Suscriptor digital

Los intendentes del PJ que también desbancaron a barones históricos

Menéndez, Cascallares y Nardini ganaron en Merlo, Almirante Brown y Malvinas; como la nueva camada de Pro, buscan diferenciarse de sus antecesores; respetan a Vidal, pero apoyan Scioli
Javier Fuego Simondet
(0)
8 de noviembre de 2015  

Gustavo Menéndez, Merlo; Leonardo Nardini, Malvinas Argentinas; Mariano Cascallares, Almirante Brown
Gustavo Menéndez, Merlo; Leonardo Nardini, Malvinas Argentinas; Mariano Cascallares, Almirante Brown Crédito: Santiago Filipuzzi

Gustavo Menéndez y Leonardo Nardini se trenzan en una disputa dialéctica. Discuten quién recibirá un municipio en peores condiciones. Menéndez es el nuevo intendente de Merlo, distrito gobernado por Raúl Othacehé durante 24 años; Nardini es el jefe comunal electo de Malvinas Argentinas, donde Jesús Cariglino mandó por dos décadas. Ambos cuentan que los intendentes salientes deciden aumentos de sueldos generalizados justo antes de dejar la gestión, autorizan pases indiscriminados de empleados municipales a la planta permanente y diseñan todo tipo de artilugios para complicar su llegada a la gestión.

Los intendentes electos de Merlo y Malvinas Argentinas son parte de un recambio dirigencial en el peronismo. También forma parte de ese grupo Mariano Cascallares, flamante intendente de Almirante Brown, quien derrotó en las PASO a Darío Giustozzi y luego ganó la intendencia, a la que quería volver el diputado por un tercer período.

Los tres sacaron del poder a referentes de larga trayectoria, algunos de ellos auténticos barones del conurbano. LA NACION los reunió en un momento clave, el de la transición, que se mezcla con la incertidumbre por la relación que tendrán con María Eugenia Vidal y con la campaña a favor de Daniel Scioli para el ballottage.

Menéndez quiere renovar Merlo. "Vivimos una gesta emancipadora en un municipio que estaba gobernado por el miedo. Perdimos miles de puestos de trabajo porque los inversores eran rehenes de la política. Venimos a cambiar esas reglas. Levantar una voz crítica se sufría en el cuerpo, el alma y los bienes. Hubo concejales destituidos, presos, remates de propiedades, como me ha tocado a mí, embargos, violencia directa. Lo que se viene es lo contrario. Queremos bajar a 100.000 personas del tren Sarmiento, para que vuelvan a trabajar en Merlo", afirma.

Nardini promete cambios en Malvinas Argentinas. "El distrito se creó en 1995 y tuvo la misma gestión desde entonces, hay que innovar. A través de foros de participación ciudadana, los vecinos tienen que marcar prioridades de gestión. Hay que descentralizar la salud. Malvinas es conocido como el distrito de la salud, pero está todo focalizado en un lugar", señala el intendente electo, titular de la Anses en el distrito.

Para Cascallares, "los viejos municipios de alumbrado, barrido y limpieza han quedado en el olvido; hoy, el intendente necesita idoneidad para resolver problemas, porque todos recaen en el primer estamento gubernamental, que es el municipio".

En Merlo y en Malvinas Argentinas, las transiciones son caóticas. "Pusieron a miles de personas en planta permanente; subieron los sueldos un 70%, retroactivo a julio y pagadero en diciembre; aumentaron $ 5 millones por mes lo que se paga por la recolección de residuos, retroactivo a enero y pagadero en diciembre; y están sacando mobiliario con camiones puestos de culata", acusa Menéndez.

"El 21 de octubre tomaron 340 viviendas de un plan federal. Lo habrían hecho para encubrir un desfalco contra del erario nacional de más de $ 100 millones", completa el concejal en uso de licencia.

Un panorama similar traza Nardini: "Quieren hacer una sesión el lunes [por mañana], para aumentar sueldos de funcionarios. El intendente cobra unos $ 56.000, lo elevarían a $ 138.000. Ganaría más que la Presidenta. En 20 años no pasaron a nadie a planta permanente y hoy quieren pasar a 2000 personas".

Para Cascallares, la transición es tranquila: "Ya tuvimos reuniones. Lo prioritario es un fuerte trabajo durante el verano en los 185 edificios educativos de Almirante Brown".

El actual titular del Instituto de Previsión Social (IPS) fue crítico de Giustozzi, hoy reemplazado por Daniel Bolettieri en la intendencia. "Fui crítico de su gestión, pero nunca trascendió a lo personal", explica.

Los tres intendentes del Frente para la Victoria (FPV) vivirán la particularidad de compartir su gestión con la gobernadora Vidal, que rompió con 28 años de gobiernos peronistas en la provincia.

"Somos una generación nueva en los distritos y tenemos que llevar adelante una articulación inteligente", dice Nardini. Y advierte: "Si Vidal quiere hacer un gobierno innovador, que no sume a Cariglino al Ministerio de Planificación. En Malvinas se dice que él lo podría encabezar. Gobernó por 20 años un distrito que tiene sólo un 5% de acceso a cloacas".

Cascallares espera "articular de la mejor manera; si le va bien a Vidal, nos va bien a los bonaerenses".

"La felicitamos, ella llamó y se puso a disposición. Con su marido [Ramiro Tagliaferro, intendente electo de Morón] somos amigos del fútbol desde hace más de 20 años. Son gente de buena cepa", dice Menéndez.

Los tres ya ganaron batallas distritales ante rivales que parecían invencibles, pero hoy tienen otro objetivo: apuntalar a Scioli para que gane el ballottage. Hicieron referencia al candidato del FPV en varias ocasiones durante la charla con LA NACION.

Cascallares destaca la gestión del actual gobernador porque, "sin importar el color político, ha generado medidas de descentralización".

Nardini asegura que su gestión en el municipio será "histórica" y que también será histórico "el 22 cuando, por primera vez, un gobernador bonaerense sea presidente a través del voto popular".

Menéndez rechaza las acusaciones de campaña sucia contra Mauricio Macri y comparte con sus colegas la confianza en Scioli. "En Merlo sabemos lo que es que te armen causas, te metan preso y te lastimen; eso es campaña sucia", subraya.

"Cambiemos sigue con el mismo discurso después de perder en las primarias y en las generales; Scioli incorporó cosas. Los que no nos votaron a nosotros ni a la alianza Cambiemos tienen mucho más que ver con nuestra impronta, nuestras propuestas y nuestra mirada", considera el nuevo intendente de Merlo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?