Suscriptor digital

TAG Heuer presentó Connected, su primer reloj inteligente

El nuevo Tag Heuer Connected corre Android Wear y usa un chip de Intel
El nuevo Tag Heuer Connected corre Android Wear y usa un chip de Intel Fuente: AFP
El modelo usa Android Wear y tiene una pantalla circular protegida por cristal de zafiro, además de un diseño que sigue el de uno de sus clásicos, el Carrera
(0)
9 de noviembre de 2015  • 13:47

TAG Heuer presentó el smartwatch del que venía hablando hace tiempo: corre Android Wear (la misma plataforma que usan Motorola, Huawei, LG, Asus y otros) y lleva en su interior un procesador Intel de doble núcleo, como el reciente Fossil Q Founder.

Como otros smartwatch con Android Wear, es un modelo grande, con una caja de 46 mm y un grosor de 12,8 mm; una pantalla circular de 1,5 pulgadas (360 x 360 pixeles) protegida por cristal de zafiro; un cuerpo de titanio al que se le pueden enganchar correas disponibles en siete colores; una batería de 410 mAh, y el resto del hardware típico de estos equipos (1 GB de RAM, conectividad Bluetooth y Wi-Fi) además de carga por inducción y un micrófono para responder a órdenes verbales, sensor de movimiento para usar de podómetro, compatibilidad con sensores deportivos externos, etcétera.

Sigue las líneas de diseño del TAG Heuer Carrera, y tendrá un precio de 1500 dólares en Estados Unidos (sale a la venta hoy). Un dato interesante es que la compañía permitirá a sus clientes cambiarlo por un reloj tradicional si no les convence el nuevo modelo (dos años después de la compra).

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?