedores no cumplieron con reforzar los envíos. Los sectores más carenciados reclaman que se les asegure la provisión de agua potable ante la imposibilidad económica de acceder a ella.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.