Se vienen las vacaciones...

(0)
18 de diciembre de 2015  • 09:23

Se vienen las vacaciones y nuevamente no tengo sino un deseo, ninguna idea concreta.

En parte porque la decisión no depende enteramente de mí, debo negociarla este año.

Negociarla con otro que a su vez negocia con tiempos imprevistos de trabajo.

El caso es que no soy, como me decía ayer un padre amigo, de los que se desesperan por el escape. No estoy meses antes de que aterrice el verano programando ese momento.

"¿Será que no la paso tan mal durante el año?", soltó mi amigo padre.

Y aquí podría desviarme y mandarme la parte contándoles lo mucho que yo también disfruto de lo que hago (como si hacer en función del deseo no cansara, aunque aquello tenga mucho de cierto).

Pero vayamos a mi respuesta en el intercambio citado:

-Lo que sí yo necesito... de modo desesperado (y no me basta con dos o tres semanas al año) es estar en contacto con la naturaleza.

Y todo lo que pueda hacer para que mis hijas jueguen en un río, salten en una orilla, correteen en un campo o se tiren de palito a una pileta cualquiera (aunque esto último no sea estrictamente naturaleza)... todo lo pueda hacer en ese sentido dejará una huella importante en ellas.

Y para tener esta idea bien presente, me hice este collage de imágenes:

¿Acaso hay tiempo mejor invertido?

Es tal la posibilidad de expansión, el sentimiento de plenitud que niñez y naturaleza combinadas te ofrecen…

Cierren los ojos y recuerden cualquier paisaje vacacional de su infancia.

¿Qué no darían por volver a aquellas coordenadas?

Quise hacer un collage de mi infancia pero no encontré muchas fotos:

El otro día me hice una escapada en el día a Tigre. Es probable que haya estado más horas subida a un vehículo, en traslado, que en tierra.

No me importó, valía la pena.

Necesitaba una panzada de naturaleza para volver a la gran ciudad renovada.

...

Hay profundidades a las que sólo se llega en determinados marcos.

Fichas que caen, intuiciones o insights que suelen darse cuando bajamos la guardia.

Cuando entregamos todo el peso a la pelota-planeta.

Cuando soltamos el foco puesto en la tarea de turno, para tener -como diría un productor de tele amigo- una experiencia 360 (grados).

...

Ya saben, si por mí fuera, haría todo por vivir el año entero en contacto con la naturaleza, en un pueblo o una ciudad chica...

Es uno de los deseos que más le pido a mi Genio.

En principio, por muchos peros que esté recibiendo del afuera, voy a seguir proyectando unos días con hijas y Matilda en un espacio abierto, oxigenado, libre de humo de caños de escape, de ruidos de ruedas sobre asfalto, de Facebook, de Whatsapp...

Enchufada a mi centro.

¿Y ustedes? ¿Qué planes tienen para este verano?

PD: ¡Que tengan un muy buen fin de semana! Como siempre, para contactarse por privado, me encuentran en FB.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.