Propuestas para sorprender con un desayuno

Crédito: Magalí Saberian
Amanecieron temprano y quisieron prepararme una sorpresa: un desayuno en la cama sólo para mí. Aquí, la crónica de esta historia pequeña, pero colmada de deleites extraordinarios
Silvina Bidabehere
Magalí Saberian
(0)
24 de diciembre de 2015  • 14:30

En la mesa de la cocina, Juan (10) y Charlie (9) se disponen a trabajar. Sólo hacen falta papeles (pronto los encontraron en mi estudio), lápices, marcadores, tijeras, cinta y un poco de ayuda de algún mayor que quiera ser cómplice del proyecto.

Crédito: Magalí Saberian

Una taza de cerámica blanca ($69,90, Falabella), un marcador indeleble, cartulinas y sorbetes son el punto de partida para la obra de Charlie. Con ese toque, lo que traigan va a ser dulce.

Crédito: Magalí Saberian

Crédito: Magalí Saberian

Juan es el mayor y guía a Charlie en cada paso. El trabajo en equipo, sentirse grandes y capaces de llevar su plan a cabo juntos: ése será su gran triunfo de hoy.

Crédito: Magalí Saberian

En una bandeja (Falabella) con fotos elegidas por los chicos en la base, frascos de esos que no se descartan y que después sirven para especias, conservas o portalápices. El menú: yogur con granola, frutillas, tostadas con dulce y queso crema y huevo poché.

Crédito: Magalí Saberian

"Cerrá los ojos mamá". Cuando los abrí, me contaron en detalle cómo habían hecho cada cosa. ¡Ya se habían aguantado el secreto lo suficiente! Por supuesto, después compartimos el desayuno entre todos.

Crédito: Magalí Saberian

Aquellas pequeñas cosas

  • En el día de la madre, del padre o en tu cumpleaños, el de la cartita es uno de los momentos más esperados. Me parece una costumbre que no habría que perder de grandes. Da enorme alegría.
  • Agasajarnos entre nosotros es otro hábito que es lindo inculcarles a los chicos. Porque a veces parece que el empeño, la flor en la mesa o el mantel salen a relucir sólo cuando hay visitas.
  • Está bueno ayudarlos a ver que con elementos muy simples lo cotidiano se transforma. Y facilitarles el impulso si quieren darnos una sorpresa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?