Así quedó Pocock, la figura de los Wallabies que aún tiene en su rostro las marcas de la batalla ante los Pumas

Las secuelas de la batalla ante los Pumas
Las secuelas de la batalla ante los Pumas Fuente: Reuters
Dos ojos negros, una nariz hinchada, un corte en la sien y varios 'machucones' en su mano derecha fue el saldo del cruce de semifinales; "Hay que ser valiente para jugar como él lo hace", lo elogió su entrenador
(0)
27 de octubre de 2015  • 10:50

TEDDINGTON, Inglaterra.- Los dos ojos negros, la nariz hinchada, un corte en la sien y varios 'machucones' en su mano derecha. David Pocock , la figura de los Wallabies ante los Pumas, tiene aún las marcas en la piel de la batalla del domingo en Twickenham .

Pocock, de 27 años, es un desorden. "Estoy tratando de evitar escuchar mis ronquidos, por el momento", bromeó el líder de los Wallabies, que es un fanático de la fauna silvestre.

Pocock, en la recuperación en la pileta
Pocock, en la recuperación en la pileta Fuente: Reuters

A pesar de las marcas corporales que le dejó el exigente y duro compromiso ante los argentinos, del cual fue testigo privilegiada su novia Emma, los fanáticos australianos no deben preocuparse porque Pocock jugará la gran final del sábado, a las 13, ante los All Blacks.

Con sus tackles y sus recuperaciones de balón (líder en este rubro en el Mundial con 14), su patada a cargar y su ritmo de trabajo, Pococok es uno de los favoritos para quedarse con el premio al mejor jugador del torneo. Todas esas razones constituyen la condición de irremplazable del N°8.

En la primera práctica rumbo a la final
En la primera práctica rumbo a la final Fuente: Reuters

"Han pasado cuatro o cinco semanas de finales para nosotros, cada juego ha sido una enorme batalla'' señaló Pocock y agregó: "Se está haciendo complicado porque es el final de la temporada y eso genera una gran cuota de rugby en el cuerpo. No habrá problemas para levantarse para el excepcional juego que nos espera el sábado".

No es casualidad que la recuperación en la escena internacional de los Wallabies coincida con la vuelta de Pocock, que ha pasado más tiempo en reeducación que jugando estos dos últimos años.

Nacido en Zimbabue, emigró a Australia con sus padres hace 13 años. Víctima de dos graves lesiones en una rodilla en 2013 y en 2014, Pocock (54 partidos internacionales) solo volvió a vestir la camiseta amarilla de su selección en junio, más de dos años y medió después de su anterior aparición el 1° de diciembre de 2012.

"Hay que ser valiente para jugar en ese puesto y todavía más valiente para jugar en ese puesto como David lo hace. Va al combate todo el tiempo. Siempre es regular, con el mismo nivel semana tras semana. Es alguien importante para nuestro equipo ya que arrastra a todo el mundo hacia adelante", afirma el entrenador de los Wallabies, Michael Cheika .

Agencias AP y AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.