Del traspaso anticipado de gobierno a la banda presidencial que cosieron de apuro: breve historia de las transiciones

El 8 de julio de 1989, cinco meses antes de lo previsto, Alfonsín le entregó la presidencia a Menem
El 8 de julio de 1989, cinco meses antes de lo previsto, Alfonsín le entregó la presidencia a Menem Fuente: Archivo
Un repaso de cómo fueron los cambios de gobierno desde el retorno de la democracia hasta la asunción de Néstor Kirchner
(0)
25 de noviembre de 2015  • 12:46

La reunión que ayer mantuvieron a solas Cristina Kirchner y el presidente electo, Mauricio Macri, fue un nuevo capítulo en la historia de las transiciones que se sucedieron en el país desde el retorno de la democracia. Aquí, un repaso de lo que sucedió en las transiciones: la de Raúl Alfonsín-Carlos Menem (1989), Menem-Fernando de la Rúa (1999) y Eduardo Duhalde-Néstor Kirchner (2003).

Alfonsín-Menem

Fue la primera transición de un mandatario democrático a otro en 60 años. Castigado por la crisis económica, Raúl Alfonsín decidió convocar a elecciones anticipadas y su salida del gobierno se aceleró luego del triunfo de Carlos Menem en las elecciones del 14 de mayo de 1989. La asunción del nuevo mandatario estaba prevista para el 10 de diciembre, pero la hiperinflación y la devaluación del Austral obligaron a Alfonsín a entregar también antes el mando presidencial.

"No hay ninguna posibilidad de que se acorte el mandato del señor presidente", expresó Menem por aquellos días, pero finalmente autorizó a sus colaboradores más cercanos a reunirse con el equipo de Alfonsín. La entrega anticipada del mando tenía sus obstáculos: la ley de acefalía no contemplaba dicha situación y, de producirse el adelantamiento de la asunción, Menem no contaría con las mayorías legislativas hasta el 10 de diciembre.

Tras varias reuniones, el 15 de junio se logró un acuerdo "de buena fe y confianza" entre las dos fuerzas. Allí se fijó que Alfonsín y su vice, Víctor Martínez, renunciarían ante el Congreso el 30 de junio, que Menem y Eduardo Duhalde asumirían el 8 de julio de 1989 y que el radicalismo y el peronismo se comprometían a la sanción "de todo proyecto de ley sobre temas económicos y sociales que el Poder Ejecutivo Nacional remita al Congreso de la Nación" hasta el recambio legislativo.

Menem-De la Rúa

Menem y De la Rúa se reunieron en Olivos el 4 de noviembre de 1999
Menem y De la Rúa se reunieron en Olivos el 4 de noviembre de 1999 Fuente: Archivo

Una hora duró la primera reunión que Menem y Fernando de la Rúa mantuvieron en la quinta de Olivos, el 4 de noviembre de 1999, apenas días después de que el líder de la Alianza ganara las elecciones. No fue a solas, como la de Cristina y Macri. Participaron por el gobierno saliente Carlos Corach y Alberto Kohan y por el entrante Rodolfo Terragno y Darío Lopérfido.

Las crónicas de archivo cuentan que hubo dos rondas de café y agua mineral y que De la Rúa rechazó un tentempié porque, según adujo, la campaña intensa le había afectado el estómago. Menem invitó a su sucesor a caminar por los jardines de la quinta, pero el mandatario electo no quiso. Sí hubo foto en conjunto a la salida de la reunión, pero no declaraciones a la prensa.

Esa primera reunión marcó el inicio de la transición que iba a completarse el 10 de diciembre, cuando Menem -tras diez años de mandato- entregaría los atributos presidenciales al radical. Desde el minuto uno, De la Rúa marcó sus condiciones: que se apruebe el presupuesto para el año próximo y un nuevo paquete impositivo, y que la administración de Menem no aumente el gasto público.

La buena sintonía pareció quedar en las intenciones. La discusión entre ambos espacios fue áspera durante aquellos días y el resultó quedó en la evidencia de que De la Rúa asumió sin el presupuesto porque no lo aprobó el Congreso. Además, el justicialismo conservaría el control del Senado.

El 10 de diciembre de 1999, De la Rúa recibió la presidencia en manos de Menem
El 10 de diciembre de 1999, De la Rúa recibió la presidencia en manos de Menem Fuente: Archivo

Duhalde-Kirchner

La transición entre Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner tuvo la particularidad de ser entre dos dirigentes peronistas. La sintonía entre ambos -el presidente saliente había ungido al santacruceño para lo suceda en el cargo- se evidenciaba en que hablaban todos los días por teléfono.

Duhalde y Kirchner se reunieron en Olvios apenas días antes que el santacruceño asuma a la presidencia
Duhalde y Kirchner se reunieron en Olvios apenas días antes que el santacruceño asuma a la presidencia Fuente: Archivo

Hubo un primer encuentro cinco días después de las elecciones del 27 de abril de 2003, en la que Kirchner sacó el 22 de los votos: el presidente saliente y su esposa Hilde "Chiche" Duhalde fueron anfitriones en Olivos de un almuerzo con Néstor y Cristina Kirchner. Semanas después, Duhalde y Kirchner volvieron a verse cara a cara.

El 22 de mayo, apenas tres días antes del cambio de mando, conversaron a solas durante una hora y media en Olivos. Mientras el entonces mandatario dijo públicamente que sólo hablaron "de los actos de traspaso de mando", el presidente electo reveló que se tocó "la situación política e institucional del país".

La anécdota de la reunión fue que una modista del área de protocolar aprovechó la visita de Kirchner para tomarle las medidas de la banda presidencial. "Me tiene que hacer otra porque la de Duhalde no me entraba", contó entonces el santacruceño.

Kirchner, el 25 de mayo de 2003, al recibir el bastón presidencial de parte de Duhalde en el Congreso
Kirchner, el 25 de mayo de 2003, al recibir el bastón presidencial de parte de Duhalde en el Congreso

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?