Recoleta se prepara para recibir la extensión del subte H

Las estaciones Córdoba y Las Heras abren hoy; comerciantes y vecinos mostraron su satisfacción
Bárbara Montilla
(0)
18 de diciembre de 2015  

Con gran aceptación, los vecinos y comerciantes de Recoleta aguardan hoy la inauguración de dos flamantes estaciones de la línea H de subte. Córdoba y Las Heras conectarán bajo tierra al barrio residencial, de gran valor histórico y arquitectónico, con el sur porteño.

La línea más nueva del distrito, que corre bajo las avenidas Jujuy y Pueyrredón y tiene conexión con las líneas E, A y B, le dará una inyección de vitalidad a la zona.

Junto con los beneficios para los usuarios del subterráneo, también se prevé que llegarán ganancias para el sector comercial. La línea H, que no es una de las más utilizadas hasta ahora, seguramente tendrá mayor dinamismo.

Jorge Andersen, aunque tiene su puesto de diarios a cuatro cuadras de Córdoba, asegura que un mayor flujo de personas impulsará la economía: "Que se agreguen estaciones le dará más movimiento a la línea. A mí me favorece porque probablemente, al venir más personas, aumenten las ventas".

Con decoración en homenaje a compositores o figuras del tango argentino, Córdoba está adornada con cerámica esmaltada de 15 centímetros cuadrados. A lo largo de ocho kilómetros de extensión, se estima que alrededor de 300.000 pasajeros podrán unir Parque Patricios con Recoleta en aproximadamente 22 minutos.

Las Heras y Córdoba serán inauguradas formalmente hoy, a las 8, y algunas horas después los trenes ya recorrerán toda la traza, informaron fuentes de Subterráneos de Buenos Aires (Sbase).

Daniel Gómez, empleado de una sucursal bancaria en Córdoba 2571, estima que tendrá más facilidad para recorrer la ciudad y llegar a tiempo a su jornada laboral. "Yo vivo en Lomas de Zamora y viajo todos los días hasta Once, para luego tomar el 132 hasta acá. El subte me conviene mucho porque aunque apenas son nueve cuadras tendría menos tiempo de viaje. En colectivo me lleva más de 20 minutos cuando el tránsito está muy pesado", dijo.

Muchos vecinos pensaron que, con la habilitación de las estaciones, desaparecerían de la esquina de Pueyrredón y Córdoba los obradores que entorpecen el tránsito, pero aún no se han marchado del todo. Parte de la esquina permanece en obras, aunque es independiente de la apertura de la estación y, según ingenieros trabajadores del proyecto, allí funcionarán algún café, restaurantes y locales comerciales.

Además, continúan los trabajos en la estación intermedia, Santa Fe, porque cruza un caño de cloacas y la obra de ingeniería no fue resuelta. Será abierta entre marzo y abril, sostuvieron ayer desde Sbase, y permitirá la conexión con la línea D.

Claudio Calve, otro comerciante, consideró que la estación Córdoba traerá más beneficios que contras: "Me empezaría a movilizar más rápido y mucho más cómodo que en los colectivos. Los delincuentes van a donde se mueve más gente, pero son cosas que se pueden manejar".

La seguridad es un aspecto en el que repararon varios vecinos consultados. Como Ramón Fernández, encargado de un edificio situado junto a la boca de subte en Córdoba y Paso. "Es complicado para la seguridad vivir al lado de una entrada de subte. Hay muchas personas que entran, salen y uno ignora quiénes son", explicó. Otros son más optimistas: "El que labura labura. Y el que no ya sabemos que le gusta lo ajeno. Yo tengo esperanzas de que sea para beneficio de la mayoría y aumente el número de personas que vienen a comer en el local", detalló Jairo Urueña, trabajador de la pizzería aledaña.

Dedicada al tango

Debajo de la plaza Mitre, un rincón emblemático de Recoleta, funciona una de las nuevas paradas
Debajo de la plaza Mitre, un rincón emblemático de Recoleta, funciona una de las nuevas paradas Crédito: Soledad Aznarez

Once cuadras después funciona la estación Las Heras, mucho más imponente visualmente que Córdoba. Construida debajo de la plaza Emilio Mitre, posee un vestíbulo intermedio y dos andenes laterales, decorados en sus extremos con murales en tonalidades naranja, verde y azul.

Recorrer la línea H es un paseo cultural para los amantes del tango. Enrique Santos Discépolo y Carlos Gardel, entre otros, se suman a la imagen del histórico Hugo del Carril, que embellece la entrada de esta estación. La obra pertenece al artista Marino Santa María, ocupa 500 metros cuadrados y demandó un millón de venecitas.

"Todo medio de transporte es beneficioso para la comunidad. Esta estación es una maravilla, quedó preciosa, está muy bien ubicada y no le sacó mucho lugar a la plaza. En todo el mundo la gente se mueve en subte. Es el medio por excelencia, ya que con el tránsito terrestre uno no se puede manejar", expresó emocionada la vecina Ana Ulloa.

Como se sabe, la zona de Recoleta que alberga el cementerio, el centro cultural, la plaza conocida como Francia y el Museo Nacional de Bellas Artes y resulta ampliamente concurrida por turistas de todo el mundo, atraídos por la fusión de arte y estilo que acá se brinda.

"He venido varios años a la Argentina y siempre me quedo en Recoleta. Será genial para nosotros que haya dos estaciones de subterráneo aquí porque nos hace los traslados más fáciles", comentó la brasileña Marcia Cunha.

Los comerciantes cercanos a Las Heras también se muestran satisfechos. Luis Trigo, encargado de un quiosco situado a metros de la estación, expresó: "Nos pone muy contentos la llegada del subte, a pesar de la demora que hubo. Aumentarán las ventas".

Efectivamente, la apertura de las estaciones estaba programada para siete meses antes. Problemas en la importación de algunos insumos demoraron, según Sbase, el ritmo de los trabajos.

Las Heras funcionará como terminal provisoria de la línea H hasta que entre en funcionamiento la proyectada estación Facultad de Derecho, dentro de aproximadamente dos años. Además, también para 2018 está prevista la extensión del ramal hacia el Sur.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?