Suscriptor digital

El Gobierno hizo caer el polémico acuerdo con Irán sobre la AMIA

La Justicia ya lo había declarado inconstitucional y el macrismo anunció que no apelará, con lo cual dejará de tener validez; la comunidad judía siempre criticó el entendimiento y Teherán nunca lo ratificó
Adrián Ventura
(0)
12 de diciembre de 2015  

El cuestionado Memorándum de Entendimiento con Irán, firmado por el gobierno de Cristina Kirchner en 2013, impugnado por el fallecido fiscal Alberto Nisman y declarado inconstitucional en 2014, llegó a su fin: el flamante ministro de Justicia, Germán Garavano, por orden de Mauricio Macri, presentará un escrito en el que sostendrá que el Gobierno también lo considera inválido, por lo cual desistirá de la apelación.

La decisión que tomó Garavano y que se plasmará en un escrito que llevará pasado mañana a la Cámara Federal, es muy significativa e implica un giro de 180 grados en la política de la Argentina con Irán alrededor del caso AMIA.

El escrito producirá un efecto inmediato: dejará sin sustento la apelación que había presentado con anterioridad el ex ministro de Justicia Julio Alak -que defendía la validez del acuerdo, por orden de Cristina-, por lo cual ese acuerdo se caerá.

Será necesario, sí, una resolución judicial de una de las salas de la Cámara Federal de Casación Penal, que corrobore los efectos del desistimiento y esa decisión no se producirá en lo inmediato. Falta integrar esa sala con nuevos jueces. Así, habrá que esperar para la resolución formal, pero el fallo será inexorable: sin el apoyo del Estado argentino, nadie podrá revivir jamás ese tratado con Irán.

En 2011, el fallecido periodista José "Pepe" Eliaschev había revelado que se estaba realizando un acuerdo entre la Argentina e Irán para garantizar la impunidad de atentado cometido en 1994 por ciudadanos iraníes en la mutual judía de Buenos Aires.

El entonces canciller Héctor Timerman dijo que la información era falsa. Pero en enero de 2013, la ex presidenta confirmó que ambos países acababan de llegar a ese acuerdo. El acercamiento entre la Argentina e Irán había sido propiciado por el venezolano Hugo Chávez.

Pero, más allá de ese dato, la comunidad judía y los principales partidos de la oposición fueron unánimes en cuestionar el acuerdo, porque creaba una Comisión de la Verdad que sesionaría en Irán y que, además, le permitía a ese país esquivar la intervención de la Justicia argentina.

Cristina Kirchner insistió en que ese acuerdo era el único camino para esclarecer el atentado. Inclusive lo hizo ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La realidad, sin embargo, mostraría que Irán nunca colaboró para esclarecer el hecho terrorista y quedó la sensación de que la ex mandataria había tenido otros motivos para impulsar la firma de aquel tratado.

Así, el tema se judicializó con idas y vueltas. El fiscal Nisman impugnó la validez del acuerdo, pero en un primer momento el juez federal Canicoba Corral declaró su validez.

En mayo de 2014, la suerte del acuerdo cambió: la Sala I de la Cámara Federal, con los votos de Eduardo Farah y Jorge Ballestero, lo declaró inconstitucional.

No sólo el acuerdo internacional sacaba la investigación AMIA del ámbito de la Justicia argentina, sino que además se la entregaba a una comisión investigadora que funcionaría en territorio del país agresor, que nunca había cooperado con la pesquisa. En rigor, nunca se conoció el verdadero alcance de aquel trato.

Pero el gobierno de Cristina Kirchner no aceptó el fallo de la cámara de apelaciones y a través del ministro de Justicia, Julio Alak, lo apeló: para aquella gestión, el acuerdo debería ser considerado válido.

Todo eso ocurría entre mayo y diciembre de 2014. Pero en enero de 2015 ocurrió un hecho que siempre pareció relacionarse con aquella investigación: Nisman, el fiscal federal que llevaba adelante la causa AMIA, planteó que el memorándum era inconstitucional y denunció penalmente a la ex presidenta por haber intentado encubrir a los autores del ataque terrorista.

Sorpresivamente, Nisman apareció muerto de un tiro en la sien el 18 de enero último y ni la procuradora general Alejandra Gils Carbó ni la fiscal Viviana Fein se mostraron eficaces a la hora de descubrir qué pasó aquel día.

Ahora, Garavano, por orden de Macri, presentará un escrito en el que desiste del recurso que había presentado Alak para defender la validez de esa norma.

El efecto inmediato del fallo será muy fuerte: aquel acuerdo se caerá y ya nadie podrá invocarlo en la causa. Pero también puede producir un efecto secundario: esta nueva posición del Gobierno será la llave para tratar de reabrir la denuncia del ex fiscal Alberto Nisman contra Cristina Kirchner y el ex canciller por encubrimiento.

La DAIA valoró haber revertido el Memorándum

  • El presidente de la DAIA, Julio Schlosser, felicitó ayer al presidente Mauricio Macri por desistir del recurso de apelación ante el fallo que declaró el Memorándum de Entendimiento con Irán inconstitucional.
  • "Esto es algo largamente anhelado por la comunidad judía y la comunidad argentina toda", dijo Schlosser, y agregó: "La DAIA y la AMIA votaron por el camino de la justicia, porque estaban convencidas de que el acuerdo era inconstitucional".
  • "Planteamos desde el primer momento, cuando supimos el resultado de la elección y sabíamos del compromiso asumido por el flamante presidente de la Nación, que ese era el único camino viable", ponderó el titular de la DAIA, que también dedicó elogios al ministro de Justicia macrista, Germán Garavano.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?