Estados Unidos no entrenará más a los rebeldes sirios

Barack Obama anunciará los cambios en su estrategia en Siria e Irak
Barack Obama anunciará los cambios en su estrategia en Siria e Irak Fuente: EFE
El ministro de Defensa, Ashton Carter, confirmó hoy que Estados Unidos cambiará su estrategia frente a Estado Islámico, en medio de la ofensiva de Rusia
(0)
9 de octubre de 2015  • 10:33

LONDRES.- Por una decisión del presidente estadounidense, Barack Obama , el Pentágono cambiará su estrategia en Siria, donde Estados Unidos lidera una coalición contra el grupo jihadista Estado Islámico. Por lo que se supo hoy, no entrenará más a los rebeldes sirios, la oposición al gobierno de Bashak al-Assad, sino que equipará a "un grupo selecto de líderes aprobados".

"Ideamos varios enfoques" sobre la ayuda a los rebeldes, dijo en Londres el secretario de Defensa, Ashton Carter, una conferencia de prensa junto a su homólogo británico Michael Fallon. "Pronto conocerán por Obama las propuestas que aprobó", anticipó, el funcionario, que admitió que "no estaba contento con los primeros" resultados del programa.

El anuncio marcó un alejamiento desde un programa previo para entrenar y equipar a unidades de combatientes en lugares fuera de Siria, después de que el desastroso lanzamiento del programa este año provocó críticas contra la estrategia de Obama respecto a la guerra.

Carter ahora está ordenando al Departamento de Defensa a que entregue paquetes de equipamiento y armas a un grupo selecto de líderes aprobados y a sus unidades"

"El secretario de Defensa Carter ahora está ordenando al Departamento de Defensa a que entregue paquetes de equipamiento y armas a un grupo selecto de líderes aprobados y a sus unidades de modo que, en el tiempo, puedan realizar una entrada concertada a territorio aún controlado por ISIL [como le llaman a Estado Islámico]", señaló en un comunicado el portavoz del Pentágono, Peter Cook, que usó un acrónimo para Estado Islámico.

Un alto funcionario de Defensa estadounidense, que habló bajo condición de anonimato, afirmó que el entrenamiento será dirigido a líderes rebeldes sirios en vez de centrarse en unidades de infantería completas, como había sido hasta ahora.

La ayuda estadounidense se concentraría en armas, equipamiento de comunicaciones y municiones, sostuvo el funcionario, quien agregó que el programa rediseñado comenzará en "días".

El gobierno estadounidense anunció en enero un programa de entrenamiento de los rebeldes sirios de 500 millones de dólares para apoyar su lucha contra el grupo jihadista Estado Islámico.

Pero el programa no se ha traducido en una fuerza capaz de cumplir su objetivo. En julio, el primer grupo entrenado fue atacado por el frente Al-Nusra, aliada a Al-Qaeda. Un miembro de la unidad murió, otro fue capturado y de los otros 18 nada se sabe.

Carter confirmó así parcialmente la información publicada esta mañana por el diario The New York Times, que afirmó -citando fuentes oficiales- que la Casa Blanca había puesto fin al programa del Pentágono dirigido a entrenar y equipar a los rebeldes sirios reconociendo que no ha producido los resultados esperados para contrastar al Estado Islámico en el terreno.

Según el diario neoyorquino, los rebeldes sirios moderados no serán más reclutados para programas de adiestramiento en Jordania, Qatar, Arabia Saudita o Emiratos, aunque centros mucho más reducidos serán creados en Turquía, donde nociones básicas de intervención operativa serán impartidas a grupos reducidos, principalmente a líderes de grupos de oposición sirios.

Obama dio su visto bueno al cambio de estrategia en dos reuniones con asesores de seguridad nacional y política exterior la semana pasada, según varios funcionarios estadounidenses citados por The New York Times.

A mediados de septiembre, el comandante del Mando Central de Estados Unidos, el general Lloyd Austin, reconoció que los rebeldes entrenados dentro del programa y que luchan activamente contra el EI en Siria no pasan de "cuatro o cinco".

El objetivo del plan, que comenzó formalmente en diciembre pasado, era entrenar a hasta 5400 rebeldes este año y otros 15.000 durante los próximos tres años.

El cambio de estrategia llega en momentos en que Rusia consolida su alianza con el presidente sirio, Bashar al-Assad, y bombardea objetivos de Estado Islámico, aunque Estados Unidos afirma que en realidad ataca a los rebeldes.

Agencias EFE, ANSA y AFP

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?