Cómo armar un brunch en casa

Crédito: Santiago Ciuffo
Para iniciarnos en las artes del anfitrión, los maestros de Le Pain Quotidien nos guían para armar un brunch con horario relajado, menú flexible y ambientación casera
Cristina Solanet
Santiago Ciuffo
(0)
25 de diciembre de 2015  • 14:51

Salado y dulce. Café con croissants, pain au chocolat y variedad de panes para acompañar con manteca y dulces o bien salmón, langostinos, guacamole y huevos. Como en las vacaciones, acá todo está permitido. Y se disfruta con tiempo y tranquilidad.

Crédito: Santiago Ciuffo

El pan no sólo no está prohibido, sino que, en su variante integral y casera, es la base de esta propuesta. Y como en los locales de Le Pain Quotidien, su presencia despierta alegría y calidez instantáneas.

Crédito: Santiago Ciuffo

Crédito: Santiago Ciuffo

Puro color con limonadas y jugos naturales. El yogurt se puede servir en un copa con granola (se consigue en dietéticas), miel orgánica, sésamo y fruta fresca.

Crédito: Santiago Ciuffo

La mesa está servida con tablas de madera y café con leche con el "arte latte" de Le Pain Quotidien. Completan macetas con suculentas (Anette).

Crédito: Santiago Ciuffo

Raciones de queso mimolette, brie, sbrinz y jamón cocido; pan con langostinos y con salmón y guacamole. Hojas de rúcula y de perejil agregan color.

Crédito: Santiago Ciuffo

Simple, sabroso y de gran impacto: huevo de campo pasado por agua con variedad de panes. Lo único que puede resultar complicado es conseguir la base.

Crédito: Santiago Ciuffo

RECETA PARA UN PAN PERFECTO (Por Alain Coumont, chef, restauranter y fundador de Le Pain Quotidien)

Crédito: Santiago Ciuffo

1. La masa madre es una combinación de harina, agua y sal que se deja reposar para que fermente y con ella preparar el pan todos los días.

2. En un recipiente de plástico limpio mezclar a mano 250g de harina de trigo integral orgánica, 200g de agua y 0,2g de sal marina. Mezclar, cubrir y mantener en ambiente cálido (26 ºC).

3. Si al día siguiente la mezcla no presenta ninguna diferencia, hay que dejarla 24 horas más. Cuando aparezcan burbujas y aumente de tamaño, volver a mezclar, vaciar el 90% del contenido del recipiente y agregarle agua, harina y sal en las mismas proporciones que la primera vez.

4. Repetir estos pasos todos los días, cuidando siempre, antes de mezclar, que la masa madre tenga burbujas más grandes, un olor más fuerte y el doble de su tamaño.

5. Se puede guardar en la heladera mientras no se utiliza. La masa madre puede durar un tiempo indefinido.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.