Un tuit del ministro Gollán desató una polémica y reavivó la campaña negativa

Había sugerido que si Scioli no ganaba las elecciones dejarían de funcionar los centros de tratamiento contra el cáncer; él dijo que le hackearon la cuenta
Mariana Verón
(0)
4 de noviembre de 2015  

Gollán visitó ayer en Santiago del Estero un centro oncológico regional
Gollán visitó ayer en Santiago del Estero un centro oncológico regional Fuente: LA NACION - Crédito: Ministerio de Salud

En momentos en los que el oficialismo intentaba encontrar el camino para reponerse de las peleas internas, apareció el ministro de Salud, Daniel Gollán, con un polémico tuit en contra de Mauricio Macri que horas después borró no sin antes denunciar que le habían hackeado la cuenta.

En su mensaje, el funcionario sugería que si no ganaba Daniel Scioli los centros de tratamiento contra el cáncer dejarían de funcionar, lo que despertó la automática crítica de la oposición, que directamente pidió su renuncia. Lejos de correrlo, el Gobierno lo defendió y se sumó a la argumentación del ministro sobre un supuesto intruso en su red social.

"Los 12 nuevos centros de radioterapia para tratamiento del cáncer continuarán adelante si Scioli es presidente. Pensá bien tu voto", fue el tuit de la polémica, publicado anteanoche, en una serie de mensajes de similar tono que había dejado Gollán en su cuenta. Por la mañana, no sólo no estaba más, sino que negó ser el autor del texto. "Desmiento tajantemente haber publicado esa expresión de mal gusto", se atajó el funcionario en un comunicado, y anunció que había presentado una denuncia penal. Más tarde, durante una recorrida por el Centro de Atención Oncológico en el Hospital Regional Ramón Carrillo de Santiago del Estero, contó que había hablado con Cristina Kirchner, pero no dio detalles de la conversación. "Nadie me pidió la renuncia. Este tema ya fue debidamente aclarado", indicó, molesto.

En su explicación dijo que "jamás" se le "ocurriría mezclar las penurias que el cáncer provoca sobre las personas que lo padecen y su entorno cercano con una campaña electoral", y sostuvo que tres de sus abuelos habían muerto de cáncer. "Si ustedes miran el tenor de lo que yo escribo jamás pondría eso", remarcó.

Pero el archivo no le jugó a favor. Sus últimos mensajes tenían un sentido similar al tuit de la polémica. Hace apenas tres días escribió: "¿Querés volver a los hospitales sin insumos, o al trueque, o al corralito o al 58% de desocupación? Pensá bien tu voto. Macri es todo eso". A tono con la campaña del oficialismo de confrontar modelos con el candidato presidencial de Cambiemos, Gollán había publicado que en el ballottage se jugaba la "salud como derecho para todos o la salud como negocio y para pocos", y cerraba con una exhortación: "Scioli o Macri. Pensá tu voto. Si te equivocás perdemos todos".

La campaña del Frente para la Victoria volvió a entrar así en un laberinto sin salida para Daniel Scioli, que había creído superar las internas dentro del oficialismo. Pero ayer reaccionó indignado contra Gollán el ex senador y actual director del Banco Provincia José Pampuro, que lo acusó de buscar que Scioli pierda las elecciones, se preguntó incluso cómo había podido llegar a ser ministro y cerró con una cita de Juan Perón: "Si se despierta el general, nos mata a todos".

La oposición reaccionó en el mismo tono y pidió que Cristina Kirchner lo echara. "No debería estar ni un minuto más al frente del Ministerio de Salud", afirmó el diputado nacional José Cano. Ayer, la Presidenta estuvo en su despacho de la Casa Rosada, en un sinfín de reuniones con sus ministros, pero no dio señales de un paso al costado del funcionario. Ocurrió todo lo contrario. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, lo defendió y avaló su versión. "Recibí un mensaje de texto de Gollán a la una de la mañana que decía que le habían hackeado la cuenta", aseguró, pero no explicó, ni él ni el propio ministro, por qué había tardado tantas horas en comunicar que él no había escrito el mensaje.

El oficialismo venía desplegando una campaña con consignas similares a las del tuit supuestamente de Gollán, sobre todo en las redes sociales. Tampoco es la primera vez que un funcionario entra en semejante polémica. En 2014, Alex Freyre, presidente del Archivo de la Memoria de la Diversidad Sexual había dicho que si Sergio Massa ganaba las elecciones (entonces estaba bien posicionado en las encuestas) iban a morir los enfermos de VIH.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.