Suscriptor digital

Buscan restringir el contacto de los femicidas con sus hijos

A seis meses de la marcha #NiUnaMenos, presentaron un proyecto de ley que intenta proteger a las víctimas colaterales de los homicidios: los chicos; apoyo de todos los bloques
Lucila Rolón
(0)
4 de diciembre de 2015  

Las diputadas Margarita Stolbizer y Virginia Linares, ayer, en el Congreso
Las diputadas Margarita Stolbizer y Virginia Linares, ayer, en el Congreso Crédito: Maxie Amena

A Adriana Marisel Zambrano, de 28 años y madre de una nena en ese entonces de sólo nueve meses, la asesinaron a golpes el 13 de julio de 2008, en Palpalá, Jujuy. El autor fue su ex pareja, José Zerda, de 29 años. Así lo determinó la Justicia, que lo condenó por homicidio preterintencional y lo sentenció a cinco años de prisión.

Desde 2013, esa nena, que ahora tiene ocho años, debe ver dos veces por semana a su padre, autor del homicidio. Ella no quiere hacerlo más, pero así lo dispuso la Justicia. El caso lo trajo a colación ayer la abogada María Alejandra Lauria, coordinadora del área legal de la asociación civil La Casa del Encuentro, en el Anexo "A" de la Cámara de Diputados de la Nación, durante la presentación de un proyecto de ley que busca quitar y suspender la responsabilidad parental a los femicidas, y que se puedan evitar situaciones como la que ahora vive la hija de Marisel Zambrano y muchos otros chicos.

La fecha de la presentación del proyecto de ley, impulsado por la diputada Virginia Linares de GEN, y con el apoyo de la mayoría de los bloques y de asociaciones que luchan por los derechos de la mujer, no fue casualidad: ayer se cumplieron seis meses de la marcha #NiUnaMenos, que convocó a una multitud frente al Congreso y en varias ciudades para reclamar urgentes medidas contra los femicidios.

En primer lugar el proyecto dispone incorporar al Código Civil el siguiente artículo: "El padre queda privado de la responsabilidad parental por ser condenado como autor, coautor, instigador, o cómplice del delito de homicidio agravado previsto en los incisos 1 u 11 del artículo 80 del Código Penal contra la madre de sus hijos, respecto de ellos".

Además, prevé la suspensión del ejercicio de la responsabilidad parental por ser procesado como autor, coautor, instigador o cómplice del delito.

Respecto de la situación de los hijos, sostiene que se priorizará el otorgamiento de la tutela a los familiares de la mujer víctima. "Si uno de los progenitores es privado de la responsabilidad parental o suspendido en su ejercicio, el otro continúa ejerciéndola. En su defecto, se procede a iniciar los procesos correspondientes para la tutela o adopción, según la situación planteada, y siempre en beneficio e interés del niño, niña o adolescente", concluye el proyecto.

Según el Observatorio de Femicidios que lleva La Casa del Encuentro (y que justamente se llama "Adriana Marisel Zambrano"), durante este año, y hasta el 31 de octubre, hubo 252 chicos que quedaron sin sus madres, 167 de ellos menores de edad.

La cifra la aporta la diputada Linares, antes de dar un panorama de la situación actual: "Cuando el padre sale de cumplir la pena, la tutela queda a cargo de este padre que mató a la madre de esos chicos. Nos preguntamos entonces: «¿Cómo hacemos para que los chicos puedan ir superando el trauma? ¿Cómo puede tener una mejor vida? ¿Es con el padre que asesinó a su madre?»".

Para Linares, el objetivo real es instalar en la agenda parlamentaria qué se va a hacer con las víctimas colaterales de la violencia de género. Y hace hincapié en ese punto, en el que coinciden todos los que acompañan la iniciativa: los chicos no son testigos de violencia, ni siquiera víctimas secundarias, son víctimas colaterales.

"Hay preguntas que todavía no están respondidas en el proyecto, pero esto no debe impedir instalar el tema y discutirlo para completarlo", agrega Linares. Una de esas preguntas que quedan pendientes es qué sucede en los casos que el chico no tenga familia materna. La respuesta del Código hoy es la posibilidad de la adopción.

María Luisa Storani, del Observatorio de Derechos Humanos y Género de la UCR, se refiere a los jueces que aún plantean cuestiones como que "con los niños, el padre no fue tan violento", y apunta que justamente ésa es una de las luchas cotidianas que afrontan.

En los fundamentos del proyecto, se aboga por tres ejes básicos que el Estado debe garantizar a los niños en estos casos: la contención y atención psicofísica, el desarrollo educacional y la asistencia económica a las personas que tomen a cargo a esos niños.

En la proyección a futuro, Mabel Bianco, de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), dice que sería fundamental para poder concretar políticas públicas que el Consejo Nacional de las Mujeres logre mayor presupuesto y jerarquía de ministerio. El reciente nombramiento para ese cargo de Fabiana Túñez, fundadora de La Casa del Encuentro, lo celebran como un primer paso.

Teléfonos para pedir ayuda

  • El 137 y el 144. Ambos son para urgencias. En el primero se recibe ayuda psicológica y se envía una patrulla policial al domicilio. El 144 corresponde al Consejo Nacional de las Mujeres.
  • 4982-2550 es el de la asociación civil La Casa del Encuentro.
  • 0800-666-8537 es la línea para mujeres víctimas de violencia doméstica y delitos sexuales del gobierno de la ciudad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?