Aníbal Fernández criticó el fallo que puso fin a las subrogancias: "La Corte se equivocó"

La Asociación de Magistrados pidió, en cambio, que se vayan ahora los suplentes
(0)
6 de noviembre de 2015  

El fallo de la Corte Suprema que anteayer frenó el régimen de subrogancias creado por el kirchnerismo todavía no tiene efectos concretos en la Justicia porque el máximo tribunal le dio un plazo de gracia de tres meses para dejar sus cargos a estos jueces que considera designados de manera ilegal. Sí generó, casi de inmediato, la crítica del Gobierno.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, afirmó que la Corte "se equivocó" con su sentencia y que la Constitución nacional "no dice cómo resolver el tema" de las suplencias. También, que fue más allá del caso concreto que le habían llevado a estudio.

"Si la Constitución no dice cómo debe hacerse, está dejando al legislador que interprete la forma de resolver el tema de las subrogancias. La Corte debería haber sido deferente con la interpretación y aplicación de la Constitución nacional por parte del Congreso", dijo.

"Busquen en dónde dice cómo deben designarse, y si no [lo dice], queda en la cabeza de los legisladores", afirmó el funcionario, en su reunión matinal con los periodistas en la Casa Rosada.

En la Justicia, el fallo también generó repercusiones.

El titular de la Asociación de Magistrados, Ricardo Recondo, pidió que los jueces designados a través de las normas que la Corte consideró inválidas renunciaran a sus cargos antes de que se cumplieran los tres meses fijados por el máximo tribunal.

"Esto de los tres meses es así pero sólo para cuestiones urgentes. Si tuvieran un poco de dignidad, tendrían que renunciar", afirmó Recondo en diálogo con radio Mitre. Y agregó: "Si existiera algún juez que pudiera subrogar ese juzgado, debería ser reemplazado el que está actualmente en ese lugar".

En su fallo de anteayer, la Corte consideró que las subrogancias dispuestas por el Consejo de la Magistratura sin intervención de los otros poderes del Estados violan la Constitución y dejó sin efecto las normas dictadas por el Congreso de la Nación y por el Consejo de la Magistratura que establecieron el nuevo régimen. Pero los jueces de la Corte dijeron que, para no generar un caos ni comprometer el servicio de Justicia, daban por válidos los fallos ya dictados por estos subrogantes y les permitían que se quedaran en sus cargos hasta tres meses más.

Entre quienes celebraron la sentencia de anteayer de la Corte estuvieron Poder Ciudadano y la Asociación por los Derechos Civiles (ADC), dos organizaciones que habían presentado un amicus curiae en respaldo a la declaración de inconstitucionalidad.

La criticó, en cambio, la camarista de Casación María Laura Garrigós de Rébori, presidenta de la agrupación Justicia Legítima, que cuestionó la "premura" con que la Corte resolvió este caso.

"La Corte tiene, por ejemplo, sentencias condenatorias con gente que está detenida en prisión preventiva sin sentencia firme desde hace muchísimo más tiempo sin resolver. No sé cómo es el sistema de prioridades de la Corte", dijo.

Y sobre este fallo afirmó: "Está resolviendo con una amplitud que lo convierte en más que un fallo particular, está dictando una resolución que tiene una capacidad de extensión que lo convierte en ley", Garrigós se refería a que el caso llevado a estudio de la Corte era el del juez platense Laureano Durán, pero el tribunal aprovechó para poner fin a unas 50 subrogancias más.

Casación

El caso de las subrogancias más sensibles para el poder que caerán con este fallo es el de los dos jueces suplentes de la Cámara de Casación Roberto Boico y Norberto Frontini. Ellos firmaron esta semana un fallo que corrió del caso del memorándum con Irán al camarista Juan Gemignani, que según todos los pronósticos iba a votar contra el Gobierno.

El Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires dio a conocer esta semana una declaración en contra del "irregular apartamiento" de Gemignani. Afirmó que la sentencia que lo separó "no sólo invoca una causal de recusación no incluida en el Código de Procedimientos, sino que además ha sido dictada por dos jueces subrogantes que carecen de toda legitimidad".

Una fundadora de Abuelas halló a su nieto

  • Las Abuelas de Plaza de Mayo anunciaron en su cuenta oficial de Twitter, la restitución del nieto N°118. Su nombre es Martín y es hijo de Estela Maris Montesano y Jorge Ogando. Es nieto de Delia Giovanola, una de las fundadoras de la entidad.
  • "Es divino, es mi nieto", dijo Giovanola, al relatar que habló por teléfono con su nieto recuperado, que reside en el exterior. "Me conformé con esa charla que tuvimos, que más que de abuela a nieto, fue de amigos", afirmó. El joven se había presentado el 30 de marzo pasado en la sede de Abuelas para despejar dudas sobre su identidad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.