Suscriptor digital

El sínodo de obispos aprobó un documento de la familia en línea con el papa Francisco

El papa Francisco debatió durante tres semanas el texto aprobado hoy por los obispos
El papa Francisco debatió durante tres semanas el texto aprobado hoy por los obispos Fuente: AP
El documento final, avalado por una gran mayoría, le dejó al Papa las puertas abiertas para seguir construyendo una Iglesia que no condena, sino que incluye a todos y ayuda
Elisabetta Piqué
(0)
24 de octubre de 2015  • 15:43

ROMA.- En medio de un clima de enorme expectativa y luego de tres semanas de debate, 265 padres sinodales de todo el mundo aprobaron hoy un documento final de 94 párrafos con una mayoría calificada de dos tercios, sobre la misión y vocación de la familia de hoy.

Aunque ya se sabía que no iba a haber ni cambios de doctrina ni grandes novedades pastorales, se consideró una virtual victoria del papa Francisco y de su visión de Iglesia fundada en la misericordia y a ayudar a los heridos de hoy, que fuera aprobado un párrafo que propone la "vía del discernimiento" para los divorciados vueltos a casar. El documento final le dejó al Papa las puertas abiertas para seguir construyendo una Iglesia que no condena, sino que incluye a todos y ayuda a los heridos de hoy.

Citando el punto 84 de la exhortación apostólica Familiaris Consortio de Juan Pablo II, el documento final -que es consultivo-, dice que "es tarea de los presbíteros acompañar a las personas interesadas sobre la vía del discernimiento según la enseñanza de la Iglesia y las orientaciones del obispo". "El discernimiento pastoral, aún teniendo en cuenta la conciencia rectamente formada por las personas, debe hacerse cargo de estas situaciones", indicó.

Durante las tres semanas de debates, el sector conservador peleó hasta el final para evitar esta tibia apertura. Pero fracasó porque no logró que este párrafo, el 85, no recibiera la mayoría calificada.

Los 265 padres sinodales de todo el mundo aprobaron hoy un documento final de 94 párrafos
Los 265 padres sinodales de todo el mundo aprobaron hoy un documento final de 94 párrafos Fuente: EFE

"Aunque hubo algunos puntos más peleados, a diferencia del año pasado (cuando tuvo lugar un primer sínodo sobre la familia, primera parte de un proceso que culminó hoy), todos los párrafos, los 94, obtuvieron una mayoría de consenso, de dos tercios, fue un documento de consenso", destacó el padre Federico Lombardi, vocero de la Santa Sede, en una conferencia de prensa.

Lombardi consideró "extraordinario" el camino realizado por la comisión que redactó el documento final, a partir del Instrumentum Laboris. "El documento final es rico, denso, equilibrado y bien organizado", dijo.

Sólo reflexiones

Y también subrayó que para dejar en claro que no se trata de un documento conclusivo, sino tan sólo se trata de "reflexiones" que los obispos le entregaron al Papa, que tiene la última palabra, el informe final no fue votado globalmente, sino tan sólo párrafo por párrafo.

En un discurso final, el Papa volvió a reiterar el significado de este proceso sinodal que tuvo lugar en dos etapas y en el que se consultó a través de dos cuestionarios a los mismos fieles católicos sobre la realidad de la familia de hoy, algo sin precedente.

"Qué significará para la Iglesia concluir este sínodo dedicado a la familia? Ciertamente no significa que se hayan encontrado soluciones exhaustivas a todas las dificultades", admitió Francisco.

"Significa haber dado testimonio a todos de que el Evangelio sigue siendo para la Iglesia una fuente viva de eterna novedad, contra quien quiere «adoctrinarlo» en piedras muertas para lanzarlas contra los demás", agregó.

En una frase en la que pareció fustigar al bloque conservador, el Papa también destacó que el proceso también "significa haber puesto al descubierto a los corazones cerrados, que a menudo se esconden incluso dentro de las enseñanzas de la Iglesia o detrás de las buenas intenciones para sentarse en la cátedra de Moisés y juzgar, a veces con superioridad y superficialidad, los casos difíciles y las familias heridas".

Volvió a reiterar que "la Iglesia es Iglesia de los pobres de espíritu y de los pecadores en busca de perdón, y no sólo de los justos y de los santos, o mejor dicho, de los justos y de los santos cuando se sienten pobres y pecadores".

En un discurso que culminó con los padres sinodales aplaudiendo, de pie, finalmente el Papa también recordó que "el primer deber de la Iglesia no es distribuir condenas o anatemas, sino proclamar la misericordia de Dios, de llamar a la conversión y de conducir a todos los hombres a la salvación".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?