Un nuevo capítulo para Los Violadores

En la presentación de su biografía, la banda anunció el regreso en 2016
Sebastián Ramos
(0)
2 de octubre de 2015  

El camarín improvisado en un pasillo angosto, detrás de una de las salas del Cultural San Martín, es testigo de la camaradería y el reencuentro fraternal entre cinco viejos amigos. "Es la primera vez que estamos todos juntos en 27 años", dispara Sergio Gramática y, a su alrededor, Pil, Stuka, Hari-B y el Polaco Zelazek asienten sonrientes. Ellos son... Los Violadores, los primeros punks de la Argentina (cuenta la leyenda que Hari-B lució la primera cresta de estas pampas) y una de las bandas que marcaron a fuego al rock de los años 80.

Convocados a la presentación de la reedición del libro Uno, dos, ultraviolento. La historia de Los Violadores, escrito por el periodista, gestor cultural y ex manager de la banda Esteban Cavanna, detrás de escena los cinco músicos irradian energía como si se tratara de un grupo de quinceañeros. Desbordan de alegría, superponen sus voces al hablar, gritan, brindan, celebran y dejan entrever una mezcla de ansiedad y excitación que los mantiene alterados. El sabor del encuentro, dirán algunos. No están por subir a un escenario para tocar juntos después de tanto tiempo, pero se traen algo entre manos.

Durante una charla de más de media hora, los músicos, que junto a Cavanna repasaron la historia del grupo desde sus inicios, con escalas en el legendario show de la Universidad de Belgrano, su seguidilla de estadías en las cárceles porteñas en años de dictadura, su paso triunfal por distintos escenarios de América latina y un breve análisis sobre la actualidad de la escena en el país. Ya sobre el final, Pil lanzó sobre la mesa lo que los fans esperaban escuchar luego de una semana de rumores: "Pero todo esto es historia y Los Violadores hoy es música actual". ¿Hay reunión de la banda? "Todavía estamos en eso, pero es la intención de todos los que estamos acá... Bueno, digamos que sí, que vamos a tocar en 2016."

El público presente -fieles seguidores, muchos músicos jóvenes y no tanto, y buena parte de la fauna punk argentina- se puso de pie para saludar la buena nueva y no hubo nada más que decir. Abrazos y pedidos de fotos y autógrafos se sucedieron durante más de 20 minutos en los que, además, Los Violadores dejaron flotando una posible fecha y lugar para la vuelta: abril, en el Luna Park.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.