Dilma Rousseff felicitó a Macri y lo invitó a reunirse en Brasilia

Dilma Rousseff asistirá a la asunción de Mauricio Macri
Dilma Rousseff asistirá a la asunción de Mauricio Macri Fuente: Archivo
La presidenta de Brasil confirmó que asistirá a la ceremonia del traspaso de la jefatura de Estado
Alberto Armendáriz
(0)
23 de noviembre de 2015  • 12:44

RIO DE JANEIRO.- Pese a que durante la campaña electoral el gobierno de Brasil y el oficialista Partido de los Trabajadores (PT) habían dejado en claro su inclinación por Daniel Scioli , la presidenta brasileña, Dilma Rousseff , se comunicó hoy con Mauricio Macri para felicitarlo por su victoria en los comicios de ayer y lo invitó a reunirse en Brasilia "lo más rápido posible".

El Palacio del Planalto confirmó que la mandataria llamó por teléfono al líder de Cambiemos y, durante la conversación que duró unos diez minutos, ambos acordaron darle una "nueva vitalidad" al Mercosur así como mantener una "fluida y dinámica" relación entre los dos países, principales miembros del bloque comercial regional. Macri ya había adelantado que deseaba que su primer viaje al exterior fuese a Brasil para ayudar a sacar al Mercosur del "estancamiento" en el que entró en los últimos años como consecuencia de trabas burocráticas de uno y otro lado.

Las fuentes de la presidencia brasileña indicaron que todavía hay que ajustar las agendas de Rousseff y Macri para ver cuándo se podría concretar la visita del presidente electo argentino a Brasilia, pero no descartaron que ocurra incluso antes de su asunción, el 10 de diciembre. De cualquier modo, el Palacio del Planalto afirmó que Rousseff asistirá a la toma de posesión de Macri en Buenos Aires.

Desde que Luiz Inácio Lula da Silva, antecesor y padrino político de Rousseff, asumió el poder en 2003, los gobiernos petistas tuvieron gran sintonía ideológica con las administraciones de Néstor y Cristina Kirchner. Sin embargo, debido principalmente a los problemas económicos argentinos y las barreras levantadas a las importaciones en los últimos años, el flujo comercial pasó de un récord de US$ 39.500 millones en 2011 a US$ 28.000 millones el año pasado.

Con la perspectiva de continuar esa sintonía ideológica pero mejorar el comercio –sobre todo en medio de la profundización de la crisis económica brasileña ahora-, las autoridades brasileñas mostraron su preferencia por Scioli, candidato presidencial del Frente para la Victoria. El gobernador de la provincia de Buenos Aires no sólo tuvo el apoyo explícito de Lula en una visita que el ex mandatario brasileño hizo a la Argentina en medio de la campaña, sin que pocos días antes de la primera vuelta electoral del 25 de octubre, Rousseff recibió a Scioli en una breve visita a Brasilia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.