Suscriptor digital

El futuro de Internet se llena de niebla

Ernesto Martelli
Ernesto Martelli LA NACION
(0)
22 de noviembre de 2015  

Llegó la hora de la neblina en la ciencia de la informática, en esta etapa en que las metáforas de la meteorología parecen dominar los pronósticos sobre la arquitectura de la conectividad.

En los últimos años, se extendió la computación en la Nube: el almacenamiento remoto, que permitía eliminar la conservación de archivos pesados en dispositivos personales y alojarlos en lugares de fácil acceso. La idea de que esos cumulus nimbus de datos se ubicaban en la atmósfera sirvió para explicarla.

Ahora, en tiempos de Internet de las cosas, en las que millones de dispositivos como autos, heladeras, teléfonos, relojes o prendas de ropa estarán conectadas, ya se habla de la computación en la niebla: pequeñas partículas, mucho más cercanas, más livianas, menos perceptibles. La niebla. Este viernes, gigantes como Dell, Cisco, Microsoft e Intel, entre otros, formaron un consorcio para su desarrollo. Y, ayer mismo, un análisis aprovechaba la figura literaria: cada vez cuesta más ver el futuro que se nos insinúa entre la bruma.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?