Suscriptor digital

Ezequiel Ham, entre el dolor, la bronca y el optimismo

El volante de Argentinos está enfocado en recuperarse de la fractura de tibia y peroné lo antes posible; la segunda operación será mañana o el miércoles
Pablo Lisotto
(0)
21 de septiembre de 2015  • 08:22

"Seas del equipo que seas, TEVEZ es TEVEZ, a n i m a l, me saco el sombrero", retuiteó Ezequiel Ham el 5 de mayo de este año, cuando los rumores de un inminente regreso del delantero a Boca sonaban cada día con más fuerza.

Paradojas del destino, cuatro meses y medio después de aquel mensaje, el volante de Argentinos intenta no desanimarse, recostado en una cama de la Clínica Olivos, donde está internado tras la fractura expuesta de tibia y peroné que sufrió anteayer luego de chocar precisamente con el Apache .

No son horas fáciles para la familia Ham, que acompaña a Ezequiel en todo momento. Los rodea la impotencia y la amargura por lo sucedido, que se entremezclan con la incertidumbre por lo que viene, y, a la vez, la ilusión de que todo pase rápido y tenga un final feliz.

En una breve salida de la clínica, los padres del joven volante, de 21 años, se alejan abrazados por la calle Maipú. Se los nota golpeados y prefieren no hacer comentarios públicos, al menos hasta que termine la segunda operación, que sería mañana o el miércoles. En esa intervención, José Artese, médico de Argentinos Juniors, le estabilizará la fractura con un clavo endomedular que va por dentro de la tibia, uno de los huesos fracturados.

Lo que sí se palpa en la puerta de la clínica es un malestar generalizado con los medios de comunicación entre todos quienes rodean a Ham. Sienten que la mayoría optó por proteger a Tevez, y que si la jugada hubiera sido al revés, otro habría sido el trato y la repercusión.

Si bien cada organismo tiene una capacidad de recuperación diferente, todo indica que Ham recién podrá pisar con el pie derecho para Navidad, y podría volver a jugar en seis u ocho meses.

El representante de Tevez, Carlos Rouco, describió, en diálogo con radio Mitre: "Carlos está muy triste y angustiado. Lo quieren hacer quedar como el asesino del pueblo y no como el jugador del pueblo. No podemos festejar sus goles ni su actuación. No tiene antecedentes de agresión ni es un mala leche."

Otro dato no menor: el costo total de la intervención a Ham ronda los 200.000 pesos, un gasto que deberá salir, en un principio, de las arcas de Argentinos Juniors. En ese sentido, Rouco llevó tranquilidad a los responsables de la economía del club de la Paternal: "Le dije a la familia [de Ham] que se quede tranquila porque en lo que necesiten, vamos a estar".

En tanto, el doctor Artese contó que el delantero xeneize ya habló con Ham, a quien visitaría mañana. Y también se comunicaron los médicos de Boca, Jorge Batista y Pablo Ortega, quienes se pusieron a disposición de su colega.

Sobre el estado de ánimo de su paciente, Artese confió a ESPN Radio: "Está mejor. No es un momento fácil, pero tiene un apoyo muy grande ya que está rodeado de sus familiares, compañeros y directivos del club. No queda otra que pasar esta etapa de la mejor manera".

Además, fue optimista con respecto al futuro del futbolista: "Va a volver a ser el jugador de antes. Hoy, con los avances de que dispone la medicina, no tendría que haber problemas. Luego de la segunda operación, el miércoles o jueves, ya va a empezar con la rehabilitación. Empezará a hacer ejercicios, a nadar, así el tiempo se le va a hacer más corto."

Con respecto a la jugada que produjo la lesión de Ham, el médico de Argentinos consideró: "En este caso no se puede hablar de que hubo más fuerza ejercida por uno u otro jugador porque no trabaron pie con pie. Fue un choque de planta de pie con la tibia. La jugada no es normal, pero no creo en la mala intención de Tevez".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?