Mario Pergolini: "Todo el mundo tiene que poder ver los partidos por televisión"

Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia
En diálogo con canchallena.com,el candidato a vicepresidente de Boca habla del fútbol, sus posibilidades económicas y la renovación dirigencial con su habitual desparpajo
Jeremías Prevosti
Pablo Vignone
(0)
1 de diciembre de 2015  • 00:35

Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

Mario Pergolini es hincha. Y narra el día que insultó durante todo el partido a un rival, al que prefiere no nombrar, hasta que su insistencia para que le compre alfajores logró una respuesta desde el campo de juego: "Mario, podés parar". Mario Pergolini es empresario. Y plantea una serie de proyectos para volcarlos al fútbol, como recuperar los recursos económicos que ofrece el videojuegos FIFA 2015 o como repensar una nueva distribución del dinero de la televisación en función del rating de cada equipo. Ahora, Mario Pergolini también es candidato a vicepresidente de Boca por la agrupación que lidera el ex presidente xeneize Jorge Amor Ameal. Y explica de qué se trata el proyecto de la nueva Bombonera, una ambiciosa promesa que muchos ya hicieron, pero que no cumplieron, y cuál será su rol en la dirigencia.

En una entrevista con LA NACIÓN, el conductor y director de Radio Vorterix expone sus ideas sobre el negocio del fútbol. Apoya el "derecho ganado" de que los partidos sean de libre transmisión, pero opina que no debe ser el Estado el encargado de financiarlo. Además, responde las declaraciones de Daniel Angelici, le pide a Juan Román Riquelme que venga a caminar por el patio de su casa y asegura que sus rivales políticos no están muy contentos con su candidatura.

-Cuando anunciaste tu candidatura, te hiciste una cuenta de Twitter que te duró dos días. ¿Qué pasó?

-Mi política con las redes sociales es no tener redes sociales. A veces utilizo las de Vorterix para tirar algo, 10 o 15 tuits en todo el mes. Pero lo de Boca fue increíble. Arruiné el Twitter de la radio. Yo he estado en los medios, en momentos buenos, pero no tiene tanto impacto como Boca. Desde que dije que iba a estar en Boca me siento como si tuviera un programa con 30 puntos de rating de lunes a viernes. Me tuve que hacer uno, pero era una catarata. Y empezás a contestar: "Y vos, pelotudo, ¿qué decís?". En dos días tenía 70 mil seguidores, de los cuales 60 mil hablaban de Boca. No, no era la forma, no era el lugar. No se habla así.

A lo mejor hago la gran Chacho Ávarez: "Bueno, miren, ese, ese y ese roban, hasta luego"

-¿Te arrepentiste en algún momento de aceptar? ¿Se te pasó por la cabeza "para qué me metí en eso"?

-Por día, me pasa entre dos o tres veces. Le estoy poniendo el cuerpo más que cualquier otro vicepresidente. Yo a veces jodo y digo: "Decime el vice de Angelici, decime el vice de Beraldi". Claro, estoy ocupando un lugar que me está demandando mucho tiempo. Jorge (Ameal) me dice que después no es tan así. Pero sé cómo me meto en las cosas. Sé que no voy a poder estar a mitad de camino.

-¿Hay algo en particular que te llame la atención a vos de ser vicepresidente?

-Hay una dentro de del mundo del entretenimiento. El fútbol, como está planteado en la Argentina, por lo que he charlado con Verón y con Marcelo (Tinelli), no tiene muchas escapatorias económicas, menos si se basa sólo en la televisión. Después de las elecciones en AFA, gane quien gane, aunque a mí me parece que si gana Marcelo, será más fáci. Hay que pensar: "Marcelo, vos tenés un programa de 20 puntos de rating, ¿ganás lo mismo que uno que tiene cinco? No. Entonces, ¿por qué vamos a hacer lo mismo con el fútbol? ¿Por qué no renegociamos los contratos del fútbol?" Incluso, para los que jueguen con Boca. Yo tengo armas para explicar por qué el reparto tiene que ser distinto. Hay otras maneras de hacer dinero en el fútbol sin bastardear el espectáculo, mejorándolo. Viralmente se puede generar mucho contenido. A nosotros nos encanta leer: "Mirá lo que hizo Barcelona este fin de semana". Y todo tiene auspicios. Todos los medios del mundo lo ponen. Por algo hacen hacer esas cosas el Kun Agüero, Mascherano o cualquier otro jugador. Hay que hacer cosa más pensadas y realizables.

