Cae la concurrencia a los museos parisinos tras los atentados terroristas

La policía francesa custodia el Louvre, el 14 de octubre
La policía francesa custodia el Louvre, el 14 de octubre Fuente: AFP
Las visitas al Louvre, el más popular del mundo, cayeron un 7 por ciento en 2015; la caída en los visitantes franceses alcanzó el 28 por ciento
(0)
6 de enero de 2016  • 14:14

Los atentados terroristas de noviembre último son los principales responsables de la caída de la concurrencia a los museos de París en 2015, según se desprende de un análisis de las cifras oficiales del público que concurrió al Louvre, el Museo d'Orsay y otras atracciones turísticas de ese país visitadas por millones de turistas extranjeros y locales.

La merma en el Louvre es particularmente llamativa, dado que es el museo más visitado del mundo (gracias a joyas artísticas como la Gioconda y La coronación de la Virgen, de Fra Angelico; piezas históricas como el Código de Hammurabi, y esculturas griegas como la Venus de Milo y la Victoria de Samotracia). La institución, inaugurada en 1793, experimentó una caída de 7 por ciento en su concurrencia en el último año, que fue de 8.7 millones de personas.

El Museo de Orsay -pinacoteca donde se pueden descubrir obras maestras de Courbet, Degas, Pissarro, Renoir, Sisley y Manet- perdió sólo un 1 por ciento de su público al ser visitado por 3.4 millones en 2015, pero fue el primer resultado negativo tras cinco años de expansión. En la Orangerie, que depende de este museo, la concurrencia cayó 4 por ciento.

"Es claro que desde los ataques terroristas de noviembre han visitado el museo muy pocos grupos escolares", explicó Amélie Hardivillier, vocera del Museo de Orsay a The New York Times. El temor de las autoridades francesas a enviar a los niños a la capital del país para visitar estas instituciones, exponiéndolos a las grandes multitudes que se reúnen en ellos y acercándolos a posibles blancos de ataques terroristas es considerado por los especialistas la principal causa de esta caída de público.

Si bien el 78 por ciento de las personas que visitaron el Museo del Louvre en 2015 fueron extranjeros (particularmente norteamericanos y chinos), fue en la cantidad de franceses donde se dio la caída más abrupta: las visitas de estudiantes cayeron 26 por ciento, y la de residentes en general, un 28 por ciento, a 1.850.000 personas.

Las cifras del museo Pompidou -hogar de la vanguardia artística- se conocerán esta semana, pero sus responsables esperan una tendencia similar a la de las otras instituciones parisinas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.