El boom de las suculentas, las plantas perfectas para la vida moderna

Revalorizadas por diseñadores y amantes de la decoración, necesitan poco riego, son de fácil cuidado y pueden ubicarse en cualquier rincón de la casa
Lila Bendersky
(0)
21 de noviembre de 2015  

Cuando Sol Tavelli se fue a vivir con su novio a un departamento en Saavedra, lo primero que pensó fue: "Necesito plantas". Su prontuario en el rubro botánico era bastante malo. Nunca le duraron más de algunos meses. Decidió ir al vivero más cercano y pedir que le recomendaran una especie que no necesitara mucho cuidado y así dio con las suculentas. "No necesito estar pendiente de ellas, las riego cada tanto y listo. Son las plantas perfectas para la vida moderna", afirma.

En la cocina, en la biblioteca, en el balcón, en la terraza, en la mesa ratona e incluso en el baño, las suculentas se convirtieron en la nueva obsesión tanto de hombres como de mujeres. Como poseen hojas o tallos carnosos donde almacenan agua, son un tipo de planta que se adapta fácilmente a cualquier ambiente y requieren poca atención. Una verdadera joya para aquellos que tienen poco tiempo, pero desean tener un espacio verde en algún rincón del hogar.

"Son plantas que uno podía encontrar en los patios de las casas de las abuelas y ahora han sido revalorizadas gracias a los coleccionistas", explica Rodolfo Rauscher, dueño de uno de los viveros más grandes de cactos y suculentas. En Escobar tiene un cactario inmenso.

"Conocí estas plantas en un viaje. Me llamaron la atención las diferentes y extrañísimas formas que había, la variedad de colores, los modos de reproducción. Observé que en varias tiendas las tenían en macetas que no me copaban mucho y empecé a crear otros espacios combinando plantas con piedras preciosas, maderas o figuras geométricas de acrílico", cuenta Tamara Lipkin, dueña de Litoral (litoralbuenosaires.com). Las especies que utiliza para sus terrarios (pequeños ecosistemas en los que se recrean las condiciones de un entorno natural) y macetas van variando. Algunas forman parte de su propia huerta y otras las consigue en viveros.

Herbario (herbario.com.ar) es un espacio donde el arte, el diseño y la botánica se combinan en cada una de las creaciones de su dueña, Florencia Carella. Sus piezas pueden verse como objetos de decoración en locales como Valdez o en ferias de diseño como Casa FOA. Para esta ilustradora, no hay dudas de que las suculentas están de moda. "Mucha gente tiene su primer acercamiento al mundo de las plantas a partir de esta especie. Las prefieren no sólo porque son plantas de ?fácil cuidado', sino por su atractivo estético", subraya.

Si bien requieren poca atención, la clave está en conocer el origen de cada especie para explotar al máximo su potencial. "Si uno sabe cómo es el clima de su hábitat original puede intentar reproducirlo. Por ejemplo, si un cactos es originario de África, es decir, que crece en el desierto y lo colocamos adentro de un baño, oscuro, sin aire y lo regamos todos los días es muy factible que sus raíces se pudran y mueran", explica Lipkin, quien es fanática de la especie sempervivium debido a la extraña forma de sus hojas y que sólo se riega en invierno. En Herbario organizan workshops donde los alumnos aprenden técnicas de trabajo y cuidado con las plantas.

Las suculentas no sólo coparon el patio y la terraza de la casa de Martín Lowenstein, ilustrador y director de la editorial Humobooks, sino que se convirtieron en una fuente de inspiración para su colección de dibujos. "Tengo una serie de más de 50 diseños de plantas. Son todas especies que tenemos en casa y siempre trato de conseguir una nueva para agregarla a la colección de ilustraciones", detalla.

"Pueden enriquecer cualquier espacio. El verde es hoy un material más y está a la par de la madera o el hormigón", describe el arquitecto Pablo Fuks, quien tiene suculentas y cactos en el interior de su casa en Almagro. Para Aledia Hallack, creadora de Plantaholic (facebook.com/plantaholicbsa), este es un punto clave para sumar una suculenta a la vida hogareña: "Contrariamente a lo que se piensa se pueden tener hasta en el dormitorio. Absorben el dióxido de carbono por la noche ayudando a purificar el aire", puntualiza.

De a poco comenzaron a surgir ferias donde productores y aficionados confluían. "Realizamos cuatro ferias al año donde los participantes ofrecen plantas y artesanías relacionadas con cactos, suculentas, orquídeas, carnívoras, bromelias y bonsái", explica Lucio Coronel, uno de los organizadores de la Feria de las Cuatro Estaciones, que realizará su próxima edición el 12 de diciembre en el hotel Bauen.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?