Matteo Renzi llamó a Macri para felicitarlo

Matteo Renzi, primer ministro de Italia
Matteo Renzi, primer ministro de Italia Fuente: AFP
El primer ministro italiano dijo que se reunirá pronto con el presidente electo para “abrir una nueva página de colaboración entre los países”
Elisabetta Piqué
(0)
23 de noviembre de 2015  • 10:59

ROMA.- El primer ministro italiano, Matteo Renzi , llamó hoy por teléfono al presidente electo, Mauricio Macri , para felicitarlo por su victoria en el ballottage. Renzi y Macri acordaron que se reunirán pronto para "abrir una nueva página de colaboración entre los dos países", indicó el gobierno italiano. "Renzi le formuló a Macri su propio augurio de éxito, como señal de la amistad entre Italia y Argentina, fundada sobre fuertísimos lazos históricos, institucionales, económicos, científicos y socioculturales", aseguró un comunicado de Palazzo Chigi, sede de gobierno, que recordó que la Argentina "es el país del mundo con la mayor presencia de ciudadanos italianos (900.000 pasaportes)".

La vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Marina Sereni, destacó "el voto de cambio" que tuvo lugar en la Argentina. "Con la elección de Mauricio Macri los argentinos han elegido discontinuidad respecto del largo período de Néstor y Cristina Kirchner", indicó. La legisladora, que es también vicepresidente del Partido Democrático, agregó que "es decididamente demasiado temprano para decir si esto significará o no un camino completamente nuevo con respecto a la tradición peronista".

Por otro lado, hizo hincapié en que la Argentina enfrenta "grandes desafíos que tienen que ver en primer lugar con la economía y el rol del país en la región y en el mundo" y recordó los profundos lazos que tiene con Italia. "La presencia de millones de personas de origen italiana, muchos de los cuales nuestros conciudadanos, la colaboración económica entre las empresas, los intercambios culturales crecientes, hacen de la Argentina un país de interés estratégico para Italia, aún más en un momento que se perfila como de gran cambio", concluyó.

Con la elección de Mauricio Macri los argentinos han elegido discontinuidad respecto del largo período de Néstor y Cristina Kirchner
Marina Sereni

La victoria de Macri tuvo amplia repercusión en los diarios italianos, que coincidieron en resaltar "el fin de la era Kirchner" y el origen italiano-calabrés del flamante presidente, definido un "liberal". " Cristina Kirchner sale de escena casi resignada al ver el final de un modelo –como ella misma amaba definir la era K, ‘nacional y popular’-, que ha dejado profundos cambios en la Argentina, de cualquier forma uno pueda verlo", escribió el Corriere della Sera. "Doce años comenzados cuando un desconocido llegado desde la Patagonia y apodado ‘el pingüino, Néstor Kirchner , se encontró entre las manos el desafío de reconstruir el país, después de la grave crisis del 2001-2002 y el default de los tango-bonds. En sus primeros años los resultados fueron positivos, en términos de crecimiento económico y ayuda a los más necesitados. Después, el estatalismo populista se impuso, la inflación estalló y la economía se trabó", agregó. El prestigioso diario de Milán subrayó cómo "para no desmentirse, hasta el final la Presidenta mostró cómo interpreta las reglas: al momento de votar tuvo un comicio de nada menos que 28 minutos elogiando a su gobierno y atacando a Macri".

El diario La Repubblica hizo hincapié en que la gran perdedora de las elecciones fue Cristina Kirchner. "Más allá de sus méritos, el ex alcalde de Buenos Aires terminó por representar el deseo de cambio que se reforzó sobre todo en una clase media cansada de los caprichos de la viuda de Néstor Kirchner", escribió. Destacó, además, que Macri no tendrá un futuro fácil. "Visto el resutado final del ballottage no tendrá vida fácil en la Casa Rosada. En el fondo venció pero no convenció. Y no puede descartarse que el de ayer no sea el resultado mejor para Cristina Kirchner, ya lista, según muchos observadores, a volver al ruedo si la terapia de shock económica que promete Macri no tendrá un buen éxito en los próximos meses".

Debido al default de 2001 que significó un severo golpe a medio millón de pequeños ahorristas que habían comprado títulos argentinos –los denominados "tango-bonds"-, en los últimos años las relaciones bilaterales entre la Argentina e Italia se enfriaron.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.