Comenzó el Mundial como hincha, lo terminará como jugador: para Figallo, la crónica de un suplicio con final feliz

Figallo, en acción contra los Springboks; ya se sumó al plantel argentino en Cardiff
Figallo, en acción contra los Springboks; ya se sumó al plantel argentino en Cardiff Fuente: Archivo
Se había quedado fuera de la lista de 31 jugadores y fue a ver el partido contra los All Blacks a la tribuna; por la lesión de Tetaz Chaparro se sumó al equipo y sueña con jugar al menos unos minutos
Alejo Miranda
(0)
15 de octubre de 2015  • 07:32

-¿Es verdad que estás listo para volver si se lesiona alguien?

-Esperemos que no se lesione nadie, pero sí

CARDIFF.- El punto más bajo en los últimos dos años de vida de Juan Figallo tiene que haber sido cuando, a principios de julio, una nueva lesión lo dejaba fuera del Mundial. Había luchado tanto por volver a estar en los Pumas y llegar a la gran cita que esa frustración parecía echar por tierra tanto esfuerzo. De pronto, el destino le abre una puerta para volver cumplir su sueño

Nahuel Tetaz Chaparro sufrió ayer un desgarro que lo dejó fuera por el resto del Mundial y habilitó a Daniel Hourcade a convocar un reemplazante; el tucumano no dudó en convocar a quien, en buenas condiciones físicas, es considerado uno de los mejores pilares derechos del mundo.

Cuando LA NACION se lo cruzó en las puertas del estadio de Wembley en la previa al debut ante los All Blacks, el Chipi Figallo ya había dejado atrás la frustración, se encontraba en plena pretemporada con Saracens y estaba más dispuesto a disfrutar del partido que a lamentarse por tener que verlo desde la tribuna. "Esperemos que no se lesione nadie, pero si, si hace falta estoy listo para volver", comentó Figallo en la previa del debut de los Pumas en este Mundial, con su clásica sonrisa, una marca registrada del salteño.

El suplicio de Figallo (27 años) comenzó el 28 de septiembre de 2013. En el partido con los All Blacks en La Plata por el Rugby Championship se agravó una lesión que ya tenía en el cuello que lo obligó a pasar por el quirófano. Cambio de club mediante (del Montpellier de Francia al Saracens londinense), reapareció 14 meses después, al inicio de la pasado campaña, en noviembre. Un regreso que se demoró porque en la pretemporada había sufrido un desgarro en la pantorrilla que tardó en sanar más de lo normal. La alegría por el retorno duró poco. Al cuarto partido sufrió el desprendimiento de uno de los músculos isquiotibiales y tuvo que volver a parar. Tras un nuevo retorno, una molestia en un hombro lo obligó a realizar un nuevo parate, aunque se recuperó a tiempo para jugar la final de la liga inglesa (que ganó) y en junio recibió el llamado de Hourcade.

Ninguna lesión habrá dolido tanto como la rotura del ligamento lateral interno de la rodilla izquierda sufrida el 2 de julio en un entrenamiento en Sydney, cuando se preparaba con los Pumas para el Rugby Championship. La operación lo dejaba afuera del Mundial. Hoy se le abre una nueva puerta.

Si el salteño puede cumplir su sueño de jugar en Inglaterra 2015 o no dependerá en mucho de lo que hagan los Pumas el domingo, cuando se enfrenten a Irlanda por los cuartos de final en el Millennium Stadium de esta ciudad (a las 9 de la mañana). Figallo se sumó anoche al equipo y hoy el plantel tiene jornada de descanso. Sólo tendrá dos entrenamientos, el de mañana (de mediana intensidad) y el del sábado (de baja), con lo que, sumado a su larga inactividad, suena ilógico que Hourcade lo incluya entre los 23. Pero si el equipo avanza, hasta puede resultar una pieza decisiva.

El karma de los pilares derechos

Para los Pumas, las lesiones entre los pilares derechos se han transformado en un karma. A la lesión de Figallo en 2013 le sucedieron una serie de infortunios. En 2014, Maximiliano Bustos, que había sido titular en los tres partidos de la ventana de noviembre previa, debió retirarse a los 27 años por una peligrosa lesión en el cuello. Ramiro Herrera llegó con lo justo al Mundial luego de que durante el último Rugby Championship luego de haber sido titular en los dos primeros partidos por una lesión similar a la de Figallo (distensión del ligamento lateral interno de la rodilla derecha), con la salvedad de que no requirió intervención quirúrgica. Dos días despúes de que Hourcade diera la lista, Matías Díaz debió ser desafectado al detectársele una afección cardíaca. Fue reemplazado por otro Mendocino, Juan Pablo Orlandi, que no jugaba en los Pumas desde noviembre de 2013 y estaba sin club. Tras jugar los dos primeros partidos del Mundial como titular, Nahuel Tetaz Chaparro sufrió un desgarro. Estaba listo para regresar, pero ayer se resintió de la lesión y le abrió la puerta a Figallo.

av/ae

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?