El Gobierno denunció que 678 recibió $30 millones de la Anses de manera irregular

Se trata de Publicidad No Tradicional; la productora PPT recibió la mitad, aunque el contrato indicaba que "no podía comercializar publicidad de organismos oficiales"; Lombardi remitió el expediente a la OA
Maia Jastreblansky
(0)
19 de enero de 2016  • 19:42

El contrato de 678 y el dinero que le costó al Estado se convirtió, para el actual Gobierno, en un escándalo. Hoy, el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos Hernán Lombardi denunció que en 2015 la Anses le giró $30 millones al programa que defendía al kirchnerismo y aseguró que la productora Pensado Para Televisión (PPT) recibió parte de ese dinero de manera irregular. El ministro elevó el informe a la Oficina Anticorrupción para que evalúe si hubo fraude al Estado.

De los $30 millones, la mitad se lo habría quedado la TV Pública y la otra parte, según los registros contables, fue transferida a la productora PPT, que pertenecía a Diego Gvirtz y que fue vendida al Grupo Indalo de Cristóbal López en abril pasado.

¿En concepto de qué pagó la Anses? Según figura en el contrato, fue por PNT, es decir, Publicidad No Tradicional, como son los avisos que se transmiten durante los minutos de programa y no durante los cortes.

"Llama la atención la fuerte presencia de la Anses que aportó fondos a Canal 7 por publicidades que redundaron directamente en engrosar los fondos transferidos a la productora PPT. Sólo entre enero y noviembre de 2015 Anses destinó $ 30.703.521 en conceptos de Publicidad No Tradicional para incluir en la franja horaria de 678. De esta suma, se transfirió a la productora 50%, es decir $ 15.351.760 en concepto de liquidación publicitaria", indica el informe de Lombardi al que accedió LA NACION.

Presunta triangulación

Para el Gobierno la maniobra sería irregular porque, argumentan, la cláusula 10.8 del contrato de 678 establecía que "en ningún caso la productora podrá comercializar espacios de publicidad de ningún tipo para organismos oficiales".

Señalan que además no queda claro qué tipo de PNT se realizaba para promocionar a la Anses. Por fuera de esos $30 millones, el organismo de los jubilados pagó $7.547.000 en tanda publicitaria.

"Creemos que recurrieron al PNT para poder hacer que ese dinero sea coparticipable entre el canal y la productora, dado que la pauta común quedaba solamente para el la TV Pública. Sin embargo, el contrato indica claramente que PPT no podía recibir publicidad estatal", señaló Lombardi en diálogo con este medio.

Para el ministro encargado de desanudar el "relato" hubo un mecanismo de triangulación. El organismo de los jubilados le pagaba la totalidad del dinero a la TV Pública y luego el canal le transfería la mitad a PPT. Así consta en el libro contable donde quedó registrada la transferencia a cuenta corriente.

"La Anses financió las prácticas agresivas del pensamiento único con los fondos destinados a la previsión social, con el agravante de ser en un programa de una productora privada en el prime time del canal público", se indica en la denuncia, que fue remitida a la Oficina Anticorrupción para que evalúe la posible existencia de delitos contra el Estado y conductas penales.

Según los datos recopilados por la nueva gestión, 678 le costó al Estado más de $147 millones de pesos desde su debut, en 2009. Sólo en 2015, se le pagó a la productora $37 millones. Ello sin contar los $15 millones extra que recibió de la Anses. En total, $52 millones.

"Si hay conceptos mal liquidados, intentaremos recuperar el dinero", aseguró Lombardi.

mjastreblansky@lanacion.com.ar

@maiajastre

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.