Humans, la serie sobre androides que no te podés perder

El estreno de la cadena AMC está basada en una serie sueca y trae altas dosis de suspenso y ciencia ficción

4 de octubre de 2015  • 00:29

Un padre desbordado, una madre ausente y abocada a su trabajo, tres hijos que requieren atención y un hogar que se torna caótico en cuestión de segundos. Casi como si se tratara de un reproche, el hombre desoye un día la promesa que le hizo a su esposa y compra a Anita, una androide físicamente humana capaz de hacer todo lo que haga falta en cuestiones domésticas. Y cuando decimos "todo", estamos siendo completamente literales...

Así, con un planteo que puede resultar bastante remanido, comienza Humans, la serie británico-estadounidense que se estrena hoy por AMC Latin America. Pero a no dejarse engañar: esta historia tiene ribetes muy originales e interesantes, que la llevan un paso más allá del típico thriller con toques de ciencia ficción.

Basados en la galardonada serie sueca Äkta människor (2012/2014), Sam Vincent y Jonathan Brackley escribieron una historia potente y efectiva, que toma como punto de partida un presente posible. Allí, los androides -o "sintéticos"- destinados a las más variadas tareas son moneda corriente para cualquier ciudadano con necesidades reales o adquiridas. El trato es sencillo: los robots no sienten, ergo no existe culpa posible en esa relación bastante cercana a la esclavitud que ejerce el hombre sobre la máquina.

El problema surge a partir de un grupo de androides que es distinto al resto y, entre persecuciones e intentos de una vida por fuera de la "civilización", va construyendo una historia en paralelo que siembra mucha intriga. ¿Por qué son diferentes? ¿Cuáles son las motivaciones de Leo -el líder de estos "disidentes"- para buscar desesperadamente a una "sintética" que fue parte de su pasado? ¿Por qué necesita reunirla con los otros androides outsiders que lo siguen ciegamente en su cruzada? Estas preguntas, claro, se irán respondiendo a lo largo de los 8 capítulos que forman parte de esta primera temporada.

Pero lo mejor de Humans es lo mucho que dice de nosotros mismos. Es curioso, en este punto, que una historia basada en seres mecánicos y artificialmente inteligentes consiga hurgar tanto en nuestra humanidad misma, en las debilidades, los miedos, los prejuicios y otras miserias cotidianas que nos configuran como seres de carne y hueso muy evolucionados en algún sentido pero claramente primitivos en tantos otros. La serie, entonces, le hace honor a su nombre y adquiere una singular profundidad que invita a pensar mucho más allá de cuarenta y tantos minutos que dura cada uno de sus episodios.

El otro punto fuerte está en las actuaciones: desde la brillante Gemma Chan -que, con belleza e increíble verdad le da vida a la "sintética" Anita- a la maestría con la que Katherine Parkinson compone a la desconfiada Laura Hawkins, todos los actores le brindan credibilidad a la historia. Y también está William Hurt, un artista que siempre resulta muy digno de ver en cualquier pantalla, en el rol de un científico solitario y paternalmente encariñado con su deteriorado androide-enfermero.

Humans estrena esta noche a las 23 por AMC.

TEMAS EN ESTA NOTA