Suscriptor digital

El velero kirchnerista, con los días contados

El gobierno isleño dio plazo de un año para que sus dueños lo reclamen o, si no, será de los kelpers
Nicolás Cassese
(0)
17 de octubre de 2015  

El 17 de octubre del año que viene, justo el Día de la Lealtad Peronista, podría ser el primero en que La Sanmartiniana navegue con pabellón británico. El velero de FIPCA, una agrupación kirchnerista, que naufragó en el Atlántico Sur y fue rescatado por un buque de patrulla de las Malvinas, descansa amarrado en un muelle de las islas en disputa, pero ayer comenzó su cuenta regresiva.

El gobierno malvinense colgó de su página web un comunicado confirmando que tienen el barco y pidiendo que se presente su dueño en el plazo de un año. "Cualquier persona que desee reclamar la titularidad (de La Sanmartiniana) debe escribir a Byron House, 3 H Jones Road, Stanley, Falkland Islands", dice el escrito, cuya versión impresa está desplegada en el puerto de las Malvinas.

El procedimiento es el habitual en estas circunstancias. Cuando un barco es encontrado y rescatado en alta mar, su dueño tiene derecho de reclamarlo. Lo que debe hacer es presentarse ante las autoridades del puerto donde llevaron su barco luego del rescate, pagar un "salario de salvamento" determinado por el juez local, y recuperar la titularidad. En caso de no hacerlo en el plazo establecido (un año), pasa a ser propiedad de quien lo rescató. Es decir, del gobierno de las Malvinas.

Circunstancias políticas hacen que lo que parece simple, como reclamar un barco, esta vez no lo sea. La organización FIPCA, que hace unos cinco años le compró el barco al Club Náutico San Isidro, es muy cercana al Gobierno. De hecho, el objetivo del viaje de La Sanmartiniana por el Atlántico Sur en el que se encontraba cuando debió ser abandonada por sus diez tripulantes que fueron rescatados por un pesquero en medio de una tormenta, era concientizar acerca de la soberanía argentina y propagar el ideario kirchnerista.

Por eso, les resultaría incómodo en términos políticos tener que presentarse ante un juez de Malvinas para reclamar su barco: sería reconocer la soberanía británica sobre el territorio en disputa. Consultado por LA NACION, Javier Vázquez, el capitán del velero, dijo desconocer cuáles eran los planes de FIPCA. Julio Urien, titular de la organización, nunca respondió los llamados.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?