Suscriptor digital

El heavy metal argentino lucha y vuelve al centro de la escena

En estos días coinciden la octava edición de un festival que promueve nuevos grupos, el estreno de un documental y la publicación de un libro de fotografías sobre su banda insignia
Sebastián Ramos
(0)
27 de noviembre de 2015  

Fidelidad, hermandad, actitud, identificación, lucha, rebeldía, independencia, resistencia y convicción. Cuando se habla del metal argentino, parece imposible eludir algunos de estos términos que, juntos, definen un movimiento que va más allá de un estilo, un género o una forma de hacer música.

Por estos días, un festival, un documental y un libro de fotografías coinciden y, cada uno a su manera, analizan el pasado, el presente y el futuro del heavy metal argentino, un movimiento que continúa luchando desde los márgenes.

"El metalero se caracteriza por la perseverancia y la lucha. El heavy metal no es un estilo de moda y, como decía Pappo, no lo van a pasar por la radio. Nos pueden respetar, pero nunca vamos a ocupar el plano que ocupan otras bandas de rock o de pop. Eso, en cierto sentido, es la filosofía del metal: ir contra la corriente", argumenta Walter Meza, voz grave del grupo Horcas, una de las bandas referentes del género, que mañana actuará en la primera de las tres jornadas que tendrá la octava edición del festival Metal para Todos. "Es un festival histórico, que tuvo buenas y malas, pero que ya es un clásico de la movida, donde tocan tanto bandas consagradas como las nuevas promesas."

Andrés Violante, fotógrafo devenido leyenda del metal local, asegura que el movimiento vive en la actualidad un gran momento, como hacía tiempo no ocurría, y que va más allá de lo musical. "La escena es pujante, hay montones de bandas nuevas que están grabando sus discos, conciertos por todas partes, festivales (como Metal para Todos), programas de radio ( Vorterix Metal), de TV ( MTL, Larga vida al Heavy Metal, Petrus Rock), fanzines (Metálica), revistas (Efecto Metal), libros y, además, las bandas grandes, como Malón, Almafuerte, Rata Blanca y Horcas, también atraviesan una instancia de gran convocatoria y poderío artístico. Por si fuera poco, el under, que es el corazón del movimiento, tiene ramificaciones extensas, como la Feria Metalera, que se hace cada tres meses y es un lugar de encuentro para toda la familia y donde se congregan montones de seguidores del género. Todo esto demuestra que es algo que sobrepasa largamente el gusto por un estilo musical."

Violante es el responsable del libro Hermética-Las fotos, un documento único sobre el grupo insignia del metal argentino que acaba de publicarse de manera independiente. "Hermética -analiza el fotógrafo-, al separarse en su mejor momento, dejó la idea de que por primera vez una banda de heavy metal combativo (sin difusión radial) podía ser masiva. Eso no lo sabremos nunca y ahí está el origen de su mito."

En ese mito y en tantos otros que existen en torno a este movimiento muchas veces perseguido y objeto de prejuicios tanto sociales como culturales se centra Sucio y desprolijo, el documental dirigido por Paula Álvarez y Lucas Lot Calabró, que fue aplaudido en la reciente edición del Festival de Cine de Mar del Plata. El film, que surgió como desprendimiento de la tesis de grado de estos dos jóvenes cineastas en la Universidad de La Plata, llegará en primera instancia a las salas Incaa en los primeros meses de 2016, para luego iniciar una gira por el interior.

"Lo hicimos porque nosotros mismos somos metaleros", confiesa Álvarez. "Íbamos a los recitales juntos y charlábamos sobre cómo el movimiento mantuvo, a través de los años, esa cosa artesanal, todo hecho siempre a pulmón. Fue un poco nuestra retribución al metal. Éste es un movimiento que tiene ideales muy marcados, que siempre está ahí para ayudar al que lo necesita y que ofrece una identificación para los seguidores que ningún otro género tiene. Yo soy de Pigüé, de la provincia de Buenos Aires, y cuando era chica y me vine para acá me sorprendió ir a los recitales sola y encontrar un trato muy bueno, nunca un problema. Me encontraba las mismas caras, la misma gente y estaba buenísimo. Era como sentirse contenido. Una vez que agarrás el metal, no lo soltás más."

En ese punto, esta joven cineasta coincide con el cantante de Horcas, hoy una de las voces más importantes del metal. "Yo soy de un barrio de laburantes, de La Matanza -dice Meza-, y cuando era un pibe, los amigos de mi hermano me mostraron El Reloj, que tenía una ideología fuerte y potente y me llamó enseguida la atención. De ahí en más el metal me acompaña. Cuando escuché por primera vez Black Sabbath fue como mi nacimiento, como si hubiera venido Juan el Bautista y vi el fuego, la luz y todo eso. En esa época, si eras adolescente y querías ser rebelde, tenías que escuchar a esos tipos. El metal siempre nos reunió en torno a esa esencia de rebeldía y compromiso, de la amistad y de la esquina."

Dónde, cómo y cuándo

Metal para Todos. La apertura del festival será mañana, a las 15.30, en Groove, Santa Fe 4389, con shows de Horcas, Claudio Marciello, Viticus y Lethal, entre otros.

Hermética - Las Fotos. El libro de Andrés Violante se presentará el martes 1° de diciembre en el Museo del Libro y de la Lengua, Las Heras 2555.

Sucio y desprolijo. Tras su presentación en Mar del Plata, se estrenará en las salas del Incaa en 2016.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?