-¿Como se equipara la balanza este reparto que proponés en función del rating con el aspecto deportivo de los equipos más débiles?

-El volumen de dinero que entra es muy alto, con un alto costo de producción, es cierto. Todos los que hicimos programas de televisión sabemos que los móviles no salen tan caros… Los costos se triplicaron con el Fútbol para Todos. A pesar de eso, es cierto hay equipos más chicos que recién ascendieron o equipos centenarios que no llegan a hacer tanto dinero por la cantidad de socios… Bueno, recibirán dinero cuando jueguen con los cuatro o cinco que hacen más rating. Con el resto, recibirán lo suficiente, que es bastante para seguir trabajando. ¿Es justo? No sé si es justo, pero cuando ingrese dinero de publicidad, si una gaseosa quiere auspiciar no va a decir: "Quiero poner toda mi pauta en Aldosivi-Sarmiento". No, no va a poner la plata ahí. ¿Lo estás poniendo a las leyes del mercado? Sí ¿Vamos a hacer mierda el fútbol? No sé, yo me preocupo por Boca. Me parece que el que más gente lleva, el que más pauta convoca, evidemente debe llevarse una participación. También debería correr para River.

Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

-¿Eso es más viable si gana Tinelli que si gana Segura?

-No tengo dudas de que con Segura sería difícil… Si no hay un cambio al entender que esto es mucho más que clubes, que hay un negocio grande y que tiene que ser aprovechable, que hay nuevas tecnologías y nuevas cosas, extraño futuro le veo al fútbol argentino.

-¿Y el FPT encaja en este negocio que planteas de distribución de pauta?

-El negocio del Fútbol para Todos es con la AFA, no con los clubes. Digamos que es como un negocio entre privados, tienen un contrato y todo. FPT da una plata para garantizar lo derechos, perfecto. Bueno, AFA, vas a tener que distribuirla distinto. "Y si no, ¿qué?", te pueden decir. Bueno, habría que juntarse algunos cuantos y también preguntarse: "Y si no, ¿qué?". Tampoco están contemplados los derechos de internet de los equipos. Hoy en día, desde cualquier parte del mundo, ven a Boca a través de transmisiones en streaming. Perfecto, se aprovecha la tecnología. Pero, ¿por qué todo ese circuito extra argentino no puede ser comercializado? ¿Por qué no te dan la cantidad de personas que lo vieron en el planeta? Te juro que son muchos miles, creo que sumaría el rating televisivo de más de una provincia. Eso hay que charlarlo. O decir: "Bueno, hay ciertos derechos que no te doy".

-¿Cómo cuáles?

-Podés pensar "mirá de qué lado se involucra éste en el fútbol", pero se vendieron casi 16 millones del último FIFA. Hasta el año pasado la cancha de Boca era la única argentina que aparecía. ¿Boca cobra por eso? No, va para la AFA. ¿Manchester cobra por eso? Sí, va para el club. Todas las licencias están arregladas personalmente. Acá en la Argentina, no. Y la Bombonera la pusieron por la cantidad de demanda que había en todo el mundo.

Estoy en el común de "todo el mundo tiene que poder ver los partidos". No estoy de acuerdo con que el estado sea el que lo tiene que hacer. La AFA también podría ser inteligente y ver ellos cómo recaudar ese dinero

-¿Y por qué lo negocia AFA y no Boca?

-No sé, pero por lo menos hay que decir: "Pará, vos no tenes todos los derechos de mi nombre y apellido"

-¿Estás de acuerdo con todos los lineamientos del FPT?

-Estoy en el común de "todo el mundo tiene que poder ver los partidos". Ya casi no hay lugar en el planeta donde haya un pay-per-view del fútbol. Bueno, son los tiempos que corren, esto es así y es un derecho adquirido. No estoy de acuerdo con que el estado sea el que lo tiene que hacer. La AFA también podría ser inteligente y ver ellos cómo recaudar ese dinero.

-Y recuperar un grado de independencia...

-Y sí. Como también hay que ir a la AFA y charlar si no necesitamos fiscales y jueces. ¿No tendríamos que charlar un poco el tema de la seguridad en lugar de decir "es un tema del Estado"?

