En La Boca, el arte busca expandirse desde el río hasta debajo de la autopista

Con el Paseo Pedro de Mendoza y eje en la Usina del Arte, un nuevo circuito de galerías y talleres sumará más propuesta cultural a un distrito pujante
María Elena Polack
(0)
11 de diciembre de 2015  

Herrumbrado, el Luciano Federico tiene el porte de los célebres barcos que pintaba Quinquela Martín, pero no la fuerza de sus colores. Está abandonado en un sitio estratégico que le impide al peatón disfrutar del atardecer en la confluencia del Riachuelo y de los ríos Dársena Sur y Dock Sud, en La Boca. Y va camino a convertirse en el testigo impensado, como si fuera una instalación casi lúdica, de la ampliación del distrito cultural de esa zona porteña, signado por la autopista Buenos Aires-La Plata, que sirve de techo a la avenida Pedro de Mendoza.

Alrededor de la Usina del Arte, en un radio no superior a dos kilómetros cuadrados, se despliega buena parte de la actividad de La Boca, Distrito de las Artes: museos, gallerías e innumerables talleres de pintores y escultores.

Desde marzo, ese circuito cultural se ampliará con una oferta mixta de más espacios artísticos y gastronómicos temáticos. Nacerá el Paseo de las Artes Pedro de Mendoza, un complejo de galerías, plazas para actividades y estacionamientos que se extenderá inicialmente en el bajo autopista entre Caffarena y Aristóbulo del Valle.

Las estructuras básicas, unos 3200 metros cuadrados divididos en dos módulos, desplegados en tres manzanas, están a la espera de sus próximos ocupantes. Varios galeristas y empresarios gastronómicos han comenzado a consultar la disponibilidad, según el decreto 423/2014, del gobierno porteño, para recuperar y poner en valor el espacio del bajo autopista.

"Hace dos años que estamos trabajando para desarrollar el Paseo de las Artes Pedro de Mendoza", sostiene Marcelo Mariosa, responsable de la iniciativa cultural que impulsa Silos Areneros Buenos Aires, ubicado también sobre la avenida Pedro de Mendoza.

"La inversión es de unos 20 millones de pesos y al menos el 25% del espacio construido debe ser dedicado al desarrollo de actividades promovidas en el distrito, como artes plásticas, artes visuales, música, danza y espacios de enseñanza", añade Mariosa, que desde la página www.delasartes.org difunde las iniciativas que se suceden en la zona.

Si la Fundación Proa es el faro contemporáneo del barrio y el Museo Quinquela Martín su emblema, en Barro se dan cita las expresiones más jóvenes. Un mojón de música y gastronomía aporta el espacio temático Radio Bar a este distrito por el que cada fin de semana circulan unas mil personas.

"Queremos acercar a los artistas al público. Si bien en la zona funcionan muchos talleres, a los artistas se les hace difícil hacer exposiciones", añade Mariosa, que sueña con programar espectáculos de teatro leído con el atardecer despejado.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.