Suscriptor digital

La devaluación dejó al Big Mac más barato que en Sri Lanka

La revista británica The Economist publicó su famoso índice; la depreciación del peso y el precio "subsidiado" relegó a la hamburguesa argentina al fondo del listado
Sofía Diamante
(0)
9 de enero de 2016  • 00:59

En el índice Big Mac que publica semestralmente la revista inglesa The Economist , la Argentina se encuentra en la posición 47 de los 57 países que se eligen para comparar el poder adquisitivo. Luego de una devaluación del peso de más del 30%, el país bajó siete posiciones en la lista.

"El ranking se basa en la teoría de la 'Ley del precio único' que sostiene que en mercados competitivos, los productos idénticos deberían valer lo mismo en todas partes del mundo. Como los ingredientes del Big Mac son equivalentes en todos lados, si el precio de la hamburguesa es más caro en el país que en el exterior, se dice que la moneda está sobrevaluada", explica a LA NACION el economista Martín Tetaz.

El precio del dólar valía $9,14 en la última publicación de la revista en julio pasado. Desde entonces la moneda norteamericana aumentó su valor un 50% y el dólar está a $13,81 en la nueva lista actualizada. Esta suba de precio tiene su efecto en que el Big Mac - sandwich de carne doble - bajó su costo en dólares de US$ 3,07 a US$ 2,39 y así se ubica entre los países con la hamburguesa más barata.

La Argentina, sin embargo, tiene desde el 2011 el precio de Big Mac intervenido cuando, el entonces secretario de Comercio, Guillermo Moreno , obligó a la cadena de comida rápida a mantenerlo rebajado. Actualmente la hamburguesa sólo cuesta $33 mientras que el combo con papas fritas y bebida vale $87. El Cuarto de Libra - otro de los sandwiches más populares - tiene solamente una capa de carne y, sin embargo, su valor es $75 y el combo completo cuesta $95.

Si se tomara el precio del Cuarto de Libra para el índice de la revista, la Argentina treparía al segundo puesto entre los países con la hamburguesa más costosa a un valor de US$ 5,43; superada únicamente por Suiza (US$ 6,44). "Esto ocurre porque todavía estamos muy caros producto de muchos tiempo con alta inflación y un dólar clavado. Si bien, el peso argentino tuvo una gran depreciación, toda la región devaluó su moneda; es por eso que la Argentina no ganó tanto en competitividad", analiza Tetaz.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?