Mauricio Macri busca recomponer la relación con Uruguay y derogó una norma del kirchnerismo

El presidente Mauricio Macri con su par de Uruguay Tabaré Vázquez hoy
El presidente Mauricio Macri con su par de Uruguay Tabaré Vázquez hoy Fuente: Reuters
El presidente dio marcha atrás con la disposición 1108/13 que le prohibía a los exportadores argentinos transbordar sus cargas en el puerto de Montevideo
Emiliano Galli
(0)
7 de enero de 2016  • 17:52

El presidente Mauricio Macri derogó una medida impulsada por su antecesora Cristina Fernández de Kirchner que impedía a las exportaciones argentinas hacer transbordo de cargas en puertos de Uruguay.

Macri le comunicó a su par uruguayo, Tabaré Vázquez, la decisión de dar marcha atrás con la polémica disposición 1108/13 de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables argentina, que obligaba a las cargas originadas en puertos del río Paraná o del sur del país a ser transbordadas a buques oceánicos sólo en el puerto de Buenos Aires o en puertos de Brasil, pero no en Montevideo.

La disposición pretendió en su momento impulsar el desarrollo de la marina mercante argentina, pero apuntó en realidad a perjudicar a Uruguay luego de que el ex presidente José Mujica decidiera permitir la ampliación de la producción de las plantas de celulosa, decisión que provocó mucho malestar en el gobierno de Cristina Kirchner. La disposición en cuestión, que descansaba en un escritorio de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, fue propuesta como medida de retaliación e impulsada.

Como resultado, el puerto de Montevideo vio como se derrumbó su operatoria comercial, ya que prácticamente la mitad de sus operaciones consistían en darle servicio a las cargas de exportación argentinas y subirlas a buques oceánicos en los muelles uruguayos que, por otra parte, eran más económicos que los de Buenos Aires.

El problema que surgió es que la logística que utilizaban las navieras establecía una recalada en Montevideo (para dejar cargas de importación para Uruguay) y varias escalas posteriores río arriba o aguas abajo para levantar cargas de exportación argentina (desde arroz entrerriano hasta cerveza o los muebles de Santa Fe, pasando por merluza marplatense o incluso langostinos y calamar patagónicos), volver a detenerse en Montevideo para cargar exportación uruguaya y seguir viaje hasta los destinos finales (Estados Unidos o Europa).

Cuando la Argentina dispuso bloquear la escala en Uruguay de las cargas argentinas, las navieras suspendieron servicios: los puertos del interior quedaron así sin transporte fluvial y marítimo. Otra opción, más cara, era la ruta vía puertos del sur brasileño.

La opción de recalar en Buenos Aires tenía un problema: por la ley de cabotaje, todo barco que vincule dos puertos argentinos debe necesariamente ser de bandera argentina, y la marina mercante nacional, que conoció épocas mejores, perdió competitividad por falta de incentivos y por el avance de terceras banderas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?