Suscriptor digital

Murió Mario Benjamín Menéndez

Fue el gobernador militar de las Islas Malvinas durante la guerra contra los ingleses
(0)
18 de septiembre de 2015  • 19:50

El general retirado Mario Benjamín Menéndez, que fue gobernador de facto de las islas Malvinas durante el conflicto de 1982, falleció hoy. Menéndez, que gobernó las islas desde el desembarco argentino hasta la rendición, tenía 85 años.

Menéndez debió ser internado hace dos semanas por una afección y falleció hoy, informaron fuentes castrenses a DyN.

En 1975, con el rango de coronel del Ejército Argentino, sirvió en la Brigada de Infantería de Monte V y formó parte como jefe de estado mayor operacional en la localidad de Famaillá en el Operativo Independencia.

De este modo, el represor participó de la campaña que el gobierno de María Estela Martínez de Perón emprendió contra los militantes del ERP en la provincia de Tucumán.

Por su participación en ese operativo, Menéndez tuvo que comparecer en 2012 en un juicio por delitos de lesa humanidad.

Quién era Menéndez

Según informó la agencia Télam, Menéndez encabezó en 1951 una fallida intentona golpista contra el presidente constitucional Juan Perón.

Subjefe del primer Cuerpo de Ejercito, fue designado gobernador de las islas australes y jefe del comando conjunto de las tropas desplegadas, donde trazó una estrategia defensiva que fue luego muy criticada por el informe Rattembach, que juzgó el pobre desempeño militar, carente de todo apoyo naval y paulatinamente sin respaldo aéreo.

Esa prosapia castrense fue la carta de presentación que esgrimió el entonces canciller Nicanor Costa Méndez, cuando visitó un mes mas tarde a Fidel Castro para requerirle apoyo diplomático y el líder cubano lo desestructuró al preguntarte si, además de familia militar, era de los generales que peleaban o se rendían.

En las fotos de época se lo ve siempre atildado y peinado a la gomina, munido como otros generales y oficiales de alto rango con un abrigo de duvé, que contrastaba con el inservible equipamiento de los conscriptos movilizados y sumergidos en los "pozos de zorro" inundados.

La historia le asigna también haber disparado la famosa frase "que venga el principito" cuando se supo que el heredero real británico Andrew estaba embarcado junto a la fuerza de tareas comisionada para recuperar las islas.

El siempre lo negó y dijo que era un invento de la inteligencia militar que no podía desmentir y hasta culpó a su jefe, el dictador Leopoldo Galtieri, de no entender lo que ocurría en el escenario bélico.

El 14 de junio del 82, contrariando las órdenes recibidas, firmó el acta de capitulación ante el mayor general Jeremy Moore, por lo cual fue detenido al regreso de la islas.

Tampoco pudo huir del destino de su dinastía, que tuvo otro exponente notable en su primo hermano, el general degradado Luciano Benjamín, apodado "Cachorro" y tres años mayor, hoy con siete condenas a prisión perpetua por los crímenes de lesa humanidad que cometió como comandante del Tercer Cuerpo de Ejército a partir de 1976.

Ya octagenario, en el 2012 Mario Benjamín Menéndez fue detenido brevemente y quedó procesado por su participación en el Operativo Independencia de 1975, durante el cual el ejército montó el primer centro clandestino de detención, La Escuelita, en la falda de los cerro tucumanos, ensayo de la experiencia generalizada un año más tarde.

Agencias DyN y Télam

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?