La comunidad gay presentará su aval a la candidatura de Carlos Rosenkranz en la Corte Suprema

Lo hará la CHA ante el Ministerio de Justicia de la Nación y también ante la Comisión de Acuerdos del Senado
(0)
7 de enero de 2016  • 20:49

La Comunidad Homosexual Argentina (CHA) avala la candidatura de Carlos Rosenkranz, ex abogado patrocinante de esta entidad, como miembro de la Corte Suprema de Justicia.

Según informa en un comunicado, el aval se presenta en los términos del decreto 222/2003 que prevé la participación democrática de ciudadanos y ciudadanas y de asociaciones civiles para dar opinión y testimonio sobre las candidatas y candidatos a recibir el acuerdo del Senado para integrar la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN).

La presentación está firmada por el presidente de la CHA, César Cigliutti, y el secretario de la CHA, Pedro Paradiso Sottile.

Carlos Rosenkranz fue abogado patrocinante de la CHA cuando la Inspección General de Justicia de la Nación le denegó el reconocimiento de la personería jurídica y la CHA recurrió esa negativa hasta la máxima instancia judicial, que terminó con el fallo de la CSJN que convalidó la denegatoria de la personería el 22 de noviembre de 1991.

El caso sentó el antecedente jurisprudencial conocido como "caso CHA".

A causa de las repercusiones internacionales del fallo, el Poder Ejecutivo decretó meses después cambios normativos y de interpretación, que permitieron otorgar personería jurídica a la CHA en 1992, sin embargo, posteriormente se continuaron denegando pedidos de reconocimiento legal de otras organizaciones del colectivo LGTTBI, como las del colectivo de personas TRANS, que también fueron llevadas a la Justicia (fallo positivo de la CSJN en el "caso ALITT", año 2006)

Se trascribe a continuación, el ítem "síntesis" de esta presentación de aval, donde se resumen de razones del aval al Rosenkrantz:

Síntesis:

"Todo lo que aquí expongo ante el Señor Presidente de la Comisión de Acuerdos, me permite concluir este aval enfatizando, sintéticamente, las razones por las cuales la CHA considera de interés contemplado en la norma específica que regula la participación social en esta ocasión singular y de inusual trascendencia de la vida democrática de nuestra nación: la elección de un nuevo Magistrado para la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Sin ánimo de reiterar, importa transmitir el parecer positivo de la CHA por cuanto los valores e integridad moral, el sentido democrático y el compromiso profundo con los Derechos Humanos que supo demostrarnos -en la ocasión ya descripta- el Dr. Rosenkrantz, lo vuelven merecedor de nuestro apoyo.

Sin dudas los vínculos simbólicos y argumentales entre los derechos que reclamó la CHA ante la Justicia con el patrocinio letrado del Dr. Rosenkrantz, y los valores democráticos y defensa de los derechos humanos que aquí interesan, están hoy claramente establecidos en los señalamientos jurisprudenciales de la CSJN aquí expuestos.

El Dr. Rosenkrantz demostró en la oportunidad que aquí describo, que no se atemorizó, ni redujo sus acciones, ni redujo su vocación de justicia ante la impugnación social contextual entonces vigente y nos resultaría evidente que supo sopesar el contexto del notorio prejuicio imperante aquí descripto - hoy documentado en las citas de fallos de la CSJN que trascribo-, tanto en su dimensión religiosa como sexual, y que los poderosos efectos del estigma bien reconocibles no lo disuadieron de sus compromisos profesionales.

De todo ello inferimos la integridad moral del candidato, ya que, sin duda alguna, las presiones y los posibles costos negativos imaginables a futuro eran más que suficientes para quebrar a cualquier defensor o defensora cuya voluntad no estuviera fuertemente afirmada en la dignidad propia, en sólidas convicciones de los derechos humanos y en el necesario respeto de la diversidad por la cual, día a día, se compromete la CHA."

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?