Suscriptor digital

La Argentina, ausente en un estudio de la ONU con datos clave sobre la mujer

El país no pudo informar cifras sobre violencia de género y pobreza, dos temas relevantes para el informe que realiza las Naciones Unidas
Fabiola Czubaj
(0)
21 de octubre de 2015  

La Argentina no sorprende en el informe mundial sobre la situación de la mujer que ayer presentaron las Naciones Unidas. Aparece sin datos en pobreza y violencia de género, que también se reclaman localmente.

"El país sólo tiene datos de un indicador que es actitudes de las mujeres y los hombres hacia la violencia doméstica y las razones por las que las mujeres la justificarían. No responde otro tipo de pregunta", explicó ayer por vía telefónica a LA NACION desde Nueva York la estadística Harumi Shibata Salazar, que participó de la redacción del reporte "Las mujeres en el mundo 2015".

La única información con la que figura nuestro país pertenece a la Encuesta de Indicadores Múltiples por Conglomerados 2011/2012, un relevamiento que impulsa Unicef, en este caso con la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia. Los resultados son positivos para la Argentina, comparados con el resto de los países: muestran que la enorme mayoría de las argentinas rechaza la violencia doméstica.

Por lo menos en la encuesta, apenas un 2% de las mayores de 15 años aún piensan que estaría justificado que un hombre le pegue a una mujer en por lo menos alguna de estas circunstancias: por quemar la comida, abandonar a sus hijos, discutir con su esposo, salir de la casa sin avisarle o negarse a tener relaciones sexuales. En Brasil, por ejemplo, ese porcentaje aumenta al 9,4% en las ciudades y al 33,7% en el interior del país, aunque los datos pertenecen al período 2000-2003 y su fuente es la Organización Mundial de la Salud.

Nuestro país no aparece en los apartados como la prevalencia de la violencia contra la mujer y el porcentaje de mujeres que tuvieron una primera relación sexual por la fuerza. En ambas tablas, tampoco está la información en la mayoría de los países de la región.

Fabiana Tuñez, directora de La Casa del Encuentro, también reclama desde 2008 cifras al Gobierno. Su organización las conoce bien: en el país muere una mujer cada 30 horas por violencia de género. "Los informes que se conocen son los que nuestro observatorio difundió en los últimos siete años. Además, se está incumpliendo la ley 26.485, de 2009, que obliga a la elaboración de las estadísticas", dijo Tuñez. Esto, según agregó, "tiene que ver con las decisiones de un Estado. No elaborar estadísticas oficiales define qué prioridades tienen las políticas públicas. Avanzamos mucho en lo legislativo, pero eso aún no se ve reflejado en la seguridad de las mujeres".

En su sitio web, el Consejo Nacional de las Mujeres informa que desde 2013 hubo 50.703 denuncias por violencia de género. Hasta el cierre de esta edición, LA NACION no obtuvo respuesta de sus autoridades.

En un día clave

Aunque el informe de la ONU es quinquenal, se relevaron los últimos 20 años cuando las cifras estaban disponibles. Es el caso de los apartados sobre el acceso a la salud, la educación y la población, por ejemplo. Pero la dispersión de los años a los que pertenecen las estadísticas recopiladas, junto con la ausencia de datos, habla también de la urgente necesidad de estandarizar el relevamiento y la recopilación de los datos de cada país.

No por nada el informe se presentó ayer, en el Día Mundial de la Estadística, "para poner de relieve la importancia de las estadísticas y ayudar a los encargados de formular políticas a que elaboren políticas fundadas (en datos) que afectan a millones de personas en todo el mundo", informó la ONU.

Un informe amplio

Con el máximo cuidado para no emitir juicios de valor sobre la disponibilidad de información de los países, la especialista de la División de Estadísticas del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU se refirió a la ausencia nacional en todos los registros de pobreza. "En realidad, hay pocos países con datos. Técnicamente, desglosamos los datos nacionales por sexo y la Argentina no aparece porque no hay datos estandarizados que pudiéramos utilizar para ese desglose", indicó Shibata Salazar.

Sólo Brasil, Chile, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Uruguay y Bolivia aparecen con datos parciales sobre la pobreza en sus países. Venezuela y Panamá cuentan con información únicamente del consumo de micronutrientes o prevalencia de la subnutrición entre los indicadores de pobreza revisados.

El Indec dejó de medir la pobreza en 2013, cuando el organismo informó que era del 4,7 por ciento. El último registro que informó ATE-Indec, que agrupa a los técnicos desplazados por la intervención de la entidad, indica que la pobreza se redujo del 25,5% en el primer semestre del año pasado al 21,8% de este año.

Para Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para el Estudio y la Investigación de la Mujer (FEIM), el informe de la ONU es "muy bueno y amplio" y reconoce lo que se incorporó el mes pasado en la Agenda Post 2030, que describe los 17 Objetivos de Desarrollo Sustentable que guiarán las acciones de los países en los próximos 15 años: sin igualdad de las mujeres no se podrá alcanzar el desarrollo.

"Esto, que es obvio, requiere mucho trabajo y decisión política porque, como lo señala el informe, aún hay muchas diferencias para las mujeres en el mundo en campos prioritarios para el desarrollo: pobreza, salud, educación, trabajo, participación en la toma de decisiones, medio ambiente y violencia", agregó Bianco, que también integra el Consejo Asesor de la Sociedad Civil de la oficina regional de América latina y el Caribe de ONUMujeres.

En salud y educación, la Argentina figura con datos interesantes, como la mortalidad infantil, que de acuerdo con los datos aportados cayó a la mitad entre 1990 y 2013. "Pero en otros indicadores, como la pobreza y la violencia no aporta datos. Entonces, en el análisis en esos capítulos no figura información de la Argentina -dijo Bianco-. Esto muestra la pobreza de información en nuestro país en ambos asuntos, áreas en las que el Gobierno se caracterizó por no tener información, como es el caso de la violencia, o aportar datos muy discutidos por el cambio del indicador utilizado, como en el caso de la pobreza."

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?