Diez momentos épicos de Star Wars

Repasamos las grandes escenas de la saga, preparándonos para el estreno de Episodio VII
(0)
1 de diciembre de 2015  • 11:18

Antes del esperado estreno de Star Wars: The Force Awakens, repasamos los momentos fundamentales de la saga.

10. El campo de asteroides (Episodio V - El imperio contraataca)

Han Solo demuestra que puede ser el Michael Schumacher de la galaxia al meterse en un granizado estelar para escapar de unas naves imperiales, en una persecución para ajustarse los cinturones de la butaca. ¡Roca and roll!

9. El nacimiento de Darth Vader (Episodio III - La venganza de los Sith)

Aunque no esté a la altura de la saga original, la trilogía precuela ofrece excelentes momentos. Y si hay uno que merece estar en el top ten general es este, equiparable a cualquier clásico del terror. De los despojos quemados de Anakin Skywalker, los restos de apenas un hombre, el Emperador crea un monstruo tan poderoso como atormentado. Otra que Frankenstein, George Lucas.

8. La fosa de Carkoon (Episodio VI - El regreso del jedi)

Han, Luke y Chewbacca están a punto de transformarse en comida del temible Sarlacc. "En su estómago, encontrarán una nueva definición de dolor y sufrimiento al ser digeridos durante mil años", cancherea Jabba the Hutt, antes de que R2-D2 y compañía le pinchen la ejecución. Una escena que tiene todo lo que más nos gusta de Star Wars: criaturas exóticas y horripilantes, peleas con sables láser y la princesa Leia en bikini.

7. Yoda entrena a Luke (Episodio V - El imperio contraataca)

El joven héroe termina en los pantanos de Dagobah, donde un sabio viejito verde lo adiestrará en las artes Jedi. Ejercita el poder del cuerpo y la mente, pero no consigue emplear la fuerza que lo rodea para rescatar a su X-Wing sumergido. El anciano cierra sus ojos y lo eleva de las profundidades como magia. "No puedo creerlo", dice un Luke boquiabierto. "Es por eso que fallas", responde Yoda. Maestro.

6. La cantina (Episodio IV - Una nueva esperanza)

Luke y Obi-Wan se meten en un peligroso antro de malandras espaciales en busca del piloto más rápido del sistema estelar. No solo es la presentación de Han Solo: es el instante en que La guerra de las galaxias se convierte en un western mitológico.

5. Luke vs. Darth Vader (Episodio VI - El regreso del Jedi)

Luego de la revelación que nos dio El imperio contraataca, estábamos en vilo por este enfrentamiento que es mucho más que la final entre el bueno y el malo (no, no hay spoilers, por si nos está leyendo algún marciano). Toda la primera saga se construyó para este momento y Lucas no defrauda con una tragedia griega de proporciones cósmicas.

4. Han Solo es freezado (Episodio V - El imperio contraataca)

El personaje de Harrison Ford es congelado en carbonita, en una dramática escena que nos dejó desde chocolates y jabones hasta las cubeteras y fundas para celulares más cool del imperio. Tranqui, Chewie: "Está vivo, y en perfecto estado de hibernación".

3. El comienzo (Episodio IV - Una nueva esperanza)

En la vastedad del espacio, entra en cuadro una pequeña nave rebelde y, atrás, un inconmensurable destructor a los tiros. ¿Hay alguna otra película en la historia del cine con una introducción tan definitiva? En una sola toma, Lucas presenta el conflicto y nos lleva a una galaxia muy muy lejana de la que nunca queremos volver.

2. El asalto a la Estrella de la muerte (Episodio IV - Una nueva esperanza)

Quizás el mayor clímax de toda la saga: una batalla contrarreloj para salvar a la rebelión destruyendo la más grande y mortífera máquina de guerra jamás creada. Quince minutos de disparos, cazas rasantes, drama, muertes y explosiones que le empardan despliegue y dramatismo a cualquier clásico bélico convencional, y que nos dejaron el gran mantra universal para superar todo desafío: "usa la fuerza".

1. "Yo soy tu padre" (Episodio V - El imperio contraataca)

El momento en el que George Lucas convierte una saga de fantasía y acción en una tragedia interestelar. Luke Skywalker se enfrenta a su némesis y descubre, al mismo tiempo, que su mentor Obi-Wan le había mentido, y que en su sangre corre la más oscura verdad. "Únete a mí, y juntos dominaremos la Galaxia como padre e hijo". FAAAAAAHHHH.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.