Suscriptor digital

¿Christopher Harper Mercer, el tirador de Oregon, tenía síndrome de Asperger?

Christopher Harper Mercer, el tirador de Oregon
Christopher Harper Mercer, el tirador de Oregon Fuente: Archivo
El diario The New York Times reveló las conversaciones que Laurel Harper mantuvo con otros internautas durante diez años, antes de la masacre perpetrada por su hijo, Christopher Harper Mercer
(0)
6 de octubre de 2015  • 08:43

En su activa participación en foros de Internet durante una década, Laurel Harper se mostraba amante de las armas de fuego y estaba preocupada por la crianza de su hijo, quien -según contó- padecía el síndrome de Asperger y problemas psicológicos. Sus mensajes en la plataforma Yahoo Answers tomaron relevancia después de que el jueves pasado su hijo, Christopher Harper Mercer, abriera fuego en el centro de estudios comunitario Umpqua, matara a nueve personas y se suicidara.

En los foros, en los que se conectaba bajo el apodo TweetyBird, Harper -divorciada, de 64 años-, hablaba sobre sus dificultades en criar a un chico con problemas psicológicos y contaba que ella y su hijo tenían síndrome de Asperger, un trastorno relacionado con el autismo, según el diario The New York Times.

En uno de los foros, Harper alienta a un hombre cuyo hijo tenía autismo al contarle la historia de Christopher. "Yo estuve en tus zapatos y ahora mi hijo está en la facultad", le dijo, luego de contarle que su hijo, entre otras cosas, se golpeaba la cabeza contra la pared cuando era chico y que inicialmente le habían diagnosticado erróneamente desorden de atención deficitaria.

En otra de sus respuestas, mostró su propio caso cuando algunas personas cuestionaban si una persona con autismo podía ser exitosa. "Tengo Asperger y no me fue tan mal. No fue fácil (eufemismo), pero se puede", contestó, y añadió que lidió con ese trastorno "diariamente durante años y años", porque su hijo también lo padecía, pero que él ya estaba mejor.

[Mi hijo] No es un idiota balbuceante ni su vida perdió el sentido"
Laurel Harper

"No es un idiota balbuceante ni su vida perdió el sentido", escribió Harper. "Él es muy inteligente y está trabajando en una carrera en la industria del cine. Mis 18 años de experiencia con y mi conocimiento sobre el síndrome de Asperger están dando sus frutos".

Mientras tanto, el diario neoyorquino también cita a Alexis Jefferson, que trabajó con Harper en 2010, quien contó que la mujer a veces hablaba sobre las dificultades que enfrentaba para criar a su hijo y que incluso en un momento decidió internarlo en un hospital psiquiátrico cuando no tomaba su medicación, antes de mudarse a Oregon.

"Ella dijo «mi hijo es un gran problema» -dijo Jefferson en una entrevista telefónica-. Dijo: «Él tiene algunos problemas psicológicos. A veces toma la medicación, a veces no. Y ahí es cuando llega el gran problema, cuando no toma su medicación»".

Antes de que mi hijo naciera, yo le leía en voz alta El arte del negocio, de Donald Trump ""

Entre los consejos de Harper para los padres con hijos autistas, la mujer recomendaba comenzar a leerle al niño lo antes posible y hacerlo con expresiones gestuales. En ese sentido, hace seis años, contó que le leía a Christopher un libro del hoy candidato presidencial Donald Trump.

"Hecho: antes de que mi hijo naciera, yo le leía en voz alta El arte del negocio, de Donald Trump. Y en cuanto al «efecto gesto», yo era prácticamente un mimo. Y ahora mi hijo invierte en el mercado de valores, junto conmigo, gana dinero y está por obtener un título en finanzas. Sus habilidades de lenguaje y lectura son fenomenales. Te digo esto porque no es demasiado tarde para empezar a ayudar a su hija", le dijo a otro internauta.

Amante de las armas

La mujer también opinaba en los foros a favor de las armas, de las que se mostraba apasionada. Una pasión que, decía, compartía con su hijo.

Harper rechazaba las leyes que imponían condiciones a la tenencia de armas y señaló que tenía rifles semiautomáticos AR-15 y AK-47, además de una pistola Glock. También indicó que su hijo, que vivía con ella, estaba capacitado en temas de armas, citándolo como su fuente de información sobre las leyes de armas, diciendo que "tiene mucho conocimiento en este campo."

Después del tiroteo, tras el cual Christopher Harper Mercer se suicidó, descubrieron que el joven tenía bajo su posesión hasta 14 armas de fuego.

El padre del joven, Ian Mercer, pidió la semana pasada a la cadena CNN más límites en las leyes sobre armas, diciendo que la masacre "no hubiese ocurrido" si su hijo no hubiese podido comprar tantos revólveres y rifles.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?