Los chicos piden renovar los buzos de egresados

Frases originales y apodos que acompañan el número de la división es lo que más se utiliza, pero hay instituciones que ponen sus límites
Sebastián Ríos
(0)
19 de septiembre de 2015  

"Egresados 2015." Por estos días, esa leyenda comienza a tomar la calle en remeras, buzos y camperas de chicos y adolescentes que están prontos a finalizar en diciembre algún ciclo escolar. Sea la secundaria, la primaria o incluso el jardín de infantes, lo cierto es que dejar entrever en la vestimenta que se está transitando los últimos meses o semanas de alguno de esos niveles de enseñanza es, más que una moda, un ingrediente infaltable más del rito del egresado, que ya no se agota en la fiesta ni en el viaje. Hoy ser egresado se viste en buzos con orejitas y frases estampadas como "Game Over", "Ya Fue" o "Se Acabo", o en remeras con apodos deformados por el slang de las redes sociales como "#L@üri", "P@nchi" o "#K-ri".

"Hoy uno da por sentado que los chicos van a tener una remera de egresados. Llega la fecha y hay que organizarlo, es algo que no se cuestiona", afirma María Cavalieri, psicóloga de 45 años y mamá de Juan Francisco Pisano o, según muestra su remera, P@nchi, de 11. Y si bien las prendas de egresados ya son parte de los usos y costumbres, no son pocos los colegios que ponen límites a que el uniforme de sus alumnos sufra cambios muy visibles, así como en algunos casos son los propios padres los que prohíben estampar en la ropa de egresado el nombre por motivos de seguridad.

"En el caso de los colegios privados hay límites. En algunos es necesario aprobar el boceto con los directivos. Hay colores permitidos, las frases no pueden ser agresivas, etcétera -cuenta Pato Maschio, director creativo de LittleBlue, una de las empresas de zona norte más conocidas de las que se dedican a customizar uniformes de egresados-. En el caso de los colegios públicos y en algunos privados que no necesitan aprobación, la cosa es completamente distinta. Mientras más extravagante y original sea el buzo, ¡mejor!"

"Depende de cada colegio y de la política de cada año, ya que lo que se puede hacer y lo que no va cambiando -agrega Cecilia Varano, que se dedica al estampado de remeras de egresados (www.facebook.com/mumisublimacion)-. Hay colegios que ponen límites a los colores; en el Konrad Lorenz de Vicente López, por ejemplo, la remera tiene que ser blanca y las leyendas o dibujos en negro, mientras que en El Huerto, de Olivos, la remera tiene que ser blanca con la estampa en rojo, porque el escudo es rojo."

Cecilia coincide en que los colegios públicos suelen ser los más permisivos. "Si bien los chicos tienen que ir con el delantal, en muchos jardines estatales los chicos entran y salen con el delantal, pero adentro se lo sacan y pueden estar con la remera de egresados", cuenta, y luego aporta un ejemplo de cómo las políticas pueden cambiar de un año al otro: "Ahora, algunos preescolares que antes dejaban estampar 'egresaditos' han comenzado a indicar que en su lugar debe estamparse 'egresados', sin diminutivo."

Están, también, las instituciones que admiten que en preescolar y en el último año del nivel de enseñanza inicial los chicos vistan ropa de egresados -con nombres y apodos estampados en remeras, buzos o camperas-, pero que no dejan que se agregue la palabra "egresados", argumentando que sólo se egresa de la escuela secundaria. Eso es lo que le sucedió el año pasado a Estela (este no es su nombre real), cuando su hijo cursaba séptimo grado en uno de los más tradicionales colegios de Belgrano.

"En el colegio permiten que los chicos en séptimo grado lleven una chomba similar a la del uniforme, pero en vez de blanca, azul, que se compra en el mismo local donde venden los uniformes del colegio, y donde sólo se puede colocar el nombre del chico o su apodo -recuerda Estela-. El problema es que cuando hicimos la remera no sabíamos que no se podía poner la palabra 'egresados', y la hicimos poner... El resultado es que nos la hicieron sacar estando bordada, así que nos pasamos un fin de semana todos los padres sacando las letras una por una."

