0

Salta: mueren 42 gendarmes en una de las peores tragedias viales

El colectivo en el que viajaban cayó más de 10 metros desde un puente; iban a Jujuy
Fabián López
0
15 de diciembre de 2015  

ROSARIO DE LA FRONTERA, Salta.- La imagen dolía: un grupo de personas, entre llantos, trataba de hacerse paso por un cordón policial. Eran algunos de los familiares de los 42 gendarmes que murieron ayer, cuando el ómnibus en el que viajaban, luego de reventar un neumático, cayó por un precipicio de más de 10 metros hasta el lecho de un río.

El accidente, uno de los más graves de la historia argentina, se produjo a las 2.30 de la madrugada, a la altura del kilómetro 956 de la ruta 34, sobre el puente que cruza el río Balboa, 20 kilómetros al sudeste de la ciudad de Rosario de la Frontera y 195 kilómetros al sur de la capital salteña.

Las víctimas formaban parte de un contingente de 150 gendarmes que viajaban en tres colectivos, provenientes de Santiago del Estero, hacia Jujuy. Por pedido del nuevo gobernador, el radical Gerardo Morales, iban a reforzar la seguridad para evitar posibles desmanes y saqueos. Los gendarmes que murieron viajaban en el ómnibus que encabezaba la caravana, que, de acuerdo con los peritajes, sufrió el reventón del neumático delantero derecho. Esto hizo que el chofer perdiera el control y que se desatara la tragedia, la mayor en la historia de la Gendarmería.

Y se estrellara contra el guard-rail del puente antes de caer por el precipicio hasta el río Balboa.

El titular de Defensa Civil de Salta, Francisco Marinaro Rodó, detalló a LA NACION que "el ómnibus reventó la cubierta varios metros antes del puente, chocó el guard-rail y, cuando faltaban pocos metros para superar la estructura, se tambaleó y cayó más de 10 metros hacia el río con las ruedas hacia arriba". El funcionario explicó: "Por la forma en que cayó el colectivo, de espaldas, todo el peso de más de 20 toneladas del vehículo aplastó completamente la cabina de los pasajeros, lo que provocó semejante cantidad de víctimas".

Marinaro Rodó confirmó que los gendarmes que murieron son de Salta, Santiago del Estero y Jujuy, y que el 80% tiene alrededor de 30 años de edad.

Los primeros en llegar al lugar para socorrer a las víctimas, junto a los gendarmes que viajaban en los otros dos micros, fueron los bomberos de Rosario de la Frontera y de Metán, que comenzaron con las tareas de salvamento, a las 3. Los rescatistas trabajaron más de ocho horas, hasta cerca del mediodía de ayer, para retirar los cuerpos que estaban aplastados por el colectivo, por lo que hubo que apuntalar la estructura con el apoyo de grúas y excavadoras. "Fue tal la magnitud del accidente, que el techo se destruyó completamente con el peso de 20 toneladas del colectivo encima", detalló el jefe de policía de Salta, Marcelo Lami, quien agregó que tardaron más de 12 horas en sacar los restos del colectivo del lecho del río.

En el operativo trabajaron más de 200 personas, incluidos gendarmes, bomberos, policías y personal de Defensa Civil de las provincias de Salta, Santiago del Estero y Tucumán.

Marinaro Rodó dijo que del interior del ómnibus rescataron los cuerpos de 41 víctimas, incluidos los dos choferes, mientras que otro de los gendarmes murió cuando era asistido en el hospital de Rosario de la Frontera a causa de un aplastamiento de pelvis.

En tanto, de los ocho heridos, uno fue derivado al hospital Centro de Salud de San Miguel de Tucumán y los otros siete fueron internados en el hospital San Bernardo de la capital salteña.

A excepción de los dos choferes, cuyos cuerpos fueron enviados al Centro de Investigación Judicial de Salta, donde fueron sometidos a peritajes, los restos de las demás víctimas fatales fueron llevados ayer mismo a Santiago del Estero, de donde era oriunda la mayoría. En esa provincia está prevista una ceremonia organizada por Gendarmería Nacional, tras la que los familiares trasladarán a sus seres queridos a sus provincias de origen para sepultarlos.

A causa del accidente, el tránsito estuvo interrumpido durante más de 16 horas en ese sector de la ruta 34, lo que provocó un embotellamiento de vehículos de más de seis kilómetros de extensión.

El director del Consejo Directivo del Instituto de Seguridad y Educación Vial (ISEV), Eduardo Bertotti, aseguró, según reprodujo la agencia Télam, que este accidente es "uno de los siniestros viales más graves en la historia vial argentina". Sólo lo supera el que ocurrió el 20 de noviembre de 1970 en Santa Fe, en el que murieron 54 personas, y el que sucedió el 9 de enero de 1993, que dejó 52 muertos en la ruta 14 en Corrientes.

El vocero de Vialidad Nacional, Ernesto Arriaga, dijo que el tacómetro del último de los tres colectivos de Gendarmería que integraban la caravana que viajaba a Jujuy quedó clavado en 80 kilómetros por hora al momento del accidente, 10 kilómetros por hora por debajo del límite máximo de velocidad permitido en ese tramo de la ruta 34.

"Los peritajes realizados en el pavimento indican que el micro reventó su neumático derecho 80 metros antes del puente, se arrastró y golpeó contra el guard-rail, que arrancó casi en su totalidad, durante un recorrido de 45 metros, y cuando faltaban 10 metros para superar el puente se precipitó, desde una altura de 10 metros, hacia el lecho del río", detalló. Según el vocero de Vialidad Nacional, "éste es un hecho trágico e insólito, porque si el río, en lugar de estar totalmente seco, hubiera tenido unos cinco metros de agua seguramente no se habrían producido tantas víctimas".

El presidente Mauricio Macri decretó un duelo nacional por 24 horas en honor a los gendarmes y opinó que "hay que mejorar las rutas para que estas cosas no sigan pasando".

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que ayer viajó hasta la zona junto al secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, y al titular de la Gendarmería Nacional, Omar Kanneman, calificó el hecho como "una tragedia" y "una desgracia". Y anunció que "la semana que viene habrá un homenaje a la Gendarmería Nacional por la colaboración que le brinda a la patria".

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, que ayer recorrió la zona de la tragedia junto a las autoridades nacionales, les transmitió "a todas las familias de las víctimas y a la Gendarmería Nacional la solidaridad y el abrazo de todo el pueblo argentino, porque son 43 servidores públicos que perdieron su vida defendiendo a la patria".

Así fue el accidente

El pésame del papa Francisco

Ayer, el Papa envió un mensaje de condolencias al presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, por el accidente. En el texto, el Papa envía el pésame a los familiares de las víctimas y ofrece "fervientes sufragios al Señor por el eterno descanso de los fallecidos".

ADEMÁS

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.