Suscriptor digital

La Corte ordenó que se hagan públicas las cláusulas del acuerdo entre YPF y Chevron en Vaca Muerta

El máximo tribunal de Justicia le exigió al Gobierno que revele los detalles del acuerdo entre las petroleras
Diego Yañez Martínez
(0)
10 de noviembre de 2015  • 11:41

La Corte Suprema le ordenó hoy al Gobierno hacer públicas las cláusulas secretas del acuerdo entre YPF y la petrolera estadounidense Chevron para la explotación de hidrocarburos en el yacimiento de Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén, suscripto el 16 de julio del 2013.

El máximo tribunal remarcó en su fallo que "las imprecisas y genéricas afirmaciones que formuló YPF SA en la causa no eran suficientes para tener por probado que la divulgación del contenido del acuerdo pudiese comprometer secretos industriales, técnicos y científicos".

El fallo de la Corte hizo lugar a una acción de amparo iniciada por el senador socialista Rubén Giustiniani luego de que YPF se negara a brindarle la información que había solicitado sobre ese proyecto de inversión, en especial la relacionada con la calidad ambiental y las actividades que desarrollarán ambas petroleras.

El Tribunal sostuvo que, por encontrarse YPF bajo la órbita del Poder Ejecutivo, debe permitir el acceso a información relacionada con sus actividades. También destacó que la empresa desempeña importantes actividades en las que está comprometido el interés público, por lo que no puede negarse a brindar información.

Los jueces Ricardo Lorenzetti , Carlos Fayt y Juan Carlos Maqueda coincidieron en su voto, pero la jueza Helena Highton de Nolasco lo hizo en disidencia por considerar que se debe acatar el dictamen de la Procuradora General, Alejandra Gils Carbó , el cual se pronunció por dar intervención a Chevron Corporation.

"YPF no puede ampararse en normas destinadas a la búsqueda de eficiencia económica y operativa para evadir la obligación de garantizar y respetar el derecho de acceso a la información", sostuvo el fallo y subrayó que ese "derecho corresponde a cualquier persona para ejercer el control democrático de las gestiones estatales".

El caso llegó a la Corte luego que la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal le negara a Giustiniani el acceso al texo completo al determinar que" la divulgación de ese contenido podría comprometer secretos industriales, técnicos y científicos".

Giustiniani cuestionó la supuesta existencia de "cláusulas secretas en el contrato", entre ellas un hipotético "compromiso que obliga al país a entregar por más de 35 años una zona que es la tercera más rica del mundo en petróleo y gas no convencional" y una "cláusula que asegura el cobro a perpetuidad de regalías aunque Chevron se retire del negocio".

"Estamos satisfechos con el fallo, la resolución de la está en línea con lo que viene resolviendo desde el 2013 en cuento a la información ambiental. Una información pública no puede, por cuestiones opacas y oscuras, ocultarse a la ciudadanía. Es un tema que compromete a los recursos naturales del país", señaló el senador en diálogo con LA NACION

"Nadie en el siglo XXI puede alegar secretos industriales para no dar a conocer una información ambiental. Entre hoy y mañana le vamos a pedir una copia del contrato a YPF", agregó.

YPF, a su vez, aseguró mediante un comunicado de prensa que van a respetar el fallo de la Corte conforme a los plazos que se establezcan e indicó que el único objetivo del acuerdo fue generar el primer desarrollo de explotación de hidrocarburos no convencionales.

"En poco más de dos años, Chevron ingresó por el mercado único y libre de cambio (MULC) más de 2500 millones de dólares en Loma Campana. Esta actividad impulsó el crecimiento de la economía del país y generó alrededor de 5000 puestos de trabajo nuevos entre directos e indirectos", señaló la empresa.

Aunque no cuestionó el fallo, la petrolera indicó que no se le puede aplicar legislació o norma administrativa como entidad del Estado, ya que la empresa opera como una sociedad anónima abierta.

El acuerdo entre YPF Y Chevron

En julio del 2013 y luego de diez meses de negociación ambas petroleras llegaron a un acuerdo para la explotación de un cluster de petróleo no convencional en la formación de Vaca Muerta, la mayor de este tipo en la Argentina, que incluyó la perforación de más de cien pozos en el primer año y una inversión en torno a los US$ 1500 millones (US$1240 millones de Chevron y US$ 260 millones de YPF).

La superficie total de la cuenca de Vaca Muerta es de alrededor de 30 mil kilómetros cuadrados, de los cuales YPF tiene una participación neta equivalente a 12 mil kilómetros cuadrados.

Esos fondos- se informó- fueron utilizados para el desarrollo de la primera fase del plan en una zona con una extensión de 20 kilómetros cuadrados, que en un futuro se denominará Cluster Enrique Mosconi, ubicada en la zona conocida como Loma La Lata Norte y Loma Campana.

Dirigentes opositores cuestionarion las cláusulas de confidencialidad desde que se informó el acuerdo. Una investigación de LA NACION reveló que se establecían condiciones para que la petrolera estadounidense pudiese remitir dividendos al exterior, pese al cepo cambiario. Además se fijaron los tribunales de Nueva York y París en caso de litigios y se crearon complejas sociedades para evitar embargos.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?