Límites en el hogar

En otras ocasiones, a veces son los mismos padres los que intervienen para poner límites a aquello que se estampa (o se borda) en las prendas de egresados. "Conozco muchos padres que no han dejado que sus hijos pongan en la remera el nombre o el apodo por cuestiones de seguridad", confirma Estela. "En nuestro caso no tuvimos problema con que apareciera en la remera el apodo o el nombre, ya que son chicos de primaria a los cuales en la mayoría de los casos los llevan y los traen del colegio los padres", comentó por su parte María Cavalieri.

En el colegio de Olivos al que asiste P@nchi, el uso de remera de egresados está autorizado sólo a partir de septiembre y en los días en que los chicos visten el uniforme de educación física. "Dado que el colegio es muy tradicional en estos aspectos, nos indicaron que la remera debía ser de un color parecido al del uniforme -cuenta María-. Nos permitieron colocar el escudo del colegio en el frente y en la espalda, la leyenda "Egresados 2015" junto con el nombre o apodo del chico."

En colegios secundarios privados menos tradicionales, donde las reglas de vestimenta son más laxas en lo que atañe a los futuros egresados, el límite muchas veces lo pone la imaginación del alumno. Es que a diferencia de lo que sucede con los egresados de primario o de preescolar, en el caso de los egresados de la secundaria suelen ser los mismos alumnos los que se organizan y deciden cómo será la vestimenta que habrán de customizar, con mínima o nula intervención de sus padres.

"Los padres no tienen voz ni voto", confirma María, que trabaja como psicóloga en colegios bilingües de zona norte. "Más allá de lo que los colegios dejan hacer, que muchos son bastante permisivos, mientras otros ponen algunas condiciones de color, el buzo lo eligen los chicos. Ellos eligen desde dónde lo van a hacer hasta el modelo, lo que genera grandes peleas en quinto año. En la mayoría de los casos son las chicas las que ganan, porque los varones se agotan", agrega.

Lo que se usa

¿Qué es lo que eligen hoy los adolescentes para vestir en plan de egresados? "Lo que más se está usando actualmente son los buzos y las camperas Full Print; los chicos eligen la imagen o textura que luego estampamos sobre la tela, desde una textura batik, un degradé de colores elegido por ellos mismos hasta una imagen de personajes de cartoons o su videojuego preferido -responde Pato Maschia-. Las chaquetas universitarias 'americanas' siempre van a ser de lo más pedido. La moda actual es combinar mangas estampadas con el cuerpo liso, o viceversa. Las texturas más pedidas son: animal print, camufladas y calaveras mexicanas."

Quizá lo más curioso es que la customización del uniforme no sólo es algo que ocurre por estos días entre quienes se despiden de la escuela, sino que es una vivencia que se ha vuelto indeclinable incluso en el preescolar. A diferencia de lo que ocurre con los egresados del secundario, aquí son las madres (muy pocas veces los padres) las que se encuentran detrás de la organización y logística de la remera de egresadito. Y las discusiones están a la orden del día...

"A mí me llegan filtradas las discusiones, pero suele haber mucho ida y vuelta en la elección del tipo de letra, del color, de la tipografía -cuenta Cecilia-. Muchas veces no saben lo que quieren, y en vez de que los chicos voten se meten las madres a discutir como si las egresadas fueran ellas."

"Cuando Amparo empezó sala de 4 en un jardín nuevo, no pasaron ni dos días que la mamá de una compañerita me vino a informar que estaban juntando plata para la fiesta de egresados, el viaje de egresados y la campera de egresados -recuerda Marisol Antón, de 37 años, mamá de Amparo y de Trinidad-. Amparo estaba todavía en adaptación, faltaba un año para comenzar el preescolar y ya estábamos pensando en cómo iba a ser la campera de egresaditos."

Con egresar no alcanza

Orejitas

Se han convertido en el accesorio preferido para los buzos con capucha

Americanas

Las chaquetas estilo americanas se cuentan dentro de los clásicos

Full Print

Están de moda las camperas con mangas lisas y cuerpo estampado, y viceversa

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.