-En Boca hay un problema serio con la barra.

-Todos tenemos un problema con las barras. Desde los clubes más chicos hasta los más grandes. Sabemos lo que le pasó a Cantero. ¿Dónde hay que charlar todo esto? ¿Con tu propio club?

-Y si fuese sólo sobre la barra de Boca, sería con tu club…

-Pero también hay que pedirle al Estado que nos dé armas. Presentar un proyecto y decirle qué necesitamos. Fiscales que tengan que ver con la ley deportiva, aun usando la ley De la Rúa. Pero necesitamos fiscales en cada estadio, policía especializada en esto, que si encontramos a uno podamos decirle a un fiscal: "Ei, acá está". Y es tu problema. Es violencia, es estadio, es público, es tuyo. Uno solo no lo va a poder hacer.

-¿Es una problemática de todos los clubes?

-Supongo que (Hugo) Moyano tendrá el mismo problema. Y decimos: "Hugo se los aguanta solo porque es sindicalista". Pero no somos todos Moyano, los demás nos hacemos pis encima cuando vemos esto. La gran charla con mi familia: "Mario, nos van a venir a apretar". Gran parte pasó por ahí. Lo hablamos mucho con Jorge, se lo plantee. Me dijo que vayamos a la AFA con una propuesta. No es el AFA Plus. Quizás también es eso. Nosotros dimos el teatro Vorterix para que lo hagan. Todavía no sabemos dónde están nuestros datos biométricos. Les dimos nuestras huellas digitales, nuestra distancia de iris, nuestros datos biogenéticos. Todos les dimos. Con eso, si lo cargan en el sistema de computadoras de una ciudad, te ubican enseguida. Está hecho así. ¿Dónde mierda está ese rígido que la AFA dijo que iba a cuidar? ¿Quiénes lo tienen? Ni siquiera pudieron cuidar un disco rígido estos boludos.

-Pero para eso también necesitás el apoyo del estado.

-Pero le tenemos que dar una propuesta nosotros. Todos los dirigentes, cubriéndose bien el culo dicen, y lo bien que hacen, "yo no lo puedo hacer solo". Pero también hay que llevar un papel. ¿Por qué no nos juntamos en la AFA y vemos qué necesitamos, veamos casos en el mundo? Necesitamos fiscales y jueces. Porque yo digo "es ese" y lo largan a los 20 minutos. Porque Panadero hay uno solo. Y agradezcamos que la cámara apuntó de casualidad, no fueron las 100 mil millones de cámaras que teníamos en el estadio que pone Boca porque se lo piden. La cámara que enfoca al Panadero es una que se olvidan en la transmisión. Si no hubiésemos tenido ese culo de que el camarógrafo se fue a tomar un café, todavía no sabríamos qué pasó. Después, se contribuyó y se pusieron cámaras de afuera. Ningún club lo va a poder hacer solo, necesitamos reglas claras.

-También tiene que ver con una relación cercana entre los dirigentes y los barras…

-Y también con con la política…

-¿Fuiste a comer con Tinelli?

-Sí, un tiempo atrás.

-¿Ya eras candidato?

-No, me preguntó y le dije que no había forma. Me contó el proyecto y me dijo que si me metía que le avise, que hay una generación nueva. Le dije: "Increíble, lo que no logró la televisión lo vamos a lograr con el fútbol". Cuando acepté, le escribí: "Viste que te dije que no iba a presentarme, bueno, al final si voy".

-¿Y qué te dijo?

-Nosotros hemos caminado sin querer, o queriendo, caminos que a la larga fueron bastantes parecidos. No sé, la verdad que me parece que puede venir una generación de gente un poco más…

-¿…Adaptada a los tiempos?

-Sí, adaptada a los tiempos, no te digo ética, vamos a sacar la ética o las ambiciones de poder. La demostración más clara de lo que es el poder de un club de fútbol es el presidente que va a asumir ahora, que por primera vez en la historia viene del fútbol. Es toda una generación que está entendiendo otras cosas para hacer en el fútbol más allá de la rosca. La AFA abre a las 10 de la noche. Las cosas se pueden hacer a la luz del día, más planificadas. Que aprovechen esta generación que se está metiendo. A lo mejor es la última que se quiere meter si no salen bien las cosas, y vamos a terminar con un montón de gordos charlando y rosqueando, sin saber nunca qué pasa.

