Miguel Ocampo: un maestro de la luz y el color

Gabriela Origlia
(0)
25 de noviembre de 2015  

CÓRDOBA.- El pintor Miguel Ocampo, artista reconocido internacionalmente, murió ayer en esta ciudad, seis días antes de cumplir 93 años. Había nacido en Buenos Aires en 1922 y vivía desde 1978 en La Cumbre, donde todavía continuaba trabajando.

Arquitecto, Ocampo contaba que Piero Della Francesca fue "su revelación" y primera influencia reconocible junto con Klee, Braque y Bonnard. Su primera exposición individual fue en París en 1950, ese mismo año llevó la muestra a Buenos Aires.

Primo segundo de Victoria y Silvina Ocampo, cultivó una amistad con artistas como Manuel Mujica Lainez, quien le dedicó su libro Bomarzo, y el escultor José María Suhurt, que lo definió como "un maestro de la luz y el color".

Integró con Fernández Muro, Sarah Grilo, Alfredo Hlito, Maldonado y Lidy Prati el Grupo de Artistas Modernos con los que afirma su camino en la pintura geométrica-concreta.

Admitía que su producción podía asociarse a los lugares donde vivió, como Roma, París y Nueva York, ciudades en las ocupó cargos diplomáticos. Aunque recorrió buena parte del mundo, "lo que más pesa en su pintura es La Cumbre", señala la página de presentación de la sala que lleva su nombre, abierta en 2008 y donde se exhibe su obra. En su última etapa, paisajes, jardines y el tema del color autónomo cobraron protagonismo. Ocampo solía repetir "no es que la naturaleza imite al arte, no se sabe quién imita a quien".

Según sus propias definiciones, adquirió su estilo tomando las corrientes artísticas y transformándolas en propias con "coherencia y pasión". A lo largo de su carrera "lo abstracto y lo figurativo no son contradictorios ni generan conflictos", señala la reseña de la Sala Ocampo. En el ámbito de la figuración sólo entra la naturaleza (el paisaje y el cuerpo), porque lo urbano, "esa sobredosis que tuvo, huye de sus cuadros".

Desde 1983, Miguel Ocampo fue miembro de número de la Academia Nacional de Bellas Artes. Representó a la Argentina en las bienales de San Pablo y de Venecia.

El velatorio se realizará hasta las 18 de hoy en la Sala Ocampo, en calle José Hernández 630 de La Cumbre, donde se preserva su obra.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?