Gilda ya tiene una obra que cuenta su vida

Florencia Berthold estrena un drama musical sobre la historia de la cantante de cumbia, basado en el libro de Margulis
Julieta Rovaletti
(0)
24 de octubre de 2015  

Siempre se la veía con una sonrisa. Además de romper esquemas con su música y acaparar la atención de un público que excedía a la bailanta, su sonrisa era una de las cosas que más la caracterizaban. Sin duda alguna fue una de las cantantes que marcó un antes y un después en el mundo de la cumbia; por eso, desde aquel momento y hasta hoy, si alguien piensa en un sinónimo de este género musical, surge el nombre de Gilda.

Hace unos años, la banda Agrupación Pasión invitó a la actriz, dramaturga y directora Florencia Berthold a cantar algunos temas de Gilda. Allí, entre los shows y fiestas en las que se presentaban, nació este primer acercamiento de Berthold hacia la famosa cantante. "Interpreté a varios personajes femeninos importantes y estaba pensando cuál iba a ser el próximo; a mi marido (Iván Espeche, director de la obra) se le ocurrió Gilda. Siempre me gustó su música pero no sabía muchos detalles de su vida personal, así que fue un proceso de mucha investigación", confiesa Berthold, que encarnará a la cantante en una nueva propuesta teatral: Gilda, como versión libre de la novela escrita por Alejandro Margulis, Gilda, la abanderada de la bailanta. "Siempre se quisieron hacer cosas sobre ella y al final nunca se concretaron por alguna cosa u otra, así que somos el primer proyecto que tiene esta línea de proyección positiva en la que, por fin, se va a desarrollar la propuesta", dice Berthold, quien además es la dramaturga.

A la hora de encarnar un personaje tan conocido como Gilda, Berthold explica que su idea no es imitarla en totalidad, sino tomar pequeños tics o gestos que identifican a la cantante. "Tratamos de encontrar a nuestra Gilda, desde la mayor sinceridad posible; obviamente tomando algunas cositas que me resultan entrañables y que todos van a saber reconocer de ella, como gestos o miradas. Son pequeños detalles que hablan un montón sobre ella y su corazón. Eso me sirvió mucho para alejarme un poco de mí y encontrarla, pero sin perder de vista que estoy ahí y que también es importante que pueda expresarme a través de ella. Es una mixtura. No intentamos imitarla, sino rendirle un homenaje al profundizar cada cosa que le pasaba a ella", argumenta la actriz.

Así como todos la veían siempre con su sonrisa dibujada en el rostro al salir al escenario, el proceso creativo de la "abanderada de la bailanta" fue bastante complicado. "Siempre se la veía sonriente, feliz, pero también sufrió mucho; queremos que eso, de alguna manera, pueda estar en la obra: el sufrimiento que ella sentía a veces, y la enorme alegría que podía generar en sus seguidores", dice Berthold.

Gilda es un drama teatral que está atravesado por la música, para contar de manera cronológica la vida de la cantante durante los cinco años de su carrera artística. "Más allá de que sea una versión libre del libro de Alejandro (Margulis), la obra tiene muchas licencias poéticas, no es una cosa biográfica rotunda. Tomamos la historia para permitirnos contar lo que más nos conmueve, con la mayor sinceridad", agrega.

Tal vez la cumbia no sea un género popular aceptado por todos y seguramente muchos nieguen haber escuchado alguna vez una canción de Gilda. Sin embargo, es probable que alguna vez hayan tarareado "Paisaje", "Se me ha perdido un corazón", "Fuiste" o "No me arrepiento de este amor", entre muchas otras. Muy conocidas y arraigadas en el acervo popular, es probable que estas canciones hayan sido cantadas o bailadas alguna vez por todos. "Ella generó una modificación en el género porque justamente se produjo un híbrido. Eso es lo más interesante y es lo que queremos mostrar con la obra. Logró romper algunos moldes y acercar la cumbia a sectores de la sociedad que tenían prejuicios por el género, o simplemente no les gustaba. Hoy se puede ver a muchas personas que no escuchan cumbia, pero sí a Gilda. Esa ruptura horizontal y vertical que generó es fascinante", argumenta Berthold.

Con música en vivo de Patricio Romero, acompañada por los actores y músicos Nicolás Espinosa, Fernando Sayago y Martín Lavini, y bajo la dirección de su marido, Iván Espeche, Florencia Berthold -como Gilda- se dibuja la sonrisa en la cara y sube al escenario para contar la historia de una de las máximas exponentes de la cumbia. Gilda se presentará -por ahora- todos los viernes y sábados, durante ocho funciones, aunque sus hacedores dan por seguro que el año que viene llegará la segunda temporada de este cuento musical de la abanderada de la bailanta.

Gilda

De Florencia Berthold

Viernes y sábados, a las 23

El Grito, Costa Rica 5459

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.