A Tinelli le dije: "Increíble, lo que no logró la televisión lo vamos a lograr con el fútbol"

-Entonces, ¿qué ventajas tenés por venir de afuera del mundo del fútbol?

-Ya me pasaron algunas cosas raras. No pasaron ni 12 horas que era candidato a vice…¡Candidato a vicepresidente, ni siquiera presidente! Y me ofrecieron cosas rarísimas que no vienen al caso nombrar.

-¿Ninguna?

-No… Yo les decía: "Soy nuevo en esto, porque no me lo explicás de nuevo, hay cosas que no me cierran". Y todos me decían lo mismo: "Acostumbrate, así es el mundo del fútbol". Bueno, yo no soy del mundo del fútbol, para mí lo que me plantearon es una barbaridad. También me pasó con gente del fútbol que me decían "por qué no nos sacamos una foto de lejos y que parezca que estás charlando conmigo". Y les respondía: "¿Y para qué voy a hacer eso?". Y la frase: "Porque el fútbol se maneja medio así". Y bueno, pero no llegaron a mucho así. Yo no soy así, a lo mejor en cuatro años sí, pero ojalá que no. Yo soy un tipo decente, te puede gustar o no mi programa, podés enojarte o no con las barbaridades que digo, eso es otra cosa. Pero no llegué a lo 51 para estar en el poder ejecutivo del club de mi vida, de lo que yo creo que más alegría me ha dado en la vida, del club del que son hinchas mis hijos, para no poder entrar nunca más a esa cancha. Yo me pego un tiro en los huevos si me pasa eso. Yo no tengo por qué cumpli con "y así es el fútbol". Y si no me gusta, a lo mejor hago la gran Chacho Ávarez: "Bueno, miren, ese, ese y ese roban, hasta luego".

-¿Tenés miedo?

-Sí, odiaría si no puedo volver a la cancha normalmente el resto de mi vida. No es raro, casi no hay ningún dirigente que haya pasado por Boca y que vaya normalmente a la cancha. ¿Qué pasó que todos los que fueron parte de una directiva de un club no vuelven a pisar una cancha? ¿Eso querían? Yo me mato.

"LA DIFERENCIA CON ANGELICI ES QUE ÉL VA A COMER CON MIRTHA"

-¿Cómo fue tu historia con Boca?

-Tuve dos etapas. Hasta los 13 o 14 iba bastante seguido. Después, en mi etapa más de música y rock, fue a lo único que me dediqué. De los 15 hasta los veintipico… Tuve siete años ahí.

-¿Cuándo volviste?

-A los 23 y 24, después de un par de giras. Cuando perdí el rumbo, lo perdí por completo. Y más que seguirlo a Boca, no le daba ni quinta de pelota al fútbol. Y cuando volví, me fui poniendo cada vez más fanático.

-¿Cómo vivís los partidos?

-Ahora un poco más calmo. Estoy en la fila cero, siempre les digo a mis hijos. "Tengo que ser educado, por ahí nos enfocan en la tele y son jugadores de fútbol". Pero no me dan mucha bola. El plateísta es bravo. Lo vivo bastante calmo porque estoy tironeando a mis hijos cuando se adelantan para putear al nueve. Una sola vez me entusiasme con un jugador, no importa con quién, y le empecé a decir: "Eh, te llevaron por los alfajores y blabla". Le grité mucho. En un momento, se dio vuelta y me dijo: "Mario, basta". Y me dio tanta vergüenza que me senté y no hablé más. Me escuchan, están ahí (risas). Lo volví loco.

-¿Qué le dijo Ameal a tu familia para convencerla?

-Ameal tiene un concepto social sobre cuál es la función del club Boca Juniors… Mi mujer trabaja en la salud, es una profesional prestigiosa, no sé si le entró con ese discurso a propósito o qué (risas). Coincido en que en Boca puede hacer muchas cosas. Gran parte de los socios de Boca están en La Boca, gran parte del padrón. Si hay un peligro de que saquen esa cancha de ahí es esa. Tenemos que dar una alternativa, un motivo para decir que Boca no se puede ir de ahí porque cumple una función para ese barrio.

Junto al próximo presidente de Boca

Una foto publicada por MPergoliniOK (@mpergoliniok) el

-Ampliar la Bombonera es una promesa que ya muchos hicieron. ¿Por qué la de ustedes tiene que ser diferente?

-Nosotros nos pusimos a trabajar. Relevamos las dos manzanas. Sabemos cuántas unidades funcionales hay, sabemos cuántas personas hay, qué unidades están dispuestas a vender y cuáles no. Si ese estadio se va de ahí, esas casas van a valer dos pesos con 50. El 95% nos dijo que sí a un precio que no es usurero, sino un poco más alto del valor que tendría el metro cuadrado ahí. Y después hay un 5% con el que hay que dialogar. Son cuatro o cinco casas. Hay leyes para ver qué se puede hacer con ese 5%, hay alternativas. También hay locales, están incluídos en nuestro proyecto, les damos un lugar en otro lado de la cancha. Después depende de cosas que ya no podemos hacer mucho. Como cerrar dos calles, que creemos que no va a haber problema. Si la Legislatura cree que es más sensato armar otro estadio en la ciudad en vez de cerrar dos calles, y bueno: o hay tongo o estamos locos.

-¿Cuánto calculan que necesitan?

-Entre 80 y 100 millones de dólares.

-¿Cómo se financia?

-Gran parte de la construcción se solventa con las ventas anticipadas de las plateas y palcos vips. Más eventos especiales que vamos a hacer ad hoc. No vamos a tocar el presupuesto actual que ya tiene Boca para hacer sus cosas. Va a tener un presupuesto aparte.

Me cae bien. Lo voy a votar. MP

Una foto publicada por MPergoliniOK (@mpergoliniok) el

-¿Cómo ves al club económicamente?

-Como están las finanzas hoy en día, la variable de ajuste son los socios, siempre. Gran parte de ese superávit que se dice que hay es porque 100 mil tipos te pagan la mitad de la cuota para no hacer absolutamente nada. ¿Sacarlos ahora? Ya están, son una realidad, hay que pensar qué hacemos con toda esa gente.

-¿Y qué hacés con esa gente?

-Hay que pensarlo bien. Por el momento, está la promesa de que entran 2500 por partido. Pero lo de los visitantes no va a ser eterno en nuestra cancha. Hay que sentarse a ver cuántos son también. Porque muchos parece que pasaron a ser socios directamente. Va a haber que hacer un trabajo grande. Con derecho adquirido, porque ellos se los dieron. Ellos están y hay que hacer algo. Hay que pensarlo seriamente.

-¿Crees que Angelici y Macri se alejaron un poco en los pensamientos durante la campaña en Boca?

-Los veo como un cuadro que fueron al plan A y al plan B. Tu al plan A, yo al plan B. Me parece que políticamente fueron muy unidos e inteligentes.

-Angelici dijo "Mario es una persona del espectáculo, mi vice saldrá de la militancia, será alguien que conozca el club. A él lo vamos a ver comiendo en lo de Mirtha".

-Está bien, no tiene por qué pensar otra cosa de mí. No es lo mismo ser una persona que recorrió el club. Yo no voy a ser el presidente, que se tiene que encargar del día a día del club. Creo que hay muchas cosas que se aprenden y cosas que sé. Manejar personal y departamentos no es muy diferente a las cosas que he armado. Vorterix tiene tantos empleados como Boca, y muchos son artistas, que son parecidos a los futbolistas. Está bien que él diga eso. No me pareció ofensivo. No vamos en contra de Angelici, nosotros vamos con un proyecto. Él nos hizo salir campeón las veces que pudo y también, hay que decirlo, tuvo mucha mala suerte. A lo mejor por hacer nada más lo que le pidieron, que no está bien en un dirigente, pero no voy en contra de él ni de Beraldi. Qué más quieren que levantar la Copa y que les agradezcan. Todos queremos a Boca. No me definió tan mal, la diferencia es que él va a lo de Mirtha y yo no.

-¿A qué te referís cuando decís que hizo sólo lo que le dijeron? ¿Por los hinchas o por otros dirigentes?

-Si uno hiciera en la tele sólo lo que le pide la gente, lo más probable es que todos estaríamos haciendo una mezcla de sexo, sangre y algo más. En general, uno no puede hacer sólo lo que la gente le dice. Para eso uno es dirigente y tiene que tomar decisiones. Uno tiene que arriesgar en una idea que piensa que es buena, y a lo mejor así enamora a la gente. Creo que hacer tipo circo romano: "¿Qué es lo que quieren? Muerte. Que haya muerte. ¿Qué es lo que quieren? Bianchi, Bianchi. Que venga Bianchi". Creo a uno lo ponen en ese lugar para tomar decisiones que, en general, no son las correctas. Todos durante un partido solemos coincidir: "No, no lo saques a palacio, estaba jugando bien". Pero imaginate si ArrUabarrena hiciera siempre lo que la gente dice. Encuesta de Twitter: "¿A quién pongo? ¿A quién saco?" Eso es desligar responsabilidad. Creo que ahí Angelici pecó un poco de acatar lo que la gente siempre le dijo. Ahora también puede decir: "Me lo pidieron y se los di". Pero el circo romano también era así y eso no lo hace justo ni una buena decisión.

"LE TENGO CONFIANZA A MACRI"

-¿Qué expectativas tenés con el nuevo presidente?

-Le pido lo mismo que me pido a mí para un cargo ejecutivo, que en dos años no tenga que decirle: "Loco, ¿qué pasó? ¿Y el entusiasmo y lo bueno?".

-¿Le tenés confianza?

-Sí, la verdad que sí. Sería más fácil tomar distancia… Será que pude hablar con él, que por razones laborales he visto cómo se movió en la ciudad. Pero como diría Tu Sam, puede fallar.

-Después de 20 años, vamos a tener un presidente empapado con el fútbol, ¿puede ser beneficioso?

-No tendría porqué ser importante un presidente para el fútbol. Porque es eso, le damos demasiada importancia al fútbol. Tal vez la tiene en lo que moviliza cada domingo, pero ¿no es como mucho?

Le pido lo mismo que me pido a mí para un cargo ejecutivo, que en dos años no tenga que decirle: "Loco, ¿qué pasó? ¿Y el entusiasmo y lo bueno?"

-¿Qué opinión tenés de la designación de Carlos MacAllister como Secretario de Deportes?

-Maradona por haber sido un gran futbolista no fue un gran técnico. Y que Mac Allister peleara los premios cuando estaba en Boca no lo hace un gran secretario de deportes. Quizás, Macri vio en él cosas que nosotros no conocemos. No creo que alguien que viajó mucho pueda ser un buen Secretario de Turismo. A lo mejor sí, lo pudo aprender. Esas son algunas cositas que a veces preocupa. Se necesita un plan integral del deporte. Cuando uno dice que Boca puede ayudar, piensa: eso le corresponde al Estado. Pero mientras, si un gran club lo puede hacer, bienvenido. No quiero juzgarlo, porque no sé en qué antecedentes se basaron para elegirlo. Con Scioli, que fue un gran deportista, no mejoró el deporte en la provincia de Buenos Aires.

-¿Riquelme puede tener un lugar en Boca?

-Es un tema muy sensible para el hincha de Boca ahora. El otro día fui con Jorge Bermúdez a ver el partido y le pregunté qué asiento tenía. Me contó que no era socio. Va lo mismo con Román. ¿Cómo los ídolos de Boca no están en Boca? ¿Por qué esperan a que tenga 80 años? ¿Cómo no los llevan a comer con la octava? Los que pueden hablar, los que entienden del fútbol moderno. ¿Cómo nos permitimos que no haya un Riquelme hablando con los chicos? Román también tendría que acercarse y golpear la puerta. Técnico no sé, pero la puerta del club tiene que estar abierta para los ídolos. Y todos los jugadores que vistieron la camiseta o que dieron un título tienen que ser socios del club. Riquelme no basta con decir este es el patio de mi casa. Vení a caminar por el patio de tu casa, invitalo.

"No les gustó mi candidatura"

-Ganaron la Nación, la provincia y la ciudad, ¿crees que pueden sacarle a Boca?

-No pueden ganar todo, es una locura. ¿En qué país estamos? (risas).

-¿Las tres listas les resta fuerza a la oposición?

-Yo no creo que el oficialismo esté muy contento con que yo me haya presentado. La verdad, te lo juro por mis hijos, no especulo con eso. Es lo mejor que podemos dar para esta campaña

-Sos suma votos, entonces...

-Sí, tampoco como vidrio: ¿Dónde están los otros vicepresidentes? Ni sé los nombres.

-¿No los sabés?

No (risas).

jp/pv/js

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.