De Lausse a Castaño: soñar en los rings de Estados Unidos

Osvaldo Príncipi
Osvaldo Príncipi PARA LA NACION
(0)
12 de diciembre de 2015  • 09:00

La nostalgia y los ricos recuerdos del boxeo argentino siempre ayudan a fortalecer una nota periodística de estos tiempos. Las comparaciones y las ilusiones con las obras de los campeones del ayer y los sueños de las figuritas de hoy, parecen enlazarse por momentos, intercalando los hábitos de dos siglos totalmente diferentes. Triunfar haciendo base en los Estados Unidos fue una constante de los atletas argentinos desde que Luis Angel Firpo les marcó el camino en los años '20. Ahora, un quinteto de muchachos ancló en las afueras de Los Ángeles con el objetivo de emular las recientes hazañas del "Chino" Maidana y desde allí, convertirse en fondistas consagrados del boxeo norteamericano.

"El team Maidana", que comanda el manager porteño Sebastian Contursi, en California, intenta reeditar aquellas quimeras que entre 1953 y 1955 boxeadores criollos como Eduardo Lausse, Rafael Merentino, Alexis Mittef y Jose "Cucusa" Bruno, entre tantos, animaban en Estados Unidos.

Ellos estaban en Nueva York y decoraban las coloreadas tapas de la revista " KO Mundial", en la puerta del gimnasio "Stillman", junto los representantes Tino Porzio y Charlie Johnston, previo a sus combates en el Saint Nicholas Arena o Madison Square Garden.

En tanto, la nueva generación, integrada por los hermanos Brian y Alan Castaño, Javier Maciel, Fabián Maidana y el campeón del mundo Jesús Cuellar, bregan del otro lado de la costa: en el "CMC Pro Boxing Gym", de Marina del Rey.

Brian Castaño realizará su tercera presentación en rings estadounidenses ante el méxicano Aaron García, cuyo récord es de 12 ganadas (7 KO), 4 perdidas y un empate, el sábado próximo en el Palms Casino Resorts, de Las Vegas, en una reunión que tendrá como complemento la novena pelea profesional del santafecino Fabián Maidana -hermano menor de Marcos-, que paulatinamente avanza en aquel medio.

Castaño, ganador de sus 13 combates profesionales, con 9 KO, hizo valer dos puntos vitales en el gran boxeo: su victoria sobre el ucraniano Sergei Derevyanchenko y el apoyo que le brinda el múltiple campeón Shane Mosley (foto), con quien guantea en modo admirable.

Banners_clubeala300x250_captacion

A los 26 años, se jugará una chance clave en los casinos del Oeste. La vieja frase del espectáculo deportivo, ganar y gustar, se apodera de él en esta ocasión y de su nivel competitivo dependerá el diagrama del calendario 2016.

Superó errores y contratiempos. Mejoró su conducta y lucha aún contra las emociones que despiertan los ataques de pánico que casi lo retiraron del cuadrilátero.

Los jóvenes de Marina del Rey tienen derecho a soñar y a intentarlo, como lo hizo hace más de 60 años un grupo de pioneros, con Lausse, a la cabeza, perdurables, aún, en la memoria de los pocos expertos que le quedan al pugilismo americano.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.