0

María Eugenia Vidal rechazó el desafío de Felipe Solá para debatir y advirtió: "Hay mucho macho preocupado"

La candidata a gobernadora bonaerense afirmó que el debate con Solá y Fernández era el 7 de octubre y "Aníbal se bajó", rechazó los que dudan que por ser mujer no pueda administrar la provincia
0
12 de octubre de 2015  • 11:51

La candidata a gobernadora bonaerense por el Frente Cambiemos, María Eugenia Vidal, rechazó el desafío que planteó hoy su rival del Frente Renovador, Felipe Solá, de enfrentarse en un debate para dirimir quién de los dos podría enfrentar al kirchnerista Aníbal Fernández y rechazó las dudas sobre su condición de mujer para administrar la provincia de Buenos Aires.

En una entrevista con radio Mitre aclaró que el debate " era el 7 de octubre, con todos, y Aníbal se bajó", dijo, al responder a Solá, que esta mañana y por la misma emisora la había desafiado a enfrentarse en un debate público ante la postura planteada por el jefe de campaña de Cambiemos Jorge Macri para que se baje.

" Hay mucho macho preocupado, nervioso", respondió Vidal al ser consultada sobre las dudas surgidas en la política porque su condición de mujer pueda comprometer la capacidad de gobernar estructuras como los intendentes del conurbano o la Policía Bonaerense. " Mucho macho alfa cree que con prepotencia y siendo cancheros van a resolver las cosas. Ellos gobernaron 25 años y, con todo el poder, la gente no tiene cloacas o agua potable", consideró la candidata por el frente Cambiemos.

"La gente me ve como una mujer común", afirmó.

La vicejefa de gobierno habló sobre el planteo realizado por su jefe de campaña, Jorge Macri, de proponer que Solá se abstenga de participar de la elección, a fin de evitar la división del voto opositor en la provincia, donde no hay ballottage y " se gana por un voto". Esta mañana, el propio candidato del frente UNA desafió a la postulante por el macrismo a "debatir" antes de definir quién debería bajarse para enfrentar a Aníbal Fernández.

"Seis cada 10 vecinos de la provincia quieren un cambio, pero no todos saben que en Buenos Aires no hay segunda vuelta. Se gana o se pierde por un voto con Daniel Salvador (su compañero en la boleta) somos la fórmula que está más cerca de poder ganarle a Aníbal Fernández y Martín Sabbatella", dijo.

Además, apuntó el pedido para unificar la votación a "los que votan socialismo, al massismo y a las otras opciones electorales". Y resaltó que en la provincia la historia no registra antecedentes de corte de boletas masivos. "Acá la opción es el combo completo: Macri presidente y Vidal gobernadora".

"Dividir el voto opositor, a nivel nacional, puede poner en riesgo el ballotage y garantizar la continuidad de Scioli. En la provincia, hacer lo mismo es funcional a que gane Aníbal Fernández. La mayor parte de las encuestas y las PASO mostraron que somos los que podemos ganar", concluyó.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.