Suscriptor digital

Presentaron el caso de Víctor Saldaño en la CIDH

El Gobierno apoyó la postura de la defensa del condenado a muerte en Texas
Sol Amaya
(0)
8 de octubre de 2015  

El caso de Víctor Saldaño, el cordobés condenado a muerte en los Estados Unidos, fue presentado ayer ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Se trató de una audiencia clave en Washington de la que participó su abogado, Juan Carlos Vega, junto a personal de la Cancillería argentina.

"Le pediremos a la Comisión en audiencia lo que ya le hemos pedido por escrito: que dicte su decisión de fondo", dijo Vega en comunicación telefónica con LA NACION momentos antes de exponer el caso. En esa resolución, el abogado solicitó a la CIDH que declare que al Estado norteamericano responsable por las violaciones en el proceso judicial en contra de Saldaño y que, como reparación por el daño causado, "lo saquen de manera urgente del sitio de tortura en el que está recluido", el "corredor de la muerte" de un penal de Texas.

Vega destacó el respaldo del Estado argentino, que por primera vez acompaña jurídicamente el pedido ante una condena a los Estados Unidos por la discriminación racial de su sistema judicial.

Saldaño tiene 42 años y lleva unos 19 años en el llamado Death Row (corredor de la muerte), en donde esperan quienes han sido sentenciados a la pena capital en los Estados Unidos. Oriundo de Córdoba, Saldaño fue condenado en 1996 por asesinar de cinco disparos a un comerciante norteamericano llamado Paul Ray King, luego de secuestrarlo en su negocio en Dallas, en el estado de Texas. Por el mismo hecho condenaron a un amigo mexicano de Saldaño.

Vega, que representa a Saldaño y a su madre, Lidia Guerrero, denunció que su defendido había sido discriminado durante el proceso judicial. Es que la fiscal de la causa, que pidió la pena de muerte, argumentó que el origen latinoamericano de Saldaño lo hacía más peligroso.

Por este motivo, la primera condena fue anulada. Sin embargo, en 2005, luego de un nuevo juicio, volvieron a sentenciarlo a muerte. Para entonces, Saldaño ya llevaba casi 10 años en el "corredor de la muerte". Para Vega, esto tuvo efectos devastadores sobre su defendido a nivel físico y psicológico.

Ante esta situación, Vega volvió a presentar las denuncias de irregularidades en la causa y ahora espera la decisión de la CIDH, que tendría una respuesta dentro de los próximos dos meses.

La madre y el abogado de Saldaño mantuvieron el año pasado un breve encuentro con el papa Francisco en el Vaticano. "¡Si habré rezado por ese cordobesito!", dijo Francisco en aquella reunión.

Hace dos semanas, el Papa planteó su postura contraria a la pena de muerte ante el Congreso de los Estados Unidos. "La regla de oro también nos recuerda la posibilidad de defender la vida humana en cada etapa de su desarrollo. Esta convicción me ha llevado a apoyar desde el principio de mi papado la abolición de la pena de muerte", sostuvo entonces Francisco.

Por: Sol Amaya

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?