Los argentinos también invaden las canchas en Brasil

Matías Pisano, recién llegado a Cruzeiro
Matías Pisano, recién llegado a Cruzeiro Crédito: Cruzeiro.com.br
El torneo de los pentacampeones del mundo es un destino que los futbolistas criollos explotan con mayor frecuencia en los últimos años; detrás de Mancuello, la legión albiceleste se prepara entre figuras y apellidos con menos cartel
(0)
10 de enero de 2016  • 23:40

La fina arena, el agua templada del mar, las playas paradisíacas, características que hacen de Brasil un destino seductor para el viajero argentino. Especialmente, este verano. Pero el fútbol también encontró en el gigante sudamericano un floreciente mercado. La llegada de Federico Mancuello a Flamengo y las presentaciones de Matías Pisano y Juan Sánchez Miño en Cruzeiro , en la última semana, enseñan que los criollos son un atractivo para una economía que se sostiene con la inyección de dinero que aportan los grupos privados para asegurarse jugadores y entrenadores de jerarquía. Nuevos apellidos que van tras los pasos de nombres que abrieron camino, como Juan Pablo Sorin, y otros que siguen escribiendo páginas de gloria, como Andrés D'Alessandro , en el fútbol del pentacampeón del mundo.

Con Mancuello, los recuerdos de dos históricos jugadores argentinos se recrean en el más representativo de los clubes cariocas: Ubaldo Fillol y Narciso Doval. El volante, que apenas realizó un entrenamiento físico en su nueva casa, es una de las movidas más fuertes que ejecutó, hasta ahora, el fútbol de Brasil en el actual mercado: Flamengo desembolsó 3 millones de dólares por el 90% del pase. "Tiene nivel de selección, nos agrada su estilo", dijo Muricy Ramalho, el consagrado entrenador que desea explotar al ex Independiente, una de las piezas con la que los rubronegros se esperanzan para volver a festejar un título en el Brasileirao, algo que no sucede desde 2009.

También Pisano dejó Avellaneda para desembarcar en Brasil, aunque su nuevo destino es Belo Horizonte. Cruzeiro, a cambio de 900.000 dólares, compró la mitad del pase y se cobró la deuda que Independiente mantenía con el conjunto mineiro por la transferencia de Ernesto Farías. El delantero llegó junto con Sánchez Miño, que en 2015 jugó en Estudiantes y fue cedido por Torino. La bienvenida en el club en que Sorin dejó una marca será por parte de Alejandro Cabral, que extendió su vínculo hasta diciembre de 2018. El volante, ex Vélez, resultó una pieza esencial en la estructura que dirigía Mano Menezes y ahora será conducida por Deivid.

Con menos cartel, el recientemente ascendido Botafogo fijó la vista en el fútbol argentino para reforzarse. Así llegaron Joel Carli, el defensor de Quilmes, que fue el primero de los legionarios en sumarse al club carioca; luego fichó a Damién Lizio, que en 2007 fue promesa en River y proviene de Bolívar -donde se nacionalizó para jugar en la selección del altiplano-, mientras que Gervasio Núñez, de buena temporada en Sarmiento, de Junín, firmó para el Fogão y ya trabaja en Río de Janeiro.

De la temporada pasada, Palmeiras conserva a Agustín Allione, Jonathan Cristaldo, Lucas Barrios (naturalizado paraguayo) y Pablo Mouche; Atlético Paranaense a Fernando Barrientos -las lesiones le quitaron ritmo y busca desquite-; Ponte Preta extendió el contrato con Alejandro Martinuccio, mientras que Atlético Mineiro tiene en Lucas Pratto y Jesús Datolo a dos exponentes de jerarquía para jugar el campeonato y la Copa Libertadores. El conjunto Galo también sumó al ecuatoriano Juan Cazares, cuya desvinculación de Banfield generó controversias en el Sur.

Y la danza de jugadores argentinos que pueden llegar a Brasil sigue. Luciano Lollo, de Racing, y Alejandro Donatti, de Rosario Central, son opciones para reforzar la defensa de Flamengo. Además de Buffarini, San Pablo estaría interesado en Leandro González Pirez, Milton Caraglio y Néstor Ortigoza. Corinthians, por su parte, hizo una oferta insuficiente por Gustavo Bou. Otro de los nombres con el que se ilusionan los torcedores es Marco Ruben, aunque el delantero de Central espera novedades desde Ucrania para continuar en Rosario.

Brasil, de destino turístico a convertirse, junto con México, en el mercado que más seduce en el continente a los futbolistas argentinos.

El Patón Bauza, un cruzado entre los entrenadores

Entre tantos nombres argentinos se destaca uno en particular: Edgardo Bauza, el único entrenador criollo que presentará el campeonato Brasileirao. La misión del Patón es devolverle el brillo a San Pablo, un club que se obsesiona con ganar por cuarta vez la Copa Libertadores, un trofeo que los paulistas levantaron en 1992, 1993 y 2005. En el plantel, Bauza contará con un compatriota: el volante Ricardo Centurión, ex Racing.No será un desafío más el de Bauza. Las últimas experiencias de directores técnicos nacionales en Brasil resultaron tormentosas: Ricardo Gareca llegó a Palmeiras en junio de 2014, pero apenas duró tres meses. En 13 partidos cosechó cuatro victorias, un empate y ocho derrotas.El caso anterior, durante el actual milenio, lo protagonizó Daniel Passarella en Corinthians, que tras una estruendosa presentación se marchó con un estrepitoso fracaso sobre la espalda. El ciclo duró 62 días y un 1-5 frente a San Pablo significó la última función del Káiser.Contra esos fantasmas, lidiará Bauza en Brasil.

"No será fácil igualar lo que hicieron jugadores como Sorin, Montillo y Perfumo, pero quería probar. Cruzeiro es un club reconocido, protagonista en en Sudamérica" (Juan Sánchez Miño)

3 argentinos descendieron con Vasco da Gama y no seguirán: G. Herrera, Guiñazú y E. Biancucchi.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?