El ex presidente Fernando de la Rúa fue operado y permanece internado

Fernando de la Rúa asistió a la ceremonia de traspaso de atributos de mando el mes pasado
Fernando de la Rúa asistió a la ceremonia de traspaso de atributos de mando el mes pasado
El ex mandatario fue intervenido anteayer por un cáncer de vejiga en el Instituto de Diagnóstico y Tratamiento; "Está muy bien", dijo su abogado
(0)
6 de enero de 2016  • 09:57

El ex presidente Fernando de la Rúa permanece internado en el Instituto de Diagnóstico y Tratamiento (IADT), tras ser operado el lunes pasado por un cáncer de vejiga. Según pudo saber LA NACION, los médicos le realizaron una cistoprostatectomía radical en la que se le extrajo un tumor que tenía en la vejiga y se le extirpó la próstata.

El ex mandatario, que encabezó el gobierno de la Alianza (1999-2001), permanece internado en terapia intensiva en la clínica privada, ubicada en la calle Marcelo T. de Alvear al 2400. El dirigente radical, de 78 años, está acompañado por sus familiares.

"La operación fue exitosa. Está muy bien. Se supone que mañana o pasado saldrá de terapia intensiva para ir a una sala común", afirmó Jorge Kirszenbaum, abogado del ex presidente, en diálogo con Radio Belgrano. El letrado remarcó que De la Rúa se está recuperando y negó que se encuentre en estado grave. "Está saliendo muy bien de la operación. Está todo dentro de los parámetros normales", indicó.

En los últimos años, De la Rúa fue sometido a varias operaciones. En agosto de 2014, le realizaron una angioplastia y le colocaron dos stents -había sido sometido a prácticas similares en 2001 y en 2010-. Un mes después, el ex jefe de Estado volvió a ser internado en el IADT para una intervención programada.

Días atrás, De la Rúa recibió una buena noticia desde los Tribunales de Justicia. A quince años del escándalo de las "coimas en el Senado", la causa en la que se investigaba el supuesto pago del gobierno de la Alianza a legisladores del PJ para aprobar la ley laboral se cerró.

Luego de que la Cámara Federal de Casación Penal, el máximo tribunal penal del país, confirmara las absoluciones de todos los acusados por el "beneficio de la duda", el fiscal de esa instancia, Javier de Luca, y los abogados de la Oficina Anticorrupción decidieron no apelar esa decisión ante la Corte Suprema y la causa prescribió.

La nota fue cerrada a comentarios debido a la sensibilidad del tema.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios