Una apuesta al futuro a partir del pasado

(0)
23 de julio de 2000  

Cinco meses y dos millones y medio de dólares exigió la puesta en marcha de Esplendores de España, de El Greco a Velázquez. La exposición fue organizada por la empresaria Frances Reynolds Marinho, presidenta de Arte Viva, institución dedicada a la organización de eventos culturales. En años anteriores, Marinho llevó al Museo de Arte Moderno de Río los cuadros de la Colección Costantini; impulsó la muestra de Kuitca en el Centro Oiticica, curada por Paulo Herkenhoff, y la exposición de la colección Gelman de arte mexicano, con obras de Diego Rivera y Frida Kahlo que fueron vistas en Buenos Aires en la Fundación Proa. Telefónica, Repsol, Varig, el grupo Iberdrola y el Banco Santander fueron los auspiciantes de esta exposición que se beneficia con el paraguas impositivo de la Ley Rouanet de Mecenazgo. El catálogo de 245 páginas es un libro de colección con textos e ilustraciones de calidad. La ambientación de las salas, definida por colores intensos, lleva la firma de la escenógrafa Daniela Thomas.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios