El FPV busca validar el DNU a favor de las provincias

Intentará darle dictamen el miércoles para que el Senado lo apruebe ese día; la oposición advierte que la movida es nula
Lucrecia Bullrich
(0)
6 de diciembre de 2015  

En otra demostración de que piensa aprovechar hasta el último segundo en el poder, el kirchnerismo intentará validar en tiempo récord el decreto de necesidad y urgencia (DNU) que ordena devolver fondos a las provincias a partir de un fallo de la Corte Suprema.

La mayoría oficialista en la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo, encargada de avalar o no los DNU, convocó a una reunión para el miércoles próximo, último día de Cristina Kirchner en el poder y de funcionamiento del Congreso antes del recambio, para analizar el decreto con el que la Presidenta dispuso el fin del descuento del 15% de la masa de recursos coparticipables a las provincias para financiar a la Anses. También analizarán el DNU por el que Cristina Kirchner aumentó el gasto en 133.272 millones de pesos.

El plan del oficialismo se completa con la inclusión de los DNU, una vez aprobados por la comisión, en el temario de la sesión que el Senado realizará por la tarde del mismo miércoles, la última antes de que Mauricio Macri asuma la presidencia. Para la oposición tanto la convocatoria de la bicameral como el intento de debatir los decretos en el recinto del Senado, son nulas.

Más allá de que se tratarán los dos últimos DNU, el interés del oficialismo está centrado en el de los fondos coparticipables. La norma preocupa a Macri por el impacto en las finanzas de la administración central y, aunque beneficia a los goberndores, los despoja de un arma de negociación con el próximo presidente.

La novela de los DNU empezó a escribirse el jueves pasado, cuando nueve de los 16 integrantes de la comisión, todos ellos kirchneristas, le enviaron una nota al senador radical Luis Naidenoff (Formosa), vicepresidente del cuerpo, en la que le pidieron que reuniera a la comisión para elegir nuevo presidente después de la renuncia del diputado Jorge Landau (FPV-Buenos Aires), que ocupó ese lugar hasta el mes pasado.

Formas y plazos

Naidenoff acusó recibo y fijó una reunión para el martes 15 de este mes. Los diputados y senadores kirchneristas rechazaron la convocatoria del formoseño: argumentaron que debió agendarla para antes del 10, cuando cambiará la composición de todas las comisiones. Por eso, y amparados en el reglamento de la comisión, los legisladores oficialistas se reunirán y analizarán el DNU el miércoles próximo a la mañana.

"Naidenoff no puede convocar para el 15. Los mandatos van a estar caídos. El reglamento de la comisión nos faculta para convocar y eso hemos hecho", dijo a LA NACION la diputada y vocal de la bicameral, Diana Conti (FPV-Buenos Aires).

El artículo 4 del reglamento citado por Conti establece que "la autoridad que ejerza la presidencia", en este caso Naidenoff, "deberá convocar a reunión a requerimiento escrito y fundado suscripto por la mitad de los miembros de la comisión".

Naidenoff, en cambio, no tiene dudas de que la movida que planea el oficialismo es "absolutamente nula". "Estamos hablando de una comisión permanente que no deja de funcionar porque cambie su composición y puede sesionar en cualquier momento", advirtió. Enseguida recordó que la ley que regula los DNU fija un plazo de 10 días hábiles desde que el jefe de Gabinete lo presenta en la comisión para expedirse sobre su validez. "El plazo para los dos últimos DNU vence el 17. Podemos tratarlos el 15 perfectamente", añadió.

Más allá de la disputa por las formas, Naidenoff descuenta que el kirchnerismo se saldrá con la suya. "La decisión de avanzar está tomada. Es un final a tono con el atropello y la soberbia de los últimos 12 años. La convocatoria y lo que aprueben son nulas por dónde se lo mire", se despachó.

Desde el FPV, en tanto, admitieron a LA NACION que el apuro tiene que ver con la necesidad de "reforzar al máximo" la validez del decreto que ordena devolver fondos coparticipables a todas las provincias.

Ocurre que la propia Corte ha dejado trascender la semana pasada que el decreto de Cristina Kirchner es nulo y fácilmente derogable. Frente a esa perspectiva, y a que Macri ya evalúa opciones para derogarlo, el kirchnerismo está dispuesto a hacer valer sus mayorías parlamentarias. Una vez